/ martes 16 de junio de 2020

¡Imagínese! | Los arropados

Los presidentesmunicipales de la zona conurbada tienen ya bien arropados a sus “gallos” de cara al proceso electoral del año entrante en que se elegirán en Tamaulipas alcaldes, diputados federales y diputados locales, con lo que comienza a despejarse un poco el panorama político local.

Está muy claro que predomina en todo el territorio estatal la influencia del PAN y como segunda fuerza política se ubica Morena, que aún no consolida una estructura partidista sólida, el resto de los partidos con registro, en este caso el PRI y el Movimiento Ciudadano, apenas figuran con ínfimos porcentajes que hablan de que difícilmente podrían dar la pelea solos en esta ocasión.

Veamos a los panistas; en Tampico nada ni nadie parece despeinar a Chucho Nader que cabalga en caballo de hacienda y sin competencia alguna rumbo a una reelección tan cantada que nadie se atreve a discutirlo.

El alcalde ha hecho muy bien las cosas, lo que se le ha reconocido incluso a nivel nacional, con liderazgo firme, grandes proyectos en curso y el incondicional respaldo del gobernador de Tamaulipas.

Se habla de que el diputado local Edmundo Marón, podría ser la mejor carta de Acción Nacional para competir por la diputación federal por Tampico, mientras que, por las diputaciones locales, podría ir por la reelección la diputada Rosa María González Azcárraga y por la otra diputación podría competir el actual secretario de bienestar social del municipio, René Sentíes Barrios, quien ha recibido todo el arrope del alcalde.

En Ciudad Madero el candidato natural, el más viable y fortalecido para buscar la alcaldía es el actual director estatal del Conalep, Agustín de la Huerta Mejía, quien tiene la encuesta y el partido a su favor; desde Ciudad Victoria, pareciera que hay alguna especie de línea para respaldar a Carlos Fernández Altamirano, director del Instituto del Deporte en el estado, lo que ha causado mucho ruido al interior de las filas de los azules. Por ahí también suenan los ex alcaldes Jaime Turrubiates Solís y Guadalupe González Galván y es natural que de la lista surjan también las candidaturas a las diputaciones federal y local.

En Altamira Alma Laura Amparán no podría buscar la reelección, pues ya fue reelecta, con base en un buen trabajo que se nota en el municipio industrial, se habla de que la están convenciendo para que participe como candidata a diputada federal por el distrito de Madero y Altamira. La alcaldesa ha arropado a Alfredo Polanco Aguilar, secretario de Bienestar Social, a quien estaría impulsando a la candidatura a la presidencia municipal, cargo por el que también compite el diputado local Miguel Gómez Orta, mientras que la diputada Karla Mar podría buscar también una eventual reelección del cargo.

Hablar de Morena es un enigma. La cuestión de este partido es que es difícil hacer predicciones, porque todo puede pasar. Desde que se acepten o rechacen liderazgos y candidaturas de personajes colocados en encuestas; que los “tradicionales” o “fundadores” exijan (o arrebaten a golpes) candidaturas, hasta que la famosa tómbola entre en juego y los candidatos podrían ser cualesquiera que el azar designe. Y la lluvia de nombres no se ha hecho esperar.

En Tampico se mencionan para la alcaldía y diputaciones al hijo del ex alcalde Pepe Rábago, Alejandro Rábago Hernández, cercano al senador Américo Villarreal Anaya, también al ex diputado local Eduardo Hernández Chavarría (actualmente en trabajos de asesoría con su primo, el diputado federal Erasmo González) y cercano al grupo de Úrsula Obrador, prima del presidente de la república y hasta el nombre de la dos veces ex alcaldesa Magdalena Peraza Guerra ha salido a relucir.

En Ciudad Madero hay altas posibilidades de que el alcalde Adrián Oseguera Kernion busque la reelección y que además lleve mano para las candidaturas a las legislaturas federal y locales, pues habría que recordar que lleva una extraordinaria relación con el dirigente nacional interino Alfonso Ramírez Cuéllar y el grupo de Bertha Luján.

En ese sentido Erasmo González Robledo bien podría buscar la reelección de su cargo, una vez que alcanzó la presidencia de la comisión más importante en San Lázaro, la de Presupuesto y Cuenta Pública, aunque poco ha podido hacer por sus promesas de campaña.

Una posible opción es que el dirigente sindical del municipio, Azael Portillo Alejo, quien compitió por el PT en la elección anterior, busque nuevamente el cargo, esta vez por Morena y el arrope del alcalde, con quien lleva una buena relación, aunque esto es aún incierto.

En Altamira es muy probable que Morena opte por la candidatura del ex diputado Ciro Hernández Arteaga para la alcaldía y en el caso de la diputación local recurra nuevamente a Armando Martínez Manríquez o apueste por nuevas caras.

Los presidentesmunicipales de la zona conurbada tienen ya bien arropados a sus “gallos” de cara al proceso electoral del año entrante en que se elegirán en Tamaulipas alcaldes, diputados federales y diputados locales, con lo que comienza a despejarse un poco el panorama político local.

