/ jueves 21 de octubre de 2021

Ocurrencias del futbol | Sigo sin poder ver el lado invisible del futbol

Según escucho a los conocedores hablar del gran error de las Chivas que declaran tener interés en que Guillermo Almada se haga cargo de pastorear al rebaño, me pregunto ¿por qué no?

Ellos aducen que a un director técnico se le contrata para que haga jugar tan bien al equipo de manera que pelee por el campeonato y que Almada tiene al Santos Laguna en el lugar 12 de la tabla general. La desventaja está a la vista, ya que entre Vucetich y Leaño tienen a las Chivas en la décima posición.

En cambio, percibo, aunque no veo cómo el América sufrió tanto para lograr vencer al Santos. ¡Ah! me dirán ustedes que el América a todos les gana por una muy raquítica diferencia, lo que depende de una habilidad invisible a los ojos de un profano como yo, que no logro comprender. Porque yo que soy americanista sufro al ver cómo el Santos llega y llega una y otra vez sin lograr vencer a Ochoa, para que finalmente, como ocurre en todos sus partidos, en los últimos minutos un centro del lado izquierdo (Salvador Reyes), sea rematado por Alvaro Fidalgo para el primer gol y ya al final, un centro por el lado derecho (Miguel Layun) sea rematado por Sebastián Córdova para sentenciar el juego.

Almada mediante argumentos invisibles logra que sus jugadores, en su mayoría novatos, durante el juego aparezcan rindiendo lo mismo que el más consagrado de sus componentes y cuando en plena acción se lesiona alguno de ellos lo sustituye con otro chamaco que le va a rendir lo mismo. ¿Recuerdan ustedes el debut de Joaquín del Olmo?, le tocó marcar a Antonio Carlos Santos, por aquel tiempo el mejor jugador de la liga y lo borró, ¿qué le dijo Carlos Reinoso a Joaquín?, ¿qué les dice Almada a sus debutantes?

El caso es que esa invisibilidad que tanto fortalece al Santos carece de la contundencia de los americanistas. ¿Puede alguien explicarme el sistema del América? ¿Quién es su conductor en el campo? ¿Cuál es su línea más importante? ¿Por qué si su defensa central es de las más endebles, son los menos goleados? ¿Por qué Alvaro Fidalgo, que nunca jugó en la Primera División de España, es tan importante en el América? y, ¿Por qué Viñas y Richard Sánchez que llegaron al América siendo desconocidos en sus respectivos países, han rendido tan bien? que ahora son seleccionados allá. ¿Y qué ocurrió con Roger Martínez, quien estuvo a punto de ser despedido en tiempos de Herrera y que ahora está convertido en un verdadero ariete?. Tenemos aquí a dos fuerzas invisibles, que al no poderlas ver, no las comprendemos, la de Guillermo Almada y la de Santiago Solari, inexplicables.

Mientras que al otro lado del charco los grandes equipos europeos como el Real Madrid y el Barcelona, en su peor momento, sufriendo a causa de las obligadas transiciones generacionales aplican una invisibilidad que maquilla sus mortesinas imágenes, presentándolos como temibles guerreros, que atados sus cadáveres a la montura de su caballo al más puro estilo del Cid Campeador, continúan sorprendiendo a los que los daban por muertos.

Brujs 1, Manchester City 5... PSG 3, Lipzig 2... Atético de Madrid 2, Liverpool 3... Porto 1, Milán 0... Besiktas 1, Sporting 4... Ajax 4, Borusia Dortmund 0... Inter de Milán 3, Traspol 1... Shaktar 0, Real Madrid 5... Barcelona 1, Dínamo de Kiev 0... Benfica 0, Bayern Munich 4... Young Boys 1, Villarreal 4... Manchester United 3, Atalanta 2... Salzburgo 3, Wolfsburg 1... Lille 0, Sevilla 0... Chelsea 4, Malmo 0... Zenit 0, Juventus 1...

Sin Sergio Ramos, sin Raphael Varane, sin Marcelo, ni Cristiano Ronaldo y, con Luca Modric, Toni Kroos e Isco Alarcón como candidatos a salir para que se cumpla la transición, el Real Madrid se felicita, al ver al Barcelona sin Luis Suárez ni Lionel Messi y con Gerard Piqué, Sergio Busquet y Jordi Alba cercanos a la jubilación, pero presumiendo ambos equipos de la riqueza que sus nuevas generaciones les significan, enfrentan a sus eternos poderosos rivales, no con la brillantez pasada, pero sí con la misma entrega y efectividad manteniéndose vivos, espero que por mucho tiempo.

Ahora, sus émulos, candidatos a sucederlos en el protagonismo, el PSG, el Manchester City y el Chelsea principalmente, más los eternos Bayern Munich, Manchester United, Borussia Dortmund, Milán, Inter de Milán y el eterno Porto, que cual jauría de rabiosos canes quieren hacer leña de estos dos vetustos robles que sedientos necesital el agu y no la imploran. El tiempo de vacas flacas a todos afecta, esperