/ sábado 9 de mayo de 2020

Hablemos Legal | Consecuencias de un SARS Covid-19

El síndrome agudo respiratorio severo SARS-CoV2, ha desatado mundialmente un sinnúmero de consecuencias en todos los aspectos de la vida humana.

Numerosos son los coronavirus conocidos desde los años 1930, pero únicamente 7 de ellos afectan causando enfermedades a los humanos, de esos, 4 causan síntomas de resfriado común y en raras ocasiones producen graves infecciones en las vías respiratorias de las personas mayores o con ciertas características de salud. El causante de la actual pandemia mortal SARS-CoV2 es un nuevo coronavirus diseminado por todo el mundo cuyas consecuencias van más allá de la muerte de la persona que le afecte gravemente.

Sin lugar a dudas en un mundo globalizado e interconectado por la tecnología del internet, nos da la pauta de poder estar enterados de la gran cantidad de información que emana de todos los lugares del planeta; así, nos une para llevar a cabo las relaciones humanas, empresariales, sociales, legales, etc. Percatados de los avances en los diversos rubros de las actividades que rigen a la humanidad, podemos determinar las afectaciones que conllevan una situación de grandes alcances como lo es el Covid-19. Afectando a nuestros centros de trabajo, modificando las disposiciones legales que dan Derechos y Obligaciones, reacomodando la comunicación social y personal de la familia, amigos y conocidos. Todo lo anterior dentro de un marco de normas jurídicas.

Como lo hemos dado a conocer, toda sociedad se encuentra bajo diversas regulaciones morales, religiosas y legales, en estas últimas se encuentran las bases de todo el actuar de la Administración Pública que representa y lleva a cabo o debería llevar el fin máximo de su objeto que es el bienestar común o social a los niveles requeridos; identificados los órganos de la administración como aquellos representantes e integrantes que deben acatar sus funciones a lo previamente se estableció en una norma de derecho, es que en una sociedad cuyo acatamiento y ordenamiento jurídico este bien adaptado, con los recursos y visión necesarios de lo que requiere su población, es donde se verificarán las consecuencias positivas de situaciones atípicas como la que actualmente vivimos en este año 2020.

Desgraciadamente, esta situación nos ha repercutido en muchos aspectos diarios de la vida, iniciamos con el aislamiento social que desencadenó el tema laboral y económico de patrones y trabajadores; que a su vez se unió a la violencia en los núcleos familiares que ya traían arrastrando actos violentos; siguiendo con las múltiples acciones que motivadas por una prevención derivaron en violaciones constitucionales, actos mal aplicados en fondo y forma pero con motivo de un interés mayor social; la educación fue otro asunto que permitió darnos cuenta del atraso en el que vivimos y la precaria situación de miles de familias en el ámbito tecnológico educativo, eligen comer o tener internet.

La salud y la política, dos cuestiones que también se entrelazan con el derecho, la primera de ellas, nos ha mostrado una sociedad con dos caras, la agresión por una y el apoyo incondicional por la otra, abriendo los ojos a que debemos contar con un mejor espectro de lo que se visualiza como salud en el derecho fundamental que la Carta Magna otorga, hay un deficiente muy grande en la Salud Mexicana; y en segundo término, la política que desafortunadamente no ha cambiado, sólo es utilizada como plataforma de ataque o de posicionamiento para lograr desacreditar o ir preparando un camino para lo que sabemos va a llegar, un 2021 y 2022, como ciudadanos estamos muy desinformados de temas que debemos darles relevancia, cambios que se hacen a las leyes y se enfocan a un cierto camino que esperemos revolucione para bien a nuestro país, pero que muy posiblemente no sea de esa manera.

Una situación como la vivida nos abre las puertas para evolucionar como seres humanos que vivimos en una sociedad, sino aprendemos de ello no habremos comprendido lo que la naturaleza nos ha querido decir y lo que legalmente debemos tener.

Esta situación nos ha repercutido en muchos aspectos diarios de la vida, iniciamos con el aislamiento social que desencadenó el tema laboral y económico de patrones y trabajadores.

El síndrome agudo respiratorio severo SARS-CoV2, ha desatado mundialmente un sinnúmero de consecuencias en todos los aspectos de la vida humana.

