/ sábado 2 de enero de 2021

Ocurrencias del futbol | Envejecer es el único medio para vivir mucho tiempo

A la vida no le importa si hay pandemia o no, la vida es un absurdo, solo sirve para vivirla... ¡Hazlo! El futbol es semejante a la vida, si perdemos, encogemos nuestros hombros, si ganamos, asentimos con una sonrisa y nos preparamos para el juego siguiente.

Igual nosotros, terminó 2020 y ni siquiera la pandemia nos impedirá continuar, siendo nuestro propósito el complacerlos diariamente ofreciéndoles algo de utilidad para ustedes. Y no somos los únicos, ayer, en el momento que escribía esto, el Everton y el West Ham se estában enfrentando y, cuando veía las noticias en televisión mientras desayunaba, el Real Madrid se estaba entrenando para su juego de hoy contra el Celta de Vigo.

Como lo dijo Albert Camus, el filósofo del “Absurdo”, la vida para lo único que sirve es para vivirla y, hay que hacerlo intensamente sin pretender entenderla, porque no lo conseguirás, como lo dijera Fernando Pessoa, el gran poeta portugués, “Lo que quieras hacer, hazlo, no tengas falsos pudores ni resentimientos con la vida, después de todo, ¿Qué resentimientos tiene contigo la vida?

La década de los 20 se llevó a hombres que yo no podré olvidar, en 2010, al escritor Carlos Monsiváis, autor de varios libros, entre ellos “Escenas de pudor y liviandad” que nos narra de manera muy al estilo de Chucho Flores, la vida de los habitantes del desaparecido Distrito Federal... En 2012, otro gran escritor, Carlos Fuentes, autor de “La Región más transparente” y de “Gringo viejo” entre muchos otros.

El escritor uruguayo Eduardo Galeano, uno de los pocos escritores que se han atrevido a criticar las injusticias del imperialismo con su libro “Las venas abiertas de América Latina” y, que ha reconocido y elevado la valiosísima participación de la mujer en el desarrollo de la sociedad y, que nos ha hablado del futbol en su libro “El futbol a sol y sombra”...

2016, el músico, cantante y escritor canadiense, Leonard Cohen, autor entre otras muchas canciones, de “Halleluja” (Aleluya), “Take This Waltz”... “Dance me to the end of love”... En 2017, el barítono Dimitri Hvorostovsky, llamado el Elvis de la ópera, ya que solía llenar los teatros en donde se presentaba.

Curiosamente fui atrapado por el “Deja vu” que interpretara en compañía de la gran soprano rusa Aída Garifullina, que créanme, al escucharlos caí en un verdadero Deja vu que me ubicaba en el día de mi boda, permaneciendo ahí por varios días...

Y en 2019, Alberto Cortez, quien gentilmente me concedió 15 o 20 minutos de su atención, dándome una lección que no olvidaré jams.

Le había confesado que sufría para expresarme con claridad sin caer en la vulgaridad, a lo que me contestó... Todo en esta vida está dicho, aun lo que tú quieras decir, ya lo dijo otro, ese es un legado histórico para el mundo, toma de ahí todas las palabras que quieras, un tipo extraordinario que le cantó a todo y que nos dejó una gran lección con su poema “Qué suerte he tenido de nacer”...

2020 no acabo de entender en qué década entraría Diego Armando Maradona, si en la 10 o en la 20, pero igual lo incluyo entre los anteriores personajes, este, por el reconocimiento que Camus hace a los futbolistas, cuando dijo que el goleador es el poeta del juego.

Y recién hace algunos días, nos dejó otro gran artista del balón, el lagunero Elías “La Chuleta” Aguilar, consentido de la afición lagunera del Santos y del graderío del estadio Tamaulipas, donde brindó grandes satisfacciones a la fanaticada de Tampico, Madero y la región, logrando el anhelado ascenso, que desgraciadamente duró poco.

Pero vuelvo a lo dicho por Albert Camus, sin olvidar a los que se fueron, vivamos nuestra vida tan intensamente como si fuera el último día de ella, tal y como lo hacen las familias del Club Arenal, el Club México.

Que hoy a causa de la pandemia, realizan sus encuentros de fin y principio de año, al estilo de mis más grandes y brillantes actuaciones futbolísticas, que son soñadas y las más de las veces “roncadas”.

Felicidades para la gran familia Reyes y para todas las familias que conforman el grupo del Arenal, así como para Héctor Aparicio y el Club México, igual para los socios de la Mutualidad de Jugadores veteranos del Tec., igual para el grupo que encabeza el Lic. Chano “Vaquita” Gómez, para la gente de la Lauro Aguirre de Mario Alberto Zaragoza, el popular “Piteco”, la gente de Árbol Grande, el Manchester de Rául García Cobos, “El Ferguson” Arcos, Bacho Salazar y para todos los locos que le hacen caso a Camus y, continúan viviendo como su fueran jovencitos, bajo el control de la mejor liga para veteranos del futbol mexicano, en el Siete y Medio, Catedral del futbol tamaulipeco.

Vayan también mis mejores deseos para mis fieles veinticinco lectores, a quienes deseo pronta recuperación económica para que sigan comprando “El Sol de Tampico”

Vaya 2021 que nos espera, Juegos Olímpicos, Copa de Oro, Eliminatorias de Concacaf para asistir a Qatar 2022, afinar bien a la sorprendente Jaiba Brava para que cuando se reanude el ascenso, se consiga el sueño de volver a la Primera División.

El tiempo, el sueño y la esperanza, son los únicos valores a los que todos tenemos derecho... Vivan intensamente y no intenten explicarse la vida con sus pandemias, porque no tiene explicación... La vida es un absurdo.

