/ sábado 12 de octubre de 2019

Límite de la población

Yo entiendo que existe gente muy preparada, verdaderos expertos, dicho en términos llanos...

Para saber con anticipación acerca de los riesgos y peligros para el desarrollo y la propia supervivencia de la especie humana, relacionado a un medio ambiente dificultoso por el desmedido crecimiento poblacional. Y me parece, también, que es indispensable que se tomen las debidas providencias en un asunto que se nos puede complicar sin apenas darnos cuenta.

En nuestro planeta actualmente somos alrededor de 7 555 millones de habitantes (nace un nuevo ser humano cada seis segundos y muere otro cada trece, de acuerdo con datos de la UNESCO). Esto sugiere, de acuerdo con la fórmula estadística, que en un ambiente sobrepoblado no habría reservas suficientes de agua dulce ni comida ni recursos para satisfacer demandas básicas; dado que el límite de población que puede sostener nuestro planeta, antes de agotarse los alimentos, los recursos naturales y sufrir graves consecuencias está entre los nueve mil o diez mil millones de personas.

La suerte de la raza humana genera una pregunta. ¿Se estará a tiempo para evitar que la hambruna generalizada eventualmente inicie una hecatombe?

En una película de ciencia ficción de los años setenta, cuyo titulo en México es “Cuando el destino nos alcance”, se aventuraba un futuro sombrío para la humanidad. El filme de mención nos muestra una ciudad de Nueva York en pleno 2002, depauperada, con cuarenta millones de habitantes y escasez extrema de alimentos, donde la poblacion se alimenta con base a un compuesto denominado Soylen verde, cuya materia prima de elaboración implica el procesamiento de restos de seres humanos.

NOTA DE DIA.- La salvación de México está en el arte, esa fuerza creativa capaz de cambiar a la sociedad. El arte nos sensibiliza a todo lo humano, porque el artista experimenta cambios con los que la gente se puede identificar. En México abundan los buenos creadores; pero adolecen de apoyos. Ello torna complicado que puedan realizar los proyectos y temas que tienen en mente. El florecimiento del arte es el mejor antídoto contra la deshumanización que hoy campea. Ningún futuro luminoso nos espera sin este referente existencial del ser humano. En un mundo absorto en situaciones aberrantes, de estupidez, de inconsciencia, el arte es un oasis. El arte es un medio para conocer la mentalidad de personas y de los grupos sociales en cuyo pensamiento, sensibilidad y mundo interior no nos es posible penetrar. El verdadero cambio, insisto, se inscribe en el arte, que nos libera de lo hórrido y lo fatuo.

Yo entiendo que existe gente muy preparada, verdaderos expertos, dicho en términos llanos...

Para saber con anticipación acerca de los riesgos y peligros para el desarrollo y la propia supervivencia de la especie humana, relacionado a un medio ambiente dificultoso por el desmedido crecimiento poblacional. Y me parece, también, que es indispensable que se tomen las debidas providencias en un asunto que se nos puede complicar sin apenas darnos cuenta.

En nuestro planeta actualmente somos alrededor de 7 555 millones de habitantes (nace un nuevo ser humano cada seis segundos y muere otro cada trece, de acuerdo con datos de la UNESCO). Esto sugiere, de acuerdo con la fórmula estadística, que en un ambiente sobrepoblado no habría reservas suficientes de agua dulce ni comida ni recursos para satisfacer demandas básicas; dado que el límite de población que puede sostener nuestro planeta, antes de agotarse los alimentos, los recursos naturales y sufrir graves consecuencias está entre los nueve mil o diez mil millones de personas.

La suerte de la raza humana genera una pregunta. ¿Se estará a tiempo para evitar que la hambruna generalizada eventualmente inicie una hecatombe?

En una película de ciencia ficción de los años setenta, cuyo titulo en México es “Cuando el destino nos alcance”, se aventuraba un futuro sombrío para la humanidad. El filme de mención nos muestra una ciudad de Nueva York en pleno 2002, depauperada, con cuarenta millones de habitantes y escasez extrema de alimentos, donde la poblacion se alimenta con base a un compuesto denominado Soylen verde, cuya materia prima de elaboración implica el procesamiento de restos de seres humanos.

NOTA DE DIA.- La salvación de México está en el arte, esa fuerza creativa capaz de cambiar a la sociedad. El arte nos sensibiliza a todo lo humano, porque el artista experimenta cambios con los que la gente se puede identificar. En México abundan los buenos creadores; pero adolecen de apoyos. Ello torna complicado que puedan realizar los proyectos y temas que tienen en mente. El florecimiento del arte es el mejor antídoto contra la deshumanización que hoy campea. Ningún futuro luminoso nos espera sin este referente existencial del ser humano. En un mundo absorto en situaciones aberrantes, de estupidez, de inconsciencia, el arte es un oasis. El arte es un medio para conocer la mentalidad de personas y de los grupos sociales en cuyo pensamiento, sensibilidad y mundo interior no nos es posible penetrar. El verdadero cambio, insisto, se inscribe en el arte, que nos libera de lo hórrido y lo fatuo.

martes 31 de diciembre de 2019

Feliz año nuevo

lunes 30 de diciembre de 2019

Siete Copas

sábado 28 de diciembre de 2019

Participación política

viernes 27 de diciembre de 2019

Cuestión migratoria

jueves 26 de diciembre de 2019

Inteligencia Artificial

lunes 23 de diciembre de 2019

Tren Maya

sábado 21 de diciembre de 2019

En tres y dos

martes 17 de diciembre de 2019

Máquina de los secretos

sábado 14 de diciembre de 2019

Materia intangible

sábado 07 de diciembre de 2019

Moneda digital

Cargar Más