Numerosos son los coronavirus conocidos desde los años 1930, pero únicamente 7 de ellos afectan causando enfermedades a los humanos, de esos, 4 causan síntomas de resfriado común y en raras ocasiones producen graves infecciones en las vías respiratorias de las personas mayores o con ciertas características de salud. El causante de la actual pandemia mortal SARS-CoV2 es un nuevo coronavirus diseminado por todo el mundo cuyas consecuencias van más allá de la muerte de la persona que le afecte gravemente.

Sin lugar a dudas en un mundo globalizado e interconectado por la tecnología del internet, nos da la pauta de poder estar enterados de la gran cantidad de información que emana de todos los lugares del planeta; así, nos une para llevar a cabo las relaciones humanas, empresariales, sociales, legales, etc. Percatados de los avances en los diversos rubros de las actividades que rigen a la humanidad, podemos determinar las afectaciones que conllevan una situación de grandes alcances como lo es el Covid-19. Afectando a nuestros centros de trabajo, modificando las disposiciones legales que dan Derechos y Obligaciones, reacomodando la comunicación social y personal de la familia, amigos y conocidos. Todo lo anterior dentro de un marco de normas jurídicas.

Como lo hemos dado a conocer, toda sociedad se encuentra bajo diversas regulaciones morales, religiosas y legales, en estas últimas se encuentran las bases de todo el actuar de la Administración Pública que representa y lleva a cabo o debería llevar el fin máximo de su objeto que es el bienestar común o social a los niveles requeridos; identificados los órganos de la administración como aquellos representantes e integrantes que deben acatar sus funciones a lo previamente se estableció en una norma de derecho, es que en una sociedad cuyo acatamiento y ordenamiento jurídico este bien adaptado, con los recursos y visión necesarios de lo que requiere su población, es donde se verificarán las consecuencias positivas de situaciones atípicas como la que actualmente vivimos en este año 2020.

Desgraciadamente, esta situación nos ha repercutido en muchos aspectos diarios de la vida, iniciamos con el aislamiento social que desencadenó el tema laboral y económico de patrones y trabajadores; que a su vez se unió a la violencia en los núcleos familiares que ya traían arrastrando actos violentos; siguiendo con las múltiples acciones que motivadas por una prevención derivaron en violaciones constitucionales, actos mal aplicados en fondo y forma pero con motivo de un interés mayor social; la educación fue otro asunto que permitió darnos cuenta del atraso en el que vivimos y la precaria situación de miles de familias en el ámbito tecnológico educativo, eligen comer o tener internet.

La salud y la política, dos cuestiones que también se entrelazan con el derecho, la primera de ellas, nos ha mostrado una sociedad con dos caras, la agresión por una y el apoyo incondicional por la otra, abriendo los ojos a que debemos contar con un mejor espectro de lo que se visualiza como salud en el derecho fundamental que la Carta Magna otorga, hay un deficiente muy grande en la Salud Mexicana; y en segundo término, la política que desafortunadamente no ha cambiado, sólo es utilizada como plataforma de ataque o de posicionamiento para lograr desacreditar o ir preparando un camino para lo que sabemos va a llegar, un 2021 y 2022, como ciudadanos estamos muy desinformados de temas que debemos darles relevancia, cambios que se hacen a las leyes y se enfocan a un cierto camino que esperemos revolucione para bien a nuestro país, pero que muy posiblemente no sea de esa manera.

Una situación como la vivida nos abre las puertas para evolucionar como seres humanos que vivimos en una sociedad, sino aprendemos de ello no habremos comprendido lo que la naturaleza nos ha querido decir y lo que legalmente debemos tener.

Esta situación nos ha repercutido en muchos aspectos diarios de la vida, iniciamos con el aislamiento social que desencadenó el tema laboral y económico de patrones y trabajadores.

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 11 de julio de 2020

Hablemos Legal | ¿Qué puedo tramitar en el Juzgado?

El Covid-19 nos mandó a gran parte de la población a estar en casa, algunos por ser esenciales sus actividades debieron seguir laborando, otros por medio de home office se adaptaron a trabajar

Fausto E. Villarreal

Cargar Más