/ sábado 7 de noviembre de 2020

Hablemos de Tecnología | En Tiempo Real

Han pasado poco más de 84 años desde aquel 2 de noviembre de 1936, cuando la BBC de Londres inició la primera transmisión de televisión pública regular en el mundo. Desde ese momento, sin saberlo, vivimos en un mundo “supervisado” rodeado de cámaras, que en los últimos 10 años se ha vuelto un mundo transmitido en tiempo real, con ojos en cada celular y en cada esquina, la pregunta no debe ser si nos graban, sino ¿quién?.

Ya en el año de 1926, el ingeniero y físico escocés John Logie Baird consiguió, realizar la primera retransmisión de televisión, convirtiéndose así en “padre” de la llamada “pantalla chica”. Aunque muy rudimentaria aún, para el gran logro que se daría en México cuando, el 19 de agosto de 1946, uno de los mejores ingenieros mexicanos de la historia, Guillermo González Camarena, lograría transmitir las primeras imágenes en blanco y negro en el país, posteriormente lo lograría hacer a color, y resto amigo lector, es historia.

Con más de 80 millones de teléfonos inteligentes en el país, podemos decir que en México ya casi cualquier persona tiene acceso a transmitir o al menos poder grabar video y fotografías de su entorno, esto podría leerse muy utópico, pero es real. Más allá del gran avance que esto representa para temas como seguridad, libertad de expresión, educación, cultura, deporte, arte y obviamente recuerdos familiares, hoy, lo hemos convertido en un arma que también promueve, exhibicionismo, intimidación, inseguridad, voyerismo, invasión a la privacidad, espionaje y hasta secuestro.

Hace apenas pocos días, leía con más morbo que con asombro, como se habría abierto una investigación por la grabación de videos con contenido para adultos por parte de un grupo de “actores” que usaron como locación varios parajes del Cañón Del Sumidero, condenados por muchos miembros de la sociedad Chiapaneca, y por otra parte hubo incluso hoteleros que celebraron la acción argumentando que podría atraer más turismo a la zona, la polémica sigue viva.

Hoy es posible grabar en una resolución de hasta 4k en muchas terminales, aunque lo usual sigue siendo FullHD en 1080 a 30 ó 60 frames por segundo (películas de alta resolución), en formatos “más pequeños” un teléfono podría almacenar hasta 22 horas de video, claro mientras se lo permita su batería.

En cuanto a “Zoom”, tenemos terminales que llevan ese concepto a otro nivel, tales como los nuevos modelos de Samsung®, Xioami® y Huawei® de los cuales amigo lector, le invito a seguir los “reviews” de los mismos por Youtube®, particularmente del Samsung Galaxy S20 Ultra 5G que tiene un escalofriante zoom de 100 aumentos ópticos reales y hasta un poco más por Software, aunque el P40 Pro de Huawei poco le envidia.

Y luego de todo este escaparate de tecnologías, vale hacernos la pregunta ¿Y si solo me aíslo, estoy seguro? Por difícil que pudiera imaginarse, día con día se desarrollan nuevas tecnologías capaces de “ver” detrás de un objeto, sobre todo si se trata de un polímero, también se desarrollan nuevos sensores capaces de grabar lo que se encuentra detrás de telas o madera. Vamos a ver que nos traen las novedades de estas navidades y del 2021 en la era poscovid – esta parte la escribo con mucho optimismo -.

De nueva cuenta pongo alerta sobre la juventud, y es porque la transmisión en vivo a llegado en forma de “Streaming” a contaminar a muchos de los más inexpertos. Hoy tenemos a jóvenes y jovencitas “influencers” que realizan transmisiones LIVE mientras disfrutan de un video juego y hablan sobre trucos y experiencias en el mismo, hasta ahí todo bien, si no lo hicieran semidesnudos, algunas veces visiblemente drogados o alcoholizados y no pidieran transferencias de dinero a sus seguidores por cosas como mandarles un saludo, dejarlos entrar a jugar con ellos o simplemente enviarles un mini video personalizado.

Donde exista algo que la gente quiera -en este caso estima- habrá siempre un potencial de negocio, y donde algo pueda ser visualizado por una cámara y guardado o transmitido, lo será. Ésta, con todo y pandemia, será la década más actualizada de la historia, océanos de bits en forma de fotos, videos, streamings y más, documentarán como un virus fue el mejor pretexto para moldear un mundo que ya se encontraba en agonía, en el exabrupto del miedo, de las crisis y del olvido.

Existen más de 8,000 apps para grabar y/o transmitir en vivo tan solo para Android®, donde se encuentre tenga cuidado, una cámara lo podría estar grabando, incluso a más de 5 kilómetros de distancia. Sonría.

Quédate en Casa.

Facebook:

www.facebook.com/soylalodelatorre

Twitter:

@lalodelatorreg

Email:

tecnologia@lalodelatorre.com

--

“El Hombre es la única criatura que rechaza ser lo que es”.

