/ sábado 10 de agosto de 2019

Hermandad Latinoamericana

“A veces digo, ¿Pudo haber sido distinto? No lo se. La vida es una tómbola, de noche y de día, se escucha por ahí.

Pero si tomar el mando de la guerra antisubversiva y proteger a las instituciones de mi país me convierte en un símbolo mundial de la dictadura, ni modo, y le reitero, solo cumplí con mi deber y “Dios nunca me soltó la mano”.

El balompié representó conmigo en La Pampa, como lo ha sido antes (y en muchas regiones), un elemento de distracción para el pueblo y una válvula de escape para los problemas cotidianos. Y como la FIFA contempló la posibilidad de boicotear el Mundial de 78 en protesta contra mi régimen, señalado por las reiteradas violaciones a los Derechos Humanos, tuve que actuar rápidamente. Dediqué todos mis esfuerzos a persuadir voluntades, mover fuerzas, salvar escollos o… quitarlos del paso. Finalmente el campeonato se llevó a cabo, y yo, en mi papel de Primer Mandatario de La Pampa, leí el discurso inaugural que instaba a la paz entre todos los hombres, incluso di lectura aun sentido mensaje en el que se enviaba la bendición Papal al Mundial.

El ser considerado un dictador al estilo de la Antigua Roma,como los Cesares –decían mis opositores--, me llevó por terrenos para mí desconocidos, hasta entonces, como ser director técnico de futbol, ya que por intermedio del encargado de la organización del Mundial, se le sugirió a “El Flaco” Merochi, convocara algunos jugadores; los que a mi humilde entender eran los idóneos, los mejores en ese instante,no recomendados, como algunos dijeron en el extranjero de muy mala fe, solo porque la mayoría eran jugadores de mi equipo predilecto.

No me arrepiento. Meses antes del mundial mande publicar un decreto que prohibía hablar mal de la Selección y su Técnico. Había que estar todos unidos,alineados, y ¡funcionó! Salimos campeones. No lo olvide. Derrotamos en la final a la escuadra del Tulipán, por cierto, sin la comparecencia de Juan Cruxx, quien afirmó, tiempo después, que declino viajar a causa de las “amenazas de muerte recibidas”; de lo cual no tengo ni una sola prueba tangible”.

Recuerde usted, la escuadra representativa de La Pampa, después de acceder a la segunda fase necesitaba golear por cuatro goles a cero al representativo de Machu Pichu, para continuarla ilusión de proclamarse campeón. La Pampa califico como segundo detrás del equipo Azurri para la segunda ronda. En la nueva zona se enfrentó a La Samba Amarilla, Machu Pichu y Porgonia. En su ultimo partido La Pampa debía enfrentar a Machuy ganar por una diferencia de cuatro goles para superar a la Samba Amarilla y clasificarse finalista. Se le ganó a los Machu 6-0 en un partido que algunos periodistas extranjeros calificaron de “sospechoso”, por creer que el equipo derrotado se echo a menos”.

El periodista Jorge Lobo dijo que La Pampa jugo el partido final frente a los Tulipanes quienes acudieron a la Plaza de Mayo alrededor de la Pirámide junto a las Madres, el día del partido inaugural, y ninguna de las fotografías tomadas pudo ser publicada en ningún medio gráfico o televisivo”. Y lo cierto es que en la final “los tulipanes encajaron mal la derrota, pues ante la complacencia del arbitro los deLa Pampa abusaron del juego rudo, mientras los abanderados cortaron numerosos avances deEl Tulipán con fueras de lugar inexistentes, señala Lobo. De hecho, molestos por el arbitraje,los integrantes del equipo de El Tulipán después de caer en tiempo de compensación por 3 goles a 1, abandonaron el campo sin quedarse para recoger el trofeo que los acreditaba como subcampeones”.

Finalmente “el entusiasmo que la victoria en el campeonato del mundo provocaba en el pueblo de La Pampa fue capitalizado por el gobierno, el cual se enorgullecía de haber llevado acabo la competencia a pesar del boicot que varios organismos de Derechos Humanos intentaron hacer desde el exterior, denunciando la desaparición ilegal de personas. Más “pan y circo para la gente que obnubilada por una Copa no podían ver a 30 mil desaparecidos por el régimen.

Se dice que el gobierno de La Pampa a la semana del partido contra Machu Pichu, envió varios barcos con 35 mil toneladas de trigo hacia esa región y el gobierno presidido por el “hombre fuerte” en turno, recibió un préstamo de la Pampa por 50 millones de dólares sin intereses,todo esto como marco del convenio sobre ayuda alimentaria. Ademas, “había un pozo a repartir de 250 mil dracmas entre los futbolistas de Machu”. “Cancerbero, defensor estelar del seleccionado de Machu se dijo sorprendido al ver como en el vestidor de su escuadra antes del encuentro se presentó el mandatario de la Pampa para ofrecerles un discurso en el que llamaba a la hermandad latinoamericana”.

“A veces digo, ¿Pudo haber sido distinto? No lo se. La vida es una tómbola, de noche y de día, se escucha por ahí.

Pero si tomar el mando de la guerra antisubversiva y proteger a las instituciones de mi país me convierte en un símbolo mundial de la dictadura, ni modo, y le reitero, solo cumplí con mi deber y “Dios nunca me soltó la mano”.