Está muy claro que predomina en todo el territorio estatal la influencia del PAN y como segunda fuerza política se ubica Morena, que aún no consolida una estructura partidista sólida, el resto de los partidos con registro, en este caso el PRI y el Movimiento Ciudadano, apenas figuran con ínfimos porcentajes que hablan de que difícilmente podrían dar la pelea solos en esta ocasión.

Veamos a los panistas; en Tampico nada ni nadie parece despeinar a Chucho Nader que cabalga en caballo de hacienda y sin competencia alguna rumbo a una reelección tan cantada que nadie se atreve a discutirlo.

El alcalde ha hecho muy bien las cosas, lo que se le ha reconocido incluso a nivel nacional, con liderazgo firme, grandes proyectos en curso y el incondicional respaldo del gobernador de Tamaulipas.

Se habla de que el diputado local Edmundo Marón, podría ser la mejor carta de Acción Nacional para competir por la diputación federal por Tampico, mientras que, por las diputaciones locales, podría ir por la reelección la diputada Rosa María González Azcárraga y por la otra diputación podría competir el actual secretario de bienestar social del municipio, René Sentíes Barrios, quien ha recibido todo el arrope del alcalde.

En Ciudad Madero el candidato natural, el más viable y fortalecido para buscar la alcaldía es el actual director estatal del Conalep, Agustín de la Huerta Mejía, quien tiene la encuesta y el partido a su favor; desde Ciudad Victoria, pareciera que hay alguna especie de línea para respaldar a Carlos Fernández Altamirano, director del Instituto del Deporte en el estado, lo que ha causado mucho ruido al interior de las filas de los azules. Por ahí también suenan los ex alcaldes Jaime Turrubiates Solís y Guadalupe González Galván y es natural que de la lista surjan también las candidaturas a las diputaciones federal y local.

En Altamira Alma Laura Amparán no podría buscar la reelección, pues ya fue reelecta, con base en un buen trabajo que se nota en el municipio industrial, se habla de que la están convenciendo para que participe como candidata a diputada federal por el distrito de Madero y Altamira. La alcaldesa ha arropado a Alfredo Polanco Aguilar, secretario de Bienestar Social, a quien estaría impulsando a la candidatura a la presidencia municipal, cargo por el que también compite el diputado local Miguel Gómez Orta, mientras que la diputada Karla Mar podría buscar también una eventual reelección del cargo.

Hablar de Morena es un enigma. La cuestión de este partido es que es difícil hacer predicciones, porque todo puede pasar. Desde que se acepten o rechacen liderazgos y candidaturas de personajes colocados en encuestas; que los “tradicionales” o “fundadores” exijan (o arrebaten a golpes) candidaturas, hasta que la famosa tómbola entre en juego y los candidatos podrían ser cualesquiera que el azar designe. Y la lluvia de nombres no se ha hecho esperar.

En Tampico se mencionan para la alcaldía y diputaciones al hijo del ex alcalde Pepe Rábago, Alejandro Rábago Hernández, cercano al senador Américo Villarreal Anaya, también al ex diputado local Eduardo Hernández Chavarría (actualmente en trabajos de asesoría con su primo, el diputado federal Erasmo González) y cercano al grupo de Úrsula Obrador, prima del presidente de la república y hasta el nombre de la dos veces ex alcaldesa Magdalena Peraza Guerra ha salido a relucir.

En Ciudad Madero hay altas posibilidades de que el alcalde Adrián Oseguera Kernion busque la reelección y que además lleve mano para las candidaturas a las legislaturas federal y locales, pues habría que recordar que lleva una extraordinaria relación con el dirigente nacional interino Alfonso Ramírez Cuéllar y el grupo de Bertha Luján.

En ese sentido Erasmo González Robledo bien podría buscar la reelección de su cargo, una vez que alcanzó la presidencia de la comisión más importante en San Lázaro, la de Presupuesto y Cuenta Pública, aunque poco ha podido hacer por sus promesas de campaña.

Una posible opción es que el dirigente sindical del municipio, Azael Portillo Alejo, quien compitió por el PT en la elección anterior, busque nuevamente el cargo, esta vez por Morena y el arrope del alcalde, con quien lleva una buena relación, aunque esto es aún incierto.

En Altamira es muy probable que Morena opte por la candidatura del ex diputado Ciro Hernández Arteaga para la alcaldía y en el caso de la diputación local recurra nuevamente a Armando Martínez Manríquez o apueste por nuevas caras.

jueves 13 de agosto de 2020

¡Imagínese! | Fragilidad política

martes 11 de agosto de 2020

¡Imagínese! | Espaldarazo a Oseguera

martes 04 de agosto de 2020

¡Imagínese! | El Factor Chucho

martes 28 de julio de 2020

¡Imagínese! | Chucho, sin rival

jueves 23 de julio de 2020

¡Imagínese! | Van por el hueso

jueves 16 de julio de 2020

¡Imagínese! | Tumultos

Cargar Más