/ viernes 23 de julio de 2021

El Espectador | Una figura del viejo, viejo PRI

Roberto Madrazo Pintado no aspira hoy a ningún cargo, no aspira a la dirigencia del PRI tampoco, ni ser miembro de esa cúpula, no le interesa en absoluto ser parte de la política en este momento, pero sigue reflexionando sobre lo que está pasando en el país.

De Latinus, dice que él no tiene nada que ver con ellos, más allá del lazo familiar.

“Es una plataforma exitosa en donde participan efectivamente Alexis Nickin, que es mi yerno, y Federico Madrazo, que es mi hijo, ellos con otro grupo de jóvenes empresarios le dieron impulso a esta plataforma y ahí van ellos caminando. De manera directa yo no tengo absolutamente ninguna participación en la plataforma de Latinus”.

Suelta una risa cuando le preguntamos si no le da miedo que le echen encima a la Unidad de Inteligencia Financiera de Santiago Nieto, o a la Fiscalía General de la República, de Alejandro Gertz. “Sí, pudieran hacerlo, como hemos visto que es el sello de la casa”.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, está haciendo tres cosas que le parecen sumamente delicadas a Roberto Madrazo Pintado, quien fue Gobernador de Tabasco y candidato presidencial del PRI en 2006.

“Una es la destrucción de la democracia institucional, él no simpatiza con las instituciones autónomas que no puede controlar. Por eso hay ataques permanentes al Instituto Nacional Electoral, al Tribunal Electoral, al INAI, a la Comisión Reguladora de Energía y a otros muchos. Otro, como el caso de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, ya la colonizó, ya tiene una gente totalmente de él, que depende y hace lo que él sugiere, indica. Y la otra parte que a mí me preocupa es este eterno regreso que el Presidente está haciendo al pasado en estos casi tres años de su gobierno.

“El Presidente tiene una obsesión, que me parece sumamente delicada, de regresar al pasado. En ese intento, que todos los días hace por regresar a los años 70 con Echeverría, principios de los 80, finales de esta época con López Portillo, hace una síntesis de lo que él quisiera ser: El poder absoluto, de un solo hombre, que dirige la República como lo hacía Luis Echeverría, y el dispendio de recursos sin ningún objetivo claro, particular, para el desarrollo nacional, como lo hacía López Portillo.

“La tercera parte que a mí me preocupa mucho de lo que hemos visto en estos primeros años de Gobierno, es que con todas estas críticas que su gobierno ha decidido impulsar, está sacando a México del mundo, le está restando futuro. Señalo un ejemplo, este regreso a las energías sucias, a los combustóleos, al carbón, a lo que ya habíamos superado. A violentar el acuerdo de París, todas estas cosas que el Presidente hace como aprobar leyes que son inconstitucionales cuando el reforma la Ley de la Industria Eléctrica, que genera confrontaciones, que cancela derechos adquiridos de las empresas nacionales e internacionales, o que enfrenta la inversión de Constellation Brands allá en Baja California, con una consulta patito como lo hizo con el aeropuerto de la Ciudad de México, nos están indicando claramente que el Presidente está sacando a México del futuro”.

Le comentamos que parece que el Presidente está reviviendo al viejo PRI.

“Sin duda”, responde Madrazo. “Ese es el esquema que tiene y por eso el tapado. Es una figura que hace muchísimos años se dejó de utilizar, yo diría que finales por ahí del gobierno de Salinas, cuando Salinas impulsa a Colosio, que lamentablemente lo asesinan, y a partir de entonces sale esta figura que estaba desgastadísima. Y era una figura del viejo PRI, pero del viejo, viejo PRI”.

Roberto Madrazo Pintado no aspira hoy a ningún cargo, no aspira a la dirigencia del PRI tampoco, ni ser miembro de esa cúpula, no le interesa en absoluto ser parte de la política en este momento, pero sigue reflexionando sobre lo que está pasando en el país.

De Latinus, dice que él no tiene nada que ver con ellos, más allá del lazo familiar.

“Es una plataforma exitosa en donde participan efectivamente Alexis Nickin, que es mi yerno, y Federico Madrazo, que es mi hijo, ellos con otro grupo de jóvenes empresarios le dieron impulso a esta plataforma y ahí van ellos caminando. De manera directa yo no tengo absolutamente ninguna participación en la plataforma de Latinus”.

Suelta una risa cuando le preguntamos si no le da miedo que le echen encima a la Unidad de Inteligencia Financiera de Santiago Nieto, o a la Fiscalía General de la República, de Alejandro Gertz. “Sí, pudieran hacerlo, como hemos visto que es el sello de la casa”.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, está haciendo tres cosas que le parecen sumamente delicadas a Roberto Madrazo Pintado, quien fue Gobernador de Tabasco y candidato presidencial del PRI en 2006.

“Una es la destrucción de la democracia institucional, él no simpatiza con las instituciones autónomas que no puede controlar. Por eso hay ataques permanentes al Instituto Nacional Electoral, al Tribunal Electoral, al INAI, a la Comisión Reguladora de Energía y a otros muchos. Otro, como el caso de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, ya la colonizó, ya tiene una gente totalmente de él, que depende y hace lo que él sugiere, indica. Y la otra parte que a mí me preocupa es este eterno regreso que el Presidente está haciendo al pasado en estos casi tres años de su gobierno.

“El Presidente tiene una obsesión, que me parece sumamente delicada, de regresar al pasado. En ese intento, que todos los días hace por regresar a los años 70 con Echeverría, principios de los 80, finales de esta época con López Portillo, hace una síntesis de lo que él quisiera ser: El poder absoluto, de un solo hombre, que dirige la República como lo hacía Luis Echeverría, y el dispendio de recursos sin ningún objetivo claro, particular, para el desarrollo nacional, como lo hacía López Portillo.

“La tercera parte que a mí me preocupa mucho de lo que hemos visto en estos primeros años de Gobierno, es que con todas estas críticas que su gobierno ha decidido impulsar, está sacando a México del mundo, le está restando futuro. Señalo un ejemplo, este regreso a las energías sucias, a los combustóleos, al carbón, a lo que ya habíamos superado. A violentar el acuerdo de París, todas estas cosas que el Presidente hace como aprobar leyes que son inconstitucionales cuando el reforma la Ley de la Industria Eléctrica, que genera confrontaciones, que cancela derechos adquiridos de las empresas nacionales e internacionales, o que enfrenta la inversión de Constellation Brands allá en Baja California, con una consulta patito como lo hizo con el aeropuerto de la Ciudad de México, nos están indicando claramente que el Presidente está sacando a México del futuro”.

Le comentamos que parece que el Presidente está reviviendo al viejo PRI.

“Sin duda”, responde Madrazo. “Ese es el esquema que tiene y por eso el tapado. Es una figura que hace muchísimos años se dejó de utilizar, yo diría que finales por ahí del gobierno de Salinas, cuando Salinas impulsa a Colosio, que lamentablemente lo asesinan, y a partir de entonces sale esta figura que estaba desgastadísima. Y era una figura del viejo PRI, pero del viejo, viejo PRI”.