/ jueves 11 de junio de 2020

¡Imagínese! | En Comapa, trabajo mata grilla

Desde hace décadas, no existía en la Comapa de la zona conurbada un gerente que actuara como hasta ahora lo ha hecho el ingeniero Jorge Federico Rivera Schotte, quien asumió el cargo hace apenas siete meses y en este corto tiempo ha logrado transformar un anquilosado y gigantesco aparato burocrático que había servido como trampolín político y como caja chica de muchos gobiernos en la época que gobernaba el PRI, un secreto a voces que fue convirtiendo al organismo operador del agua en la zona en un refugio de obreros que hacían muy poco o nada, funcionarios que simplemente no pudieron darle eficiencia a un aparato pesado, con muchos pasivos económicos, contables, sindicales y laborales que, por consiguiente, ofrecían un pésimo servicio a la ciudadanía.

Rivera Schotte llegó al organismo en noviembre pasado a invitación del gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, ante la renuncia del joven Adolfo Manuel Cabal Ruiz, quien de plano no pudo con el paquete. Desde el inicio, el nuevo gerente tomó el toro por los cuernos, auditando a la dependencia a fondo, transformando completamente su operación y reorganizando a todo el personal de confianza y sindicalizado, así como aprovechando al máximo los recursos materiales con los que contaba en ese momento la dependencia, a fin de dar buenos resultados. Organizó cuadrillas de trabajadores que comenzaron a rendir frutos en un programa que denominó “24/7” a fin de que se trabajara todo el tiempo en la calle, atendiendo todos los reportes de los usuarios. Fue así como finalizó el drama y el viacrucis que siempre prevalecía cuando la Comapa abría una calle y jamás la reparaba. Puntualmente se atienden los reportes, se trabaja en todas y cada una de las colonias de Tampico y Ciudad Madero ofreciendo soluciones lo más pronto posible, reparando la red de agua potable, drenaje sanitario y pavimentando las calles que resultan afectadas, perjudicando lo menos posible al servicio.

A partir de esta gestión, se da cuenta en sus redes sociales de todas y cada una de las acciones que realiza la Comapa, dando seguimiento a cada una de ellas, no solamente a las obras, sino también información de los diferentes servicios y programas de beneficio para usuarios, acciones de responsabilidad social, educación ambiental, del cuidado del agua y puntuales avisos del clima y de la eventual suspensión del servicio por obras en proceso. El gerente general no es un funcionario de escritorio, sino de territorio, pues personalmente supervisa constantemente todas y cada una de las instalaciones, el servicio que se ofrece al ciudadano, así como las obras que se realizan y está en permanente comunicación con sus superiores (a quienes también ha invitado a estas supervisiones), lo que ha derivado en una gran cantidad de proyectos, como el que ya tiene recursos por más de 200 millones de pesos para la instalación de dos tanques elevados de agua en cada uno de los dos municipios, cuyos terrenos ya fueron cedidos por ambos cabildos, lo que vendrá a solucionar añejos problemas de abasto de agua en favor de miles de familias. Desde el inicio de la pandemia, la Comapa tomó medidas para mantener un ambiente sano en sus instalaciones; la disposición de un túnel sanitizante, todas las medidas sanitarias y otras acciones como ofrecer servicios en línea, en cajeros y servicios a distancia para evitar contagios, medidas que por cierto fueron certificadas por la autoridad sanitaria. A través de un comunicado, el organismo informó que cuatro de sus trabajadores resultaron positivos a coronavirus y responsablemente fueron atendidos y aislados, además de que se realizan más pruebas para atender al personal en activo. Esto es de vital importancia, pues en ninguno de los escenarios de esta pandemia se contempla el cierre de las instalaciones que brindan el servicio de agua potable a la población, que resulta indispensable.

En las últimas semanas se han presentado gran cantidad de ataques injustificados y falsas acusaciones sin prueba alguna en contra del gerente y otros funcionarios, lo que evidentemente se trata de un golpeteo político, sin embargo todas las acciones del organismo son vigiladas por el Consejo de Administración, así como por autoridades estatales. Además, Jorge Federico Rivera Schotte ha dicho que no está buscando cargo político alguno, lo que elimina cualquier teoría de que se quiera afectar una eventual carrera política de un funcionario que ha pisado muchos intereses, por ver siempre el interés superior de brindar un servicio digno de la ciudadanía. Aún falta mucho por hacer, pero la lista de proyectos en puerta y los resultados hasta ahora pintan un buen panorama en la Comapa.

