/ domingo 31 de marzo de 2019

Las dos banderas México y España

Las dos banderas México y España

El himno español primero, el mexicano después y con lágrimas en los ojos y el corazón estrujado se recordaba a los españoles idealistas y humanistas que un día soñaron con una España libre, justa, con igualdad de derechos y oportunidades, sin castas ni privilegios. Un vuelco al corazón al recordar a las familias exiliadas a un país que les abrió los brazos para cobijarles para ampararlos con trabajo y futuro devolviéndoles la dignidad y la esperanza.

Una eterna gratitud al presidente Lázaro Cárdenas que les brindó la oportunidad de vivir y trabajar con dignidad de una manera libre. El recuerdo de unos hombres valientes que, sobreviviendo a la derrota, dejaron su tierra y su gente con un inmenso dolor íntimo, agudo e irreparable, siempre vivo como una herida que no cierra jamás. Hombres de talento y emprendedores, inteligentes e íntegros, de preparación intelectual, educados, agradecidos y generosos que enriquecieron la vida cultural e intelectual de México que les abría sus generosos brazos.

Y ahí quedaron las dos banderas por el resto del día juntas, muy juntas, ondeando hermanadas en el corazón de España. Nosotros dejamos el lugar en silencio con lágrimas incontenibles. Siempre orgullosos de nuestro México, símbolo universal del generoso cobijo latinoamericano.

Era el 12 de octubre de 1977 y, como cada año, se celebraba el Día de la Hispanidad en todas las capitales de Hispanoamérica. Pero en esa ocasión había algo más que celebrar. Se reanudaban las relaciones de México con España después de cuarenta años de un divorcio entre gobiernos, no así entre españoles y mexicanos que siempre han sido fraternos. Y bajo un cielo azul radiante las banderas de España y México ondeaban hermosas y solemnes en el centro mismo de la Plaza Mayor de Madrid.

Las dos banderas México y España

El himno español primero, el mexicano después y con lágrimas en los ojos y el corazón estrujado se recordaba a los españoles idealistas y humanistas que un día soñaron con una España libre, justa, con igualdad de derechos y oportunidades, sin castas ni privilegios. Un vuelco al corazón al recordar a las familias exiliadas a un país que les abrió los brazos para cobijarles para ampararlos con trabajo y futuro devolviéndoles la dignidad y la esperanza.

Una eterna gratitud al presidente Lázaro Cárdenas que les brindó la oportunidad de vivir y trabajar con dignidad de una manera libre. El recuerdo de unos hombres valientes que, sobreviviendo a la derrota, dejaron su tierra y su gente con un inmenso dolor íntimo, agudo e irreparable, siempre vivo como una herida que no cierra jamás. Hombres de talento y emprendedores, inteligentes e íntegros, de preparación intelectual, educados, agradecidos y generosos que enriquecieron la vida cultural e intelectual de México que les abría sus generosos brazos.

Y ahí quedaron las dos banderas por el resto del día juntas, muy juntas, ondeando hermanadas en el corazón de España. Nosotros dejamos el lugar en silencio con lágrimas incontenibles. Siempre orgullosos de nuestro México, símbolo universal del generoso cobijo latinoamericano.

Era el 12 de octubre de 1977 y, como cada año, se celebraba el Día de la Hispanidad en todas las capitales de Hispanoamérica. Pero en esa ocasión había algo más que celebrar. Se reanudaban las relaciones de México con España después de cuarenta años de un divorcio entre gobiernos, no así entre españoles y mexicanos que siempre han sido fraternos. Y bajo un cielo azul radiante las banderas de España y México ondeaban hermosas y solemnes en el centro mismo de la Plaza Mayor de Madrid.

domingo 17 de mayo de 2020

Añoranzas | Día del Maestro

domingo 19 de abril de 2020

Añoranzas | No hay lugar como el hogar

domingo 12 de abril de 2020

Añoranzas | Resucitar

domingo 05 de abril de 2020

Añoranzas | Después de todo, el amor

domingo 29 de marzo de 2020

Añoranzas | Amor en tiempos del cólera

domingo 22 de marzo de 2020

Añoranzas | Ya estamos en primavera

domingo 08 de marzo de 2020

Añoranzas | Un Día sin Nosotras

Cargar Más