/ martes 18 de enero de 2022

Ocurrencias del futbol | Si eres líder, ¡no lo hagas!

Veía ayer en la televisión cómo Andrés Guardado, flamante capitán del Betis español y de la Selección Mexicana de futbol, se burlaba de un jugador del Sevilla que había sido golpeado por un objeto que le fue lanzado desde las tribunas, por uno de esos locos que no van al estadio para ver un partido, sino que su diversión es molestar o agredir a los jugadores, haciéndolos blanco de sus peligrosas bromas.

El jugador agredido en cuanto sintió el golpe de aquel objeto contra su cara (la frente), cayó al suelo, ignorándose el tamaño del daño causado, quedando la duda de que realmente se haya sentido afectado por el golpe, o si intentaba impresionar al árbitro para que tomara una estricta decisión que perjudicara al equipo contrario.

El caso es que la acción se suscitó durante uno de los derbis españoles más disputados, el del Sevilla vs. El Betis, algo así como un Monterrey vs. Tigres y, se jugaba en el estadio del Sevilla, de pronto, Andrés Guardado inicia una pantomima de muy mal gusto, en la que imita al jugador golpeado, que camina como borrachito y se va contra el suelo cuando simuladamente recibe el impacto en la cabeza.

El golpe existió, la televisión lo captó claramente, sin embargo la gravedad del impacto la ignoramos y solamente los médicos que atendieron al caído saben si estaba fingiendo, o si realmente sufrió un desmayo, pero haya sido como haya sido, nada justifica la acción de Guardado, que fue criticado duramente por el público y la prensa española.

Atónitos, sin creer lo visto, quedamos los mexicanos que vimos aquello, sin poder creer que aquel era el Guardado que todos conocemos y, no es que nos espantemos fácilmente, Cuauhtémoc Blanco realizó mil pantomimas semejantes sin que nadie se lo reprochara, pues la personalidad del Cuauh fue siempre totalmente distinta a la de Guardado y nunca la ocultó y, así lo aceptó el público mexicano que lo ha tenido siempre como a un ídolo.

Es como hablar de aquellos a los que llamamos dos caras. Valga la contradicción, las payasadas del Cuauh no nos parecían ridículas y para nada dañaban a su personalidad, en cambio el Guardado que vimos caminando como un funámbulo, daña en mucho la imagen que del capitán de nuestro querido TRI tenemos. ¡Vaya!, hasta el mismo Cristóbal Soria, uno de los integrantes del programa televisivo de futbol más visto de España, el "Chiringuito de Jugones", amigo muy allegado de Guardado, se mostró sorprendido por semejante acto. Y se lo hizo saber personal y públicamente.

El otro hecho triste para nosotros los mexicanos, es que al ocurrir esto, apenas sí tenía unos minutos en el terreno de juego Jesús Corona el "Tecatito", quien ha ocasionado tanto revuelo en Sevilla y, que ni siquiera tuviera ocasión de hacerse de un balón para mostrarse a la hinchada que está ansiosa por verlo, con el "Tecatito" son tres los mexicanos en aquella región: Andrés Guardado y Diego Lainez con el Betis y el "Tecatito" con el Sevilla. Recordemos que esta región es semejante a Torreón, Gómez Palacio y Lerdo o a Tampico Madero y Altamira.

Y, sorpréndanse ustedes, en Bilbao prevalece el mismo dogma que en nuestro Guadalajara, el Athletic de Bilbao no sólo luce los mismos colores que el Guadalajara (excepto el short negro), para los vascos el Athletic es el mejor equipo del mundo, ¿por qué?, pues porque sí y el que no piense así es que no es español, igual que en México, el que niegue a las Chivas no es mexicano.

Molestos porque el Real Madrid les ganó la Copa en Arabia, con una sobresaliente actuación de los Merengues (Como es costumbre) quejándose los vascos de que han jugado contra una Selección Mundial, a lo que los mismos españoles no vascos responden con un ¡y qué!, nadie ha obligado al Athletic a jugar estrictamente con sólo jugadores nacidos en el mismo país vasco.

Caso único en el mundo, en el Athletic, equipo español, no pueden jugar españoles que no sean originarios de Bilbao, mientras que en el Guadalajara basta con que sean mexicanos para pertenecer a Chivas. Todos sabemos que si hay separatistas en España, los vascos son los más recalcitrantes, de ahí el odio hacia el Real Madrid, para ellos, el equipo del dictador Francisco Franco y, ahí cerquita, los catalanes, con menos intensidad, no les van a la zaga.

Sin embargo, sólo al recuerdo de la ETA, no sólo el pueblo español tiembla, aquello parecía interminable y los actos terroristas de aquel movimiento nos tuvieron atentos a las noticias aún a los que no somos españoles. Con el asesino Franco muerto, todo en España es distinto, aunque el regionalismo vasco continúe vigente, nada es igual.

Ayer, mirando el Chiringuito de Jugones, todo hacía parecer que madridistas y bilbaínos terminarían a golpes. Los madridistas cantando su himno, parecían burlarse de los vascos mientras que estos respondían en el mismo tono. Solo el liderazgo de Pedrerol mantuvo las aguas en su cauce.

