/ martes 10 de mayo de 2022

Economía para todos | PACIC

No hay plazo que no se cumpla, ni fecha que no se llegue y, con ello, se reveló el Paquete Contra la Inflación y la Carestía por parte del gobierno con cooperación con la iniciativa privada para tratar de mitigar el incesante encarecimiento de los productos.

Después de tantas semanas de especulación respecto al pacto que se llevaría a cabo entre el gobierno federal y el sector privado para tratar de detener los incrementos incesantes de los precios de algunos productos que han mermado el poder adquisitivo de la sociedad mexicana, por fin se dieron a conocer los detalles que contiene el llamado Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC).

De acuerdo al portal electrónico de la Presidencia de la República, el PACIC está conformado por distintas estrategias para tratar de frenar el incremento acelerado de ciertos productos. En la primera estrategia, de producción, se pretende estabilizar el precio de los energéticos como la gasolina, el diésel, el gas LP y la electricidad con un esfuerzo por parte del Gobierno Federal de 330 mil millones de pesos. Además, se pretende incrementar la producción de granos con el esfuerzo conjunto de los programas sociales “Sembrando Vida y “Producción para el Bienestar”, así como la eliminación de cuotas compensatorias del fertilizante de sulfato de amonio y la entrega de fertilizantes con el programa “Fertilizantes para el Bienestar” que fue ampliado de cinco a nueve estados de la República Mexicana.

Para la segunda estrategia, la de distribución, se implementarán medidas como el fortalecimiento de seguridad en carreteras con más de 12 mil elementos y 2 mil 300 vehículos; no se incrementarán peajes en las carreteras de CAPUFE y FONADIN durante el año 2022, así como las tarifas ferroviarias ni de contraprestación por interconexión para transporte de alimentos, fertilizantes e hidrocarburos; habrá una exención de la Carta Porte para productos básicos e insumos hasta el 1° de octubre de 2022 que, de ser necesario, se podría extender el periodo de exención, así como reducción en los costos y tiempo de despacho en las aduanas fronterizas, marítimas e interiores mediante la agilización de procedimientos y el funcionamiento de 24 horas y aumento de personal.

Dentro de la estrategia de comercio exterior, se eliminarán los aranceles a la importación para productos básicos e insumos por un periodo de seis meses. Dentro de los productos que se tienen contemplados para esta medida son: aceite de maíz, arroz palay, atún, carne de cerdo, carne de pollo, carne de res, cebolla, chile jalapeño, frijol, huevo, jabón de tocador, jitomate, leche, limón, manzana, naranja, pan de caja, papa, pasta para sopa, sardina y zanahoria; así como los insumos tales como harina de maíz, harina de trigo, maíz blanco, sordo y trigo.

Además, se contempla la constitución de una reserva estratégica de maíz con la compra de 800 mil a 1 millón de toneladas de maíz con recursos de la Secretaría de Agricultura a través de Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX). Además, continuará la implementación de precios de garantía que establece un precio mínimo de compra a pequeños productores en maíz, frijol, arroz y leche, así como el fortalecimiento del Programa DICONSA/LICONSA, la participación privada mediante coordinación con el gobierno.

En tanto, este lunes se reportó la inflación para el mes de abril por parte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), donde el nivel de precios se colocó en 7.68 por ciento anual, con un incremento respecto al mes previo de 0.54 por ciento. De tal forma, se espera que con estas acciones, el sector privado se siga sumando al diálogo y concertación con el sector público para tratar de reducir los incrementos de los productos básicos que han estado mermando el poder adquisitivo de los mexicanos y mexicanas.

Regeneración 19

No hay plazo que no se cumpla, ni fecha que no se llegue y, con ello, se reveló el Paquete Contra la Inflación y la Carestía por parte del gobierno con cooperación con la iniciativa privada para tratar de mitigar el incesante encarecimiento de los productos.

Después de tantas semanas de especulación respecto al pacto que se llevaría a cabo entre el gobierno federal y el sector privado para tratar de detener los incrementos incesantes de los precios de algunos productos que han mermado el poder adquisitivo de la sociedad mexicana, por fin se dieron a conocer los detalles que contiene el llamado Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC).

De acuerdo al portal electrónico de la Presidencia de la República, el PACIC está conformado por distintas estrategias para tratar de frenar el incremento acelerado de ciertos productos. En la primera estrategia, de producción, se pretende estabilizar el precio de los energéticos como la gasolina, el diésel, el gas LP y la electricidad con un esfuerzo por parte del Gobierno Federal de 330 mil millones de pesos. Además, se pretende incrementar la producción de granos con el esfuerzo conjunto de los programas sociales “Sembrando Vida y “Producción para el Bienestar”, así como la eliminación de cuotas compensatorias del fertilizante de sulfato de amonio y la entrega de fertilizantes con el programa “Fertilizantes para el Bienestar” que fue ampliado de cinco a nueve estados de la República Mexicana.

Para la segunda estrategia, la de distribución, se implementarán medidas como el fortalecimiento de seguridad en carreteras con más de 12 mil elementos y 2 mil 300 vehículos; no se incrementarán peajes en las carreteras de CAPUFE y FONADIN durante el año 2022, así como las tarifas ferroviarias ni de contraprestación por interconexión para transporte de alimentos, fertilizantes e hidrocarburos; habrá una exención de la Carta Porte para productos básicos e insumos hasta el 1° de octubre de 2022 que, de ser necesario, se podría extender el periodo de exención, así como reducción en los costos y tiempo de despacho en las aduanas fronterizas, marítimas e interiores mediante la agilización de procedimientos y el funcionamiento de 24 horas y aumento de personal.

Dentro de la estrategia de comercio exterior, se eliminarán los aranceles a la importación para productos básicos e insumos por un periodo de seis meses. Dentro de los productos que se tienen contemplados para esta medida son: aceite de maíz, arroz palay, atún, carne de cerdo, carne de pollo, carne de res, cebolla, chile jalapeño, frijol, huevo, jabón de tocador, jitomate, leche, limón, manzana, naranja, pan de caja, papa, pasta para sopa, sardina y zanahoria; así como los insumos tales como harina de maíz, harina de trigo, maíz blanco, sordo y trigo.

Además, se contempla la constitución de una reserva estratégica de maíz con la compra de 800 mil a 1 millón de toneladas de maíz con recursos de la Secretaría de Agricultura a través de Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX). Además, continuará la implementación de precios de garantía que establece un precio mínimo de compra a pequeños productores en maíz, frijol, arroz y leche, así como el fortalecimiento del Programa DICONSA/LICONSA, la participación privada mediante coordinación con el gobierno.

En tanto, este lunes se reportó la inflación para el mes de abril por parte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), donde el nivel de precios se colocó en 7.68 por ciento anual, con un incremento respecto al mes previo de 0.54 por ciento. De tal forma, se espera que con estas acciones, el sector privado se siga sumando al diálogo y concertación con el sector público para tratar de reducir los incrementos de los productos básicos que han estado mermando el poder adquisitivo de los mexicanos y mexicanas.

Regeneración 19