El balompié representó conmigo en La Pampa, como lo ha sido antes (y en muchas regiones), un elemento de distracción para el pueblo y una válvula de escape para los problemas cotidianos. Y como la FIFA contempló la posibilidad de boicotear el Mundial de 78 en protesta contra mi régimen, señalado por las reiteradas violaciones a los Derechos Humanos, tuve que actuar rápidamente. Dediqué todos mis esfuerzos a persuadir voluntades, mover fuerzas, salvar escollos o… quitarlos del paso. Finalmente el campeonato se llevó a cabo, y yo, en mi papel de Primer Mandatario de La Pampa, leí el discurso inaugural que instaba a la paz entre todos los hombres, incluso di lectura aun sentido mensaje en el que se enviaba la bendición Papal al Mundial.

El ser considerado un dictador al estilo de la Antigua Roma,como los Cesares –decían mis opositores--, me llevó por terrenos para mí desconocidos, hasta entonces, como ser director técnico de futbol, ya que por intermedio del encargado de la organización del Mundial, se le sugirió a “El Flaco” Merochi, convocara algunos jugadores; los que a mi humilde entender eran los idóneos, los mejores en ese instante,no recomendados, como algunos dijeron en el extranjero de muy mala fe, solo porque la mayoría eran jugadores de mi equipo predilecto.

No me arrepiento. Meses antes del mundial mande publicar un decreto que prohibía hablar mal de la Selección y su Técnico. Había que estar todos unidos,alineados, y ¡funcionó! Salimos campeones. No lo olvide. Derrotamos en la final a la escuadra del Tulipán, por cierto, sin la comparecencia de Juan Cruxx, quien afirmó, tiempo después, que declino viajar a causa de las “amenazas de muerte recibidas”; de lo cual no tengo ni una sola prueba tangible”.

Recuerde usted, la escuadra representativa de La Pampa, después de acceder a la segunda fase necesitaba golear por cuatro goles a cero al representativo de Machu Pichu, para continuarla ilusión de proclamarse campeón. La Pampa califico como segundo detrás del equipo Azurri para la segunda ronda. En la nueva zona se enfrentó a La Samba Amarilla, Machu Pichu y Porgonia. En su ultimo partido La Pampa debía enfrentar a Machuy ganar por una diferencia de cuatro goles para superar a la Samba Amarilla y clasificarse finalista. Se le ganó a los Machu 6-0 en un partido que algunos periodistas extranjeros calificaron de “sospechoso”, por creer que el equipo derrotado se echo a menos”.

El periodista Jorge Lobo dijo que La Pampa jugo el partido final frente a los Tulipanes quienes acudieron a la Plaza de Mayo alrededor de la Pirámide junto a las Madres, el día del partido inaugural, y ninguna de las fotografías tomadas pudo ser publicada en ningún medio gráfico o televisivo”. Y lo cierto es que en la final “los tulipanes encajaron mal la derrota, pues ante la complacencia del arbitro los deLa Pampa abusaron del juego rudo, mientras los abanderados cortaron numerosos avances deEl Tulipán con fueras de lugar inexistentes, señala Lobo. De hecho, molestos por el arbitraje,los integrantes del equipo de El Tulipán después de caer en tiempo de compensación por 3 goles a 1, abandonaron el campo sin quedarse para recoger el trofeo que los acreditaba como subcampeones”.

Finalmente “el entusiasmo que la victoria en el campeonato del mundo provocaba en el pueblo de La Pampa fue capitalizado por el gobierno, el cual se enorgullecía de haber llevado acabo la competencia a pesar del boicot que varios organismos de Derechos Humanos intentaron hacer desde el exterior, denunciando la desaparición ilegal de personas. Más “pan y circo para la gente que obnubilada por una Copa no podían ver a 30 mil desaparecidos por el régimen.

Se dice que el gobierno de La Pampa a la semana del partido contra Machu Pichu, envió varios barcos con 35 mil toneladas de trigo hacia esa región y el gobierno presidido por el “hombre fuerte” en turno, recibió un préstamo de la Pampa por 50 millones de dólares sin intereses,todo esto como marco del convenio sobre ayuda alimentaria. Ademas, “había un pozo a repartir de 250 mil dracmas entre los futbolistas de Machu”. “Cancerbero, defensor estelar del seleccionado de Machu se dijo sorprendido al ver como en el vestidor de su escuadra antes del encuentro se presentó el mandatario de la Pampa para ofrecerles un discurso en el que llamaba a la hermandad latinoamericana”.

viernes 13 de septiembre de 2019

Lectura de grandes autores

jueves 12 de septiembre de 2019

Una de espías

miércoles 11 de septiembre de 2019

Economía política

lunes 09 de septiembre de 2019

Asteroide asesino

sábado 07 de septiembre de 2019

Arte de pensar

viernes 06 de septiembre de 2019

Eje de la economía moderna

martes 03 de septiembre de 2019

Deportado en L.A.

sábado 31 de agosto de 2019

Tortilla para servirle a usted

viernes 30 de agosto de 2019

Arte de caminar

miércoles 28 de agosto de 2019

Virus de la guerra

Cargar Más