Desde hace décadas, no existía en la Comapa de la zona conurbada un gerente que actuara como hasta ahora lo ha hecho el ingeniero Jorge Federico Rivera Schotte, quien asumió el cargo hace apenas siete meses y en este corto tiempo ha logrado transformar un anquilosado y gigantesco aparato burocrático que había servido como trampolín político y como caja chica de muchos gobiernos en la época que gobernaba el PRI, un secreto a voces que fue convirtiendo al organismo operador del agua en la zona en un refugio de obreros que hacían muy poco o nada, funcionarios que simplemente no pudieron darle eficiencia a un aparato pesado, con muchos pasivos económicos, contables, sindicales y laborales que, por consiguiente, ofrecían un pésimo servicio a la ciudadanía.

Rivera Schotte llegó al organismo en noviembre pasado a invitación del gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, ante la renuncia del joven Adolfo Manuel Cabal Ruiz, quien de plano no pudo con el paquete. Desde el inicio, el nuevo gerente tomó el toro por los cuernos, auditando a la dependencia a fondo, transformando completamente su operación y reorganizando a todo el personal de confianza y sindicalizado, así como aprovechando al máximo los recursos materiales con los que contaba en ese momento la dependencia, a fin de dar buenos resultados. Organizó cuadrillas de trabajadores que comenzaron a rendir frutos en un programa que denominó “24/7” a fin de que se trabajara todo el tiempo en la calle, atendiendo todos los reportes de los usuarios. Fue así como finalizó el drama y el viacrucis que siempre prevalecía cuando la Comapa abría una calle y jamás la reparaba. Puntualmente se atienden los reportes, se trabaja en todas y cada una de las colonias de Tampico y Ciudad Madero ofreciendo soluciones lo más pronto posible, reparando la red de agua potable, drenaje sanitario y pavimentando las calles que resultan afectadas, perjudicando lo menos posible al servicio.

A partir de esta gestión, se da cuenta en sus redes sociales de todas y cada una de las acciones que realiza la Comapa, dando seguimiento a cada una de ellas, no solamente a las obras, sino también información de los diferentes servicios y programas de beneficio para usuarios, acciones de responsabilidad social, educación ambiental, del cuidado del agua y puntuales avisos del clima y de la eventual suspensión del servicio por obras en proceso. El gerente general no es un funcionario de escritorio, sino de territorio, pues personalmente supervisa constantemente todas y cada una de las instalaciones, el servicio que se ofrece al ciudadano, así como las obras que se realizan y está en permanente comunicación con sus superiores (a quienes también ha invitado a estas supervisiones), lo que ha derivado en una gran cantidad de proyectos, como el que ya tiene recursos por más de 200 millones de pesos para la instalación de dos tanques elevados de agua en cada uno de los dos municipios, cuyos terrenos ya fueron cedidos por ambos cabildos, lo que vendrá a solucionar añejos problemas de abasto de agua en favor de miles de familias. Desde el inicio de la pandemia, la Comapa tomó medidas para mantener un ambiente sano en sus instalaciones; la disposición de un túnel sanitizante, todas las medidas sanitarias y otras acciones como ofrecer servicios en línea, en cajeros y servicios a distancia para evitar contagios, medidas que por cierto fueron certificadas por la autoridad sanitaria. A través de un comunicado, el organismo informó que cuatro de sus trabajadores resultaron positivos a coronavirus y responsablemente fueron atendidos y aislados, además de que se realizan más pruebas para atender al personal en activo. Esto es de vital importancia, pues en ninguno de los escenarios de esta pandemia se contempla el cierre de las instalaciones que brindan el servicio de agua potable a la población, que resulta indispensable.

En las últimas semanas se han presentado gran cantidad de ataques injustificados y falsas acusaciones sin prueba alguna en contra del gerente y otros funcionarios, lo que evidentemente se trata de un golpeteo político, sin embargo todas las acciones del organismo son vigiladas por el Consejo de Administración, así como por autoridades estatales. Además, Jorge Federico Rivera Schotte ha dicho que no está buscando cargo político alguno, lo que elimina cualquier teoría de que se quiera afectar una eventual carrera política de un funcionario que ha pisado muchos intereses, por ver siempre el interés superior de brindar un servicio digno de la ciudadanía. Aún falta mucho por hacer, pero la lista de proyectos en puerta y los resultados hasta ahora pintan un buen panorama en la Comapa.

jueves 13 de agosto de 2020

¡Imagínese! | Fragilidad política

martes 11 de agosto de 2020

¡Imagínese! | Espaldarazo a Oseguera

martes 04 de agosto de 2020

¡Imagínese! | El Factor Chucho

martes 28 de julio de 2020

¡Imagínese! | Chucho, sin rival

jueves 23 de julio de 2020

¡Imagínese! | Van por el hueso

jueves 16 de julio de 2020

¡Imagínese! | Tumultos

Cargar Más