Hasta pronto amigo.

Veía ayer en la televisión cómo Andrés Guardado, flamante capitán del Betis español y de la Selección Mexicana de futbol, se burlaba de un jugador del Sevilla que había sido golpeado por un objeto que le fue lanzado desde las tribunas, por uno de esos locos que no van al estadio para ver un partido, sino que su diversión es molestar o agredir a los jugadores, haciéndolos blanco de sus peligrosas bromas.

El jugador agredido en cuanto sintió el golpe de aquel objeto contra su cara (la frente), cayó al suelo, ignorándose el tamaño del daño causado, quedando la duda de que realmente se haya sentido afectado por el golpe, o si intentaba impresionar al árbitro para que tomara una estricta decisión que perjudicara al equipo contrario.

El caso es que la acción se suscitó durante uno de los derbis españoles más disputados, el del Sevilla vs. El Betis, algo así como un Monterrey vs. Tigres y, se jugaba en el estadio del Sevilla, de pronto, Andrés Guardado inicia una pantomima de muy mal gusto, en la que imita al jugador golpeado, que camina como borrachito y se va contra el suelo cuando simuladamente recibe el impacto en la cabeza.

El golpe existió, la televisión lo captó claramente, sin embargo la gravedad del impacto la ignoramos y solamente los médicos que atendieron al caído saben si estaba fingiendo, o si realmente sufrió un desmayo, pero haya sido como haya sido, nada justifica la acción de Guardado, que fue criticado duramente por el público y la prensa española.

Atónitos, sin creer lo visto, quedamos los mexicanos que vimos aquello, sin poder creer que aquel era el Guardado que todos conocemos y, no es que nos espantemos fácilmente, Cuauhtémoc Blanco realizó mil pantomimas semejantes sin que nadie se lo reprochara, pues la personalidad del Cuauh fue siempre totalmente distinta a la de Guardado y nunca la ocultó y, así lo aceptó el público mexicano que lo ha tenido siempre como a un ídolo.

Es como hablar de aquellos a los que llamamos dos caras. Valga la contradicción, las payasadas del Cuauh no nos parecían ridículas y para nada dañaban a su personalidad, en cambio el Guardado que vimos caminando como un funámbulo, daña en mucho la imagen que del capitán de nuestro querido TRI tenemos. ¡Vaya!, hasta el mismo Cristóbal Soria, uno de los integrantes del programa televisivo de futbol más visto de España, el "Chiringuito de Jugones", amigo muy allegado de Guardado, se mostró sorprendido por semejante acto. Y se lo hizo saber personal y públicamente.

El otro hecho triste para nosotros los mexicanos, es que al ocurrir esto, apenas sí tenía unos minutos en el terreno de juego Jesús Corona el "Tecatito", quien ha ocasionado tanto revuelo en Sevilla y, que ni siquiera tuviera ocasión de hacerse de un balón para mostrarse a la hinchada que está ansiosa por verlo, con el "Tecatito" son tres los mexicanos en aquella región: Andrés Guardado y Diego Lainez con el Betis y el "Tecatito" con el Sevilla. Recordemos que esta región es semejante a Torreón, Gómez Palacio y Lerdo o a Tampico Madero y Altamira.

Y, sorpréndanse ustedes, en Bilbao prevalece el mismo dogma que en nuestro Guadalajara, el Athletic de Bilbao no sólo luce los mismos colores que el Guadalajara (excepto el short negro), para los vascos el Athletic es el mejor equipo del mundo, ¿por qué?, pues porque sí y el que no piense así es que no es español, igual que en México, el que niegue a las Chivas no es mexicano.

Molestos porque el Real Madrid les ganó la Copa en Arabia, con una sobresaliente actuación de los Merengues (Como es costumbre) quejándose los vascos de que han jugado contra una Selección Mundial, a lo que los mismos españoles no vascos responden con un ¡y qué!, nadie ha obligado al Athletic a jugar estrictamente con sólo jugadores nacidos en el mismo país vasco.

Caso único en el mundo, en el Athletic, equipo español, no pueden jugar españoles que no sean originarios de Bilbao, mientras que en el Guadalajara basta con que sean mexicanos para pertenecer a Chivas. Todos sabemos que si hay separatistas en España, los vascos son los más recalcitrantes, de ahí el odio hacia el Real Madrid, para ellos, el equipo del dictador Francisco Franco y, ahí cerquita, los catalanes, con menos intensidad, no les van a la zaga.

Sin embargo, sólo al recuerdo de la ETA, no sólo el pueblo español tiembla, aquello parecía interminable y los actos terroristas de aquel movimiento nos tuvieron atentos a las noticias aún a los que no somos españoles. Con el asesino Franco muerto, todo en España es distinto, aunque el regionalismo vasco continúe vigente, nada es igual.

Ayer, mirando el Chiringuito de Jugones, todo hacía parecer que madridistas y bilbaínos terminarían a golpes. Los madridistas cantando su himno, parecían burlarse de los vascos mientras que estos respondían en el mismo tono. Solo el liderazgo de Pedrerol mantuvo las aguas en su cauce.

Hasta pronto amigo.