Hasta pronto amigo.

A la vida no le importa si hay pandemia o no, la vida es un absurdo, solo sirve para vivirla... ¡Hazlo! El futbol es semejante a la vida, si perdemos, encogemos nuestros hombros, si ganamos, asentimos con una sonrisa y nos preparamos para el juego siguiente.

Igual nosotros, terminó 2020 y ni siquiera la pandemia nos impedirá continuar, siendo nuestro propósito el complacerlos diariamente ofreciéndoles algo de utilidad para ustedes. Y no somos los únicos, ayer, en el momento que escribía esto, el Everton y el West Ham se estában enfrentando y, cuando veía las noticias en televisión mientras desayunaba, el Real Madrid se estaba entrenando para su juego de hoy contra el Celta de Vigo.

Como lo dijo Albert Camus, el filósofo del “Absurdo”, la vida para lo único que sirve es para vivirla y, hay que hacerlo intensamente sin pretender entenderla, porque no lo conseguirás, como lo dijera Fernando Pessoa, el gran poeta portugués, “Lo que quieras hacer, hazlo, no tengas falsos pudores ni resentimientos con la vida, después de todo, ¿Qué resentimientos tiene contigo la vida?

La década de los 20 se llevó a hombres que yo no podré olvidar, en 2010, al escritor Carlos Monsiváis, autor de varios libros, entre ellos “Escenas de pudor y liviandad” que nos narra de manera muy al estilo de Chucho Flores, la vida de los habitantes del desaparecido Distrito Federal... En 2012, otro gran escritor, Carlos Fuentes, autor de “La Región más transparente” y de “Gringo viejo” entre muchos otros.

El escritor uruguayo Eduardo Galeano, uno de los pocos escritores que se han atrevido a criticar las injusticias del imperialismo con su libro “Las venas abiertas de América Latina” y, que ha reconocido y elevado la valiosísima participación de la mujer en el desarrollo de la sociedad y, que nos ha hablado del futbol en su libro “El futbol a sol y sombra”...

2016, el músico, cantante y escritor canadiense, Leonard Cohen, autor entre otras muchas canciones, de “Halleluja” (Aleluya), “Take This Waltz”... “Dance me to the end of love”... En 2017, el barítono Dimitri Hvorostovsky, llamado el Elvis de la ópera, ya que solía llenar los teatros en donde se presentaba.

Curiosamente fui atrapado por el “Deja vu” que interpretara en compañía de la gran soprano rusa Aída Garifullina, que créanme, al escucharlos caí en un verdadero Deja vu que me ubicaba en el día de mi boda, permaneciendo ahí por varios días...

Y en 2019, Alberto Cortez, quien gentilmente me concedió 15 o 20 minutos de su atención, dándome una lección que no olvidaré jams.

Le había confesado que sufría para expresarme con claridad sin caer en la vulgaridad, a lo que me contestó... Todo en esta vida está dicho, aun lo que tú quieras decir, ya lo dijo otro, ese es un legado histórico para el mundo, toma de ahí todas las palabras que quieras, un tipo extraordinario que le cantó a todo y que nos dejó una gran lección con su poema “Qué suerte he tenido de nacer”...

2020 no acabo de entender en qué década entraría Diego Armando Maradona, si en la 10 o en la 20, pero igual lo incluyo entre los anteriores personajes, este, por el reconocimiento que Camus hace a los futbolistas, cuando dijo que el goleador es el poeta del juego.

Y recién hace algunos días, nos dejó otro gran artista del balón, el lagunero Elías “La Chuleta” Aguilar, consentido de la afición lagunera del Santos y del graderío del estadio Tamaulipas, donde brindó grandes satisfacciones a la fanaticada de Tampico, Madero y la región, logrando el anhelado ascenso, que desgraciadamente duró poco.

Pero vuelvo a lo dicho por Albert Camus, sin olvidar a los que se fueron, vivamos nuestra vida tan intensamente como si fuera el último día de ella, tal y como lo hacen las familias del Club Arenal, el Club México.

Que hoy a causa de la pandemia, realizan sus encuentros de fin y principio de año, al estilo de mis más grandes y brillantes actuaciones futbolísticas, que son soñadas y las más de las veces “roncadas”.

Felicidades para la gran familia Reyes y para todas las familias que conforman el grupo del Arenal, así como para Héctor Aparicio y el Club México, igual para los socios de la Mutualidad de Jugadores veteranos del Tec., igual para el grupo que encabeza el Lic. Chano “Vaquita” Gómez, para la gente de la Lauro Aguirre de Mario Alberto Zaragoza, el popular “Piteco”, la gente de Árbol Grande, el Manchester de Rául García Cobos, “El Ferguson” Arcos, Bacho Salazar y para todos los locos que le hacen caso a Camus y, continúan viviendo como su fueran jovencitos, bajo el control de la mejor liga para veteranos del futbol mexicano, en el Siete y Medio, Catedral del futbol tamaulipeco.

Vayan también mis mejores deseos para mis fieles veinticinco lectores, a quienes deseo pronta recuperación económica para que sigan comprando “El Sol de Tampico”

Vaya 2021 que nos espera, Juegos Olímpicos, Copa de Oro, Eliminatorias de Concacaf para asistir a Qatar 2022, afinar bien a la sorprendente Jaiba Brava para que cuando se reanude el ascenso, se consiga el sueño de volver a la Primera División.

El tiempo, el sueño y la esperanza, son los únicos valores a los que todos tenemos derecho... Vivan intensamente y no intenten explicarse la vida con sus pandemias, porque no tiene explicación... La vida es un absurdo.

Hasta pronto amigo.

ÚLTIMASCOLUMNAS