/ martes 28 de julio de 2020

Emprende y Aprende | Hablemos de estrategia

(Primera Parte)

Si hay un objetivo estratégico que todas las empresas del mundo tienen en común sin duda es el crecimiento.

Sin embargo, la realidad es que la mayoría de ellas no tiene muy claro cómo podría lograrlo.

Por ello, el día de hoy te daré a conocer cuáles son las diferentes alternativas de crecimiento que existen y cuáles de ellas han aplicado empresas como McDonalds, BMW, Apple y Nike para lograr expandirse a nivel global.

Comencemos por analizar la matriz de Ansoff, esta, es una herramienta que sirve para entender la estrategia de crecimiento de una compañía.

La clave es, que es aplicable a cualquier tipo de empresa (desde una startup hasta una gran corporación) y da respuesta a la pregunta “¿Para dónde crecer?”.

Hay empresas que buscan crecer dentro de su mercado actual y otras que quieren dirigirse a nuevos mercados. Por otro lado, algunas quieren ofrecer los productos que ya tienen y otras por el contrario incorporar productos nuevos.

Es una herramienta práctica y muy fácil de entender, ya que te permite clasificar cualquier tipo de acción de crecimiento dentro de su matriz.

Según Ansoff las empresas pueden crecer en dos dimensiones:

Segmentos de clientes/ mercados: actuales vs nuevos.

Productos: actuales vs nuevos.

Vamos a ir analizando una a una cada estrategia de este modelo:

Penetración en el mercado: esta estrategia de crecimiento se basa en crecer con tus productos actuales dentro de tu mercado dirigiéndote a tu segmento de clientes actual. Es la estrategia más lógica y con menor riesgo. Algunos ejemplos serían la apertura de una nueva tienda, la inversión en publicidad, en la fuerza de ventas, en el desarrollo del canal de distribución, etc.

El problema de esta estrategia es que no siempre es posible seguir creciendo en el mercado actual, ya que todo producto tiene un ciclo de vida. Cuando un producto llega a la fase de madurez, a menos que tengas una ventaja competitiva enorme, es muy complicado que puedas mantener este crecimiento.

Por lo tanto, cuando llegas a este punto se pueden buscar otras alternativas.

Desarrollo de productos: Esta estrategia de crecimiento se basa en desarrollar nuevos productos y vendérselos a tu segmento de clientes actual, como claros ejemplos tenemos a BMW, que está desarrollando una gama de coches eléctricos con una nueva tecnología y vendiéndolo a su mercado de clientes actual. Por otro lado, IKEA ofrece una serie de servicios adicionales como el delivery o el alquiler de una caravana que aportan un valor añadido a sus clientes.

Desarrollo de mercados: esta estrategia de crecimiento se basa en crecer con tus productos actuales dirigiéndote a nuevos mercados. Esta estrategia puede darse con una expansión internacional (entrando en nuevos países), buscando nuevos segmentos de clientes por nuevos canales de distribución, por ejemplo, crear un e-commerce para vender online o por la política de precios, como una tienda de ropa que empieza a vender en un outlet. Diversificación: la estrategia, consiste en crecer desarrollando nuevos productos y vendiéndolos en nuevos mercados. Esta estrategia es la que mayor riesgo conlleva.

De hecho, existen dos tipos de estrategias de diversificación:

Diversificación relacionada: cuando existen ciertos puntos de contacto (tecnología, conocimientos, canales de distribución, marca, etc.) entre el negocio tradicional y el nuevo.

Diversificación no relacionada: cuando no existe ningún punto de contacto entre el negocio de partida y el nuevo. Es decir, entras en un negocio totalmente distinto y no te puedes beneficiar de sinergias. A las compañías que siguen esta estrategia de diversificación se les conoce como conglomerados.

Ya que hemos revisado las estrategias de crecimiento en los negocios, la próxima semana estaremos analizando cómo es que diversas empresas han tomado acción en relación a estas magníficas herramientas.

No pierdas el tiempo y aplica todo tu esfuerzo y herramientas a la mano para salir avante y recuerda que en estos tiempos de incertidumbre estamos contigo.

Contáctame a través de mi correo electrónico y redes sociales para que juntos hagamos más grande la comunidad de emprendedores que aprenden.

