/ viernes 26 de febrero de 2021

El Espectador | La mamá de las gemelas del "Chapo"

Dámaso López Núñez fue llamado como testigo nuevamente el 23 de enero del 2019. El juicio del "Chapo" se acercaba a su recta final. Uno de sus hombres más cercanos estaba a punto de hablar. Amanda Liskamm, por parte del Gobierno de Estados Unidos, comenzó a interrogarlo. Este es un fragmento que se enfoca en Emma Coronel, la madre de las gemelas del narcotraficante:

—Bien. Dirigiendo su atención a febrero de 2016, ¿tuvo alguna reunión con Emma?

—Sí, mi comadre me buscó.

—¿Y qué pasó en esa reunión?

—Mi comadre me dijo que mi compadre me enviaba saludos y que enviaba un mensaje para decir que iba a hacer un gran esfuerzo para escapar de nuevo y también para preguntar si podía ayudarlo.

—¿Y qué dijo?

—Dije que sí, que lo ayudaría.

—Bien. ¿Fue esa la única reunión que tuvo con Emma durante esta ocasión?

—No, nos encontramos de nuevo después de eso.

—¿Aproximadamente cuándo?

—Aproximadamente un mes o incluso menos de un mes después. Lo que pasó fue que en esa reunión le dije a mi comadre que podía ayudar a mi compadre, pero que no tenía dinero. Entonces mi comadre me buscó de nuevo y me dijo que mi compadre quería que comenzara a buscar un terreno cerca de la cárcel y que él había enviado algo de dinero y creo costaba 100 mil dólares y luego me iban a dar más dependiendo del precio del terreno. Y ese dinero fue entregado en Culiacán.

—¿Recibió el dinero?

—Uno de mis trabajadores.

—¿Habló con Javi para determinar en qué prisión el acusado se encontraba en ese momento?

—En ese momento, mi compadre estaba en Altiplano, pero, ya sabe, lo único fue que alrededor de un mes o dos meses después, él fue cambiado a la cárcel en Ciudad Juárez.

—¿Y se encontró con Emma otra vez?

—Sí.

—¿Y de qué hablaron?

—Mi comadre me dijo que estaban tratando de descubrir alguna forma para que mi compadre regresara a la cárcel del Altiplano, que el director de la entidad centralizada de prevención y rehabilitación social, que es como el jefe de todas las diferentes prisiones en México, estaba ayudando y que le habían dado algo de dinero y sólo esperaban que enviaran a mi compadre de vuelta.

—¿Cuánto dinero se pagó al director de las cárceles?

—Recuerdo que me dijeron que fueron dos millones de dólares.

—¿Pudo ayudar al acusado a escapar?

—No. Mi compadre no fue llevado de regreso a la cárcel del Altiplano.

Dámaso López Núñez fue llamado como testigo nuevamente el 23 de enero del 2019. El juicio del "Chapo" se acercaba a su recta final. Uno de sus hombres más cercanos estaba a punto de hablar. Amanda Liskamm, por parte del Gobierno de Estados Unidos, comenzó a interrogarlo. Este es un fragmento que se enfoca en Emma Coronel, la madre de las gemelas del narcotraficante:

—Bien. Dirigiendo su atención a febrero de 2016, ¿tuvo alguna reunión con Emma?

—Sí, mi comadre me buscó.

—¿Y qué pasó en esa reunión?

—Mi comadre me dijo que mi compadre me enviaba saludos y que enviaba un mensaje para decir que iba a hacer un gran esfuerzo para escapar de nuevo y también para preguntar si podía ayudarlo.

—¿Y qué dijo?

—Dije que sí, que lo ayudaría.

—Bien. ¿Fue esa la única reunión que tuvo con Emma durante esta ocasión?

—No, nos encontramos de nuevo después de eso.

—¿Aproximadamente cuándo?

—Aproximadamente un mes o incluso menos de un mes después. Lo que pasó fue que en esa reunión le dije a mi comadre que podía ayudar a mi compadre, pero que no tenía dinero. Entonces mi comadre me buscó de nuevo y me dijo que mi compadre quería que comenzara a buscar un terreno cerca de la cárcel y que él había enviado algo de dinero y creo costaba 100 mil dólares y luego me iban a dar más dependiendo del precio del terreno. Y ese dinero fue entregado en Culiacán.

—¿Recibió el dinero?

—Uno de mis trabajadores.

—¿Habló con Javi para determinar en qué prisión el acusado se encontraba en ese momento?

—En ese momento, mi compadre estaba en Altiplano, pero, ya sabe, lo único fue que alrededor de un mes o dos meses después, él fue cambiado a la cárcel en Ciudad Juárez.

—¿Y se encontró con Emma otra vez?

—Sí.

—¿Y de qué hablaron?

—Mi comadre me dijo que estaban tratando de descubrir alguna forma para que mi compadre regresara a la cárcel del Altiplano, que el director de la entidad centralizada de prevención y rehabilitación social, que es como el jefe de todas las diferentes prisiones en México, estaba ayudando y que le habían dado algo de dinero y sólo esperaban que enviaran a mi compadre de vuelta.

—¿Cuánto dinero se pagó al director de las cárceles?

—Recuerdo que me dijeron que fueron dos millones de dólares.

—¿Pudo ayudar al acusado a escapar?

—No. Mi compadre no fue llevado de regreso a la cárcel del Altiplano.