/ sábado 10 de octubre de 2020

Hablemos Legal | ¿Es más correcto eliminar que arreglar?

Ante el gran interés que día a día está manifestando la ciudadanía mexicana en los temas políticos de nuestro país, es de gran importancia estar más y mejor informados, siempre con el respeto que todos merecen y con ello en las libertades que nuestra Carta Magna nos otorga.

Con ello tenemos otro tema que abarca varias aéreas como los son la deportiva, cultural, científica, etc. Cuya relevancia es muy alta, temas que hacen que un país crezca en aspectos tan importantes como la educación, la economía, la cultura, salud de los niños con cáncer, que traen de la mano el desarrollo que se refleja en muchos actos de beneficio para la sociedad mexicana; ejemplo es el los avances científicos que en esta pandemia nos demostraron que nos hace falta mucho por avanzar.

Efectivamente, hablamos de los fideicomisos que a la presente fecha nuestros legisladores, y digo nuestros, porque la gran mayoría de los que votamos los eligieron para representarnos y trabajar en beneficio de los mexicanos, no de sectores o intereses particulares, han aprobado en lo general la desaparición de estos. De continuar así, ya no tendrá el Estado Mexicano esas figuras que aportaban tanto a nuestro país.

Pero sin ser imparcial, aplicaré una frase que tanto es conocida, el tiempo gran juzgador de nuestros actos, refiriéndome a que de que si la decisión tomada es concretizada con la motivación que los llevó a esa decisión veremos en nuestro país grandes cambios en esas materias científicas, deportivas, culturales, de salud de niños con cáncer, etc, porque tendrán más dinero para desarrollar la tecnología, porque los deportistas de nuestro país serán más apoyados, porque la cultura crecerá y vaya que nuestro país es vasto en ese tema, tienen inmensa riqueza; ojalá que no suceda todo lo que siempre ha acontecido, que el dinero destinado a esas materias se quede en el camino o se utilice para fines particulares que no traigan desarrollo a todos nosotros los mexicanos, solo con el tiempo lo podremos juzgar. Entra a colación la constitucionalidad de que emitió la SCJN en la aprobación de la consulta ya famosa.

Pero en otro punto, Ustedes creen que fue más correcto el eliminar los fideicomisos en lugar de meter orden y sancionar a quienes hayas cometido faltas a la ley? Ojo, esta respuesta puede dar pauta a muchos puntos como el de que al eliminar los fideicomisos se continúa centralizando más todo el poder en un solo ente, ya hemos dialogado de lo peligroso que es esto. La corrupción ha existido pero para eliminarla hay que actuar contra de ella, no solo hacer como que se combate pero en realidad se busca otro objetivo.

Si los fideicomisos fueron cunas de corrupción, pues hay personas físicas responsables, porque no se aplica la ley contra de ellas y se da una mejor regulación normativa, es una interrogante que se quedara ahí. ¿Por qué la autoridad sabiendo que existe corrupción, no actúa como debiera hacerlo?

Entra a colación la constitucionalidad de que emitió la SCJN en la aprobación de la consulta ya famosa.

Ante el gran interés que día a día está manifestando la ciudadanía mexicana en los temas políticos de nuestro país, es de gran importancia estar más y mejor informados, siempre con el respeto que todos merecen y con ello en las libertades que nuestra Carta Magna nos otorga.

Con ello tenemos otro tema que abarca varias aéreas como los son la deportiva, cultural, científica, etc. Cuya relevancia es muy alta, temas que hacen que un país crezca en aspectos tan importantes como la educación, la economía, la cultura, salud de los niños con cáncer, que traen de la mano el desarrollo que se refleja en muchos actos de beneficio para la sociedad mexicana; ejemplo es el los avances científicos que en esta pandemia nos demostraron que nos hace falta mucho por avanzar.

Efectivamente, hablamos de los fideicomisos que a la presente fecha nuestros legisladores, y digo nuestros, porque la gran mayoría de los que votamos los eligieron para representarnos y trabajar en beneficio de los mexicanos, no de sectores o intereses particulares, han aprobado en lo general la desaparición de estos. De continuar así, ya no tendrá el Estado Mexicano esas figuras que aportaban tanto a nuestro país.

Pero sin ser imparcial, aplicaré una frase que tanto es conocida, el tiempo gran juzgador de nuestros actos, refiriéndome a que de que si la decisión tomada es concretizada con la motivación que los llevó a esa decisión veremos en nuestro país grandes cambios en esas materias científicas, deportivas, culturales, de salud de niños con cáncer, etc, porque tendrán más dinero para desarrollar la tecnología, porque los deportistas de nuestro país serán más apoyados, porque la cultura crecerá y vaya que nuestro país es vasto en ese tema, tienen inmensa riqueza; ojalá que no suceda todo lo que siempre ha acontecido, que el dinero destinado a esas materias se quede en el camino o se utilice para fines particulares que no traigan desarrollo a todos nosotros los mexicanos, solo con el tiempo lo podremos juzgar. Entra a colación la constitucionalidad de que emitió la SCJN en la aprobación de la consulta ya famosa.

Pero en otro punto, Ustedes creen que fue más correcto el eliminar los fideicomisos en lugar de meter orden y sancionar a quienes hayas cometido faltas a la ley? Ojo, esta respuesta puede dar pauta a muchos puntos como el de que al eliminar los fideicomisos se continúa centralizando más todo el poder en un solo ente, ya hemos dialogado de lo peligroso que es esto. La corrupción ha existido pero para eliminarla hay que actuar contra de ella, no solo hacer como que se combate pero en realidad se busca otro objetivo.

Si los fideicomisos fueron cunas de corrupción, pues hay personas físicas responsables, porque no se aplica la ley contra de ellas y se da una mejor regulación normativa, es una interrogante que se quedara ahí. ¿Por qué la autoridad sabiendo que existe corrupción, no actúa como debiera hacerlo?

Entra a colación la constitucionalidad de que emitió la SCJN en la aprobación de la consulta ya famosa.