(Primera Parte)

Si hay un objetivo estratégico que todas las empresas del mundo tienen en común sin duda es el crecimiento.

Sin embargo, la realidad es que la mayoría de ellas no tiene muy claro cómo podría lograrlo.

Por ello, el día de hoy te daré a conocer cuáles son las diferentes alternativas de crecimiento que existen y cuáles de ellas han aplicado empresas como McDonalds, BMW, Apple y Nike para lograr expandirse a nivel global.

Comencemos por analizar la matriz de Ansoff, esta, es una herramienta que sirve para entender la estrategia de crecimiento de una compañía.

La clave es, que es aplicable a cualquier tipo de empresa (desde una startup hasta una gran corporación) y da respuesta a la pregunta “¿Para dónde crecer?”.

Hay empresas que buscan crecer dentro de su mercado actual y otras que quieren dirigirse a nuevos mercados. Por otro lado, algunas quieren ofrecer los productos que ya tienen y otras por el contrario incorporar productos nuevos.

Es una herramienta práctica y muy fácil de entender, ya que te permite clasificar cualquier tipo de acción de crecimiento dentro de su matriz.

Según Ansoff las empresas pueden crecer en dos dimensiones:

Segmentos de clientes/ mercados: actuales vs nuevos.

Productos: actuales vs nuevos.

Vamos a ir analizando una a una cada estrategia de este modelo:

Penetración en el mercado: esta estrategia de crecimiento se basa en crecer con tus productos actuales dentro de tu mercado dirigiéndote a tu segmento de clientes actual. Es la estrategia más lógica y con menor riesgo. Algunos ejemplos serían la apertura de una nueva tienda, la inversión en publicidad, en la fuerza de ventas, en el desarrollo del canal de distribución, etc.

El problema de esta estrategia es que no siempre es posible seguir creciendo en el mercado actual, ya que todo producto tiene un ciclo de vida. Cuando un producto llega a la fase de madurez, a menos que tengas una ventaja competitiva enorme, es muy complicado que puedas mantener este crecimiento.

Por lo tanto, cuando llegas a este punto se pueden buscar otras alternativas.

Desarrollo de productos: Esta estrategia de crecimiento se basa en desarrollar nuevos productos y vendérselos a tu segmento de clientes actual, como claros ejemplos tenemos a BMW, que está desarrollando una gama de coches eléctricos con una nueva tecnología y vendiéndolo a su mercado de clientes actual. Por otro lado, IKEA ofrece una serie de servicios adicionales como el delivery o el alquiler de una caravana que aportan un valor añadido a sus clientes.

Desarrollo de mercados: esta estrategia de crecimiento se basa en crecer con tus productos actuales dirigiéndote a nuevos mercados. Esta estrategia puede darse con una expansión internacional (entrando en nuevos países), buscando nuevos segmentos de clientes por nuevos canales de distribución, por ejemplo, crear un e-commerce para vender online o por la política de precios, como una tienda de ropa que empieza a vender en un outlet. Diversificación: la estrategia, consiste en crecer desarrollando nuevos productos y vendiéndolos en nuevos mercados. Esta estrategia es la que mayor riesgo conlleva.

De hecho, existen dos tipos de estrategias de diversificación:

Diversificación relacionada: cuando existen ciertos puntos de contacto (tecnología, conocimientos, canales de distribución, marca, etc.) entre el negocio tradicional y el nuevo.

Diversificación no relacionada: cuando no existe ningún punto de contacto entre el negocio de partida y el nuevo. Es decir, entras en un negocio totalmente distinto y no te puedes beneficiar de sinergias. A las compañías que siguen esta estrategia de diversificación se les conoce como conglomerados.

Ya que hemos revisado las estrategias de crecimiento en los negocios, la próxima semana estaremos analizando cómo es que diversas empresas han tomado acción en relación a estas magníficas herramientas.

No pierdas el tiempo y aplica todo tu esfuerzo y herramientas a la mano para salir avante y recuerda que en estos tiempos de incertidumbre estamos contigo.

Contáctame a través de mi correo electrónico y redes sociales para que juntos hagamos más grande la comunidad de emprendedores que aprenden.