Albert Camus

Han pasado poco más de 84 años desde aquel 2 de noviembre de 1936, cuando la BBC de Londres inició la primera transmisión de televisión pública regular en el mundo. Desde ese momento, sin saberlo, vivimos en un mundo “supervisado” rodeado de cámaras, que en los últimos 10 años se ha vuelto un mundo transmitido en tiempo real, con ojos en cada celular y en cada esquina, la pregunta no debe ser si nos graban, sino ¿quién?.

Ya en el año de 1926, el ingeniero y físico escocés John Logie Baird consiguió, realizar la primera retransmisión de televisión, convirtiéndose así en “padre” de la llamada “pantalla chica”. Aunque muy rudimentaria aún, para el gran logro que se daría en México cuando, el 19 de agosto de 1946, uno de los mejores ingenieros mexicanos de la historia, Guillermo González Camarena, lograría transmitir las primeras imágenes en blanco y negro en el país, posteriormente lo lograría hacer a color, y resto amigo lector, es historia.

Con más de 80 millones de teléfonos inteligentes en el país, podemos decir que en México ya casi cualquier persona tiene acceso a transmitir o al menos poder grabar video y fotografías de su entorno, esto podría leerse muy utópico, pero es real. Más allá del gran avance que esto representa para temas como seguridad, libertad de expresión, educación, cultura, deporte, arte y obviamente recuerdos familiares, hoy, lo hemos convertido en un arma que también promueve, exhibicionismo, intimidación, inseguridad, voyerismo, invasión a la privacidad, espionaje y hasta secuestro.

Hace apenas pocos días, leía con más morbo que con asombro, como se habría abierto una investigación por la grabación de videos con contenido para adultos por parte de un grupo de “actores” que usaron como locación varios parajes del Cañón Del Sumidero, condenados por muchos miembros de la sociedad Chiapaneca, y por otra parte hubo incluso hoteleros que celebraron la acción argumentando que podría atraer más turismo a la zona, la polémica sigue viva.

Hoy es posible grabar en una resolución de hasta 4k en muchas terminales, aunque lo usual sigue siendo FullHD en 1080 a 30 ó 60 frames por segundo (películas de alta resolución), en formatos “más pequeños” un teléfono podría almacenar hasta 22 horas de video, claro mientras se lo permita su batería.

En cuanto a “Zoom”, tenemos terminales que llevan ese concepto a otro nivel, tales como los nuevos modelos de Samsung®, Xioami® y Huawei® de los cuales amigo lector, le invito a seguir los “reviews” de los mismos por Youtube®, particularmente del Samsung Galaxy S20 Ultra 5G que tiene un escalofriante zoom de 100 aumentos ópticos reales y hasta un poco más por Software, aunque el P40 Pro de Huawei poco le envidia.

Y luego de todo este escaparate de tecnologías, vale hacernos la pregunta ¿Y si solo me aíslo, estoy seguro? Por difícil que pudiera imaginarse, día con día se desarrollan nuevas tecnologías capaces de “ver” detrás de un objeto, sobre todo si se trata de un polímero, también se desarrollan nuevos sensores capaces de grabar lo que se encuentra detrás de telas o madera. Vamos a ver que nos traen las novedades de estas navidades y del 2021 en la era poscovid – esta parte la escribo con mucho optimismo -.

De nueva cuenta pongo alerta sobre la juventud, y es porque la transmisión en vivo a llegado en forma de “Streaming” a contaminar a muchos de los más inexpertos. Hoy tenemos a jóvenes y jovencitas “influencers” que realizan transmisiones LIVE mientras disfrutan de un video juego y hablan sobre trucos y experiencias en el mismo, hasta ahí todo bien, si no lo hicieran semidesnudos, algunas veces visiblemente drogados o alcoholizados y no pidieran transferencias de dinero a sus seguidores por cosas como mandarles un saludo, dejarlos entrar a jugar con ellos o simplemente enviarles un mini video personalizado.

Donde exista algo que la gente quiera -en este caso estima- habrá siempre un potencial de negocio, y donde algo pueda ser visualizado por una cámara y guardado o transmitido, lo será. Ésta, con todo y pandemia, será la década más actualizada de la historia, océanos de bits en forma de fotos, videos, streamings y más, documentarán como un virus fue el mejor pretexto para moldear un mundo que ya se encontraba en agonía, en el exabrupto del miedo, de las crisis y del olvido.

Existen más de 8,000 apps para grabar y/o transmitir en vivo tan solo para Android®, donde se encuentre tenga cuidado, una cámara lo podría estar grabando, incluso a más de 5 kilómetros de distancia. Sonría.

Quédate en Casa.

Facebook:

www.facebook.com/soylalodelatorre

Twitter:

@lalodelatorreg

Email:

tecnologia@lalodelatorre.com

--

“El Hombre es la única criatura que rechaza ser lo que es”.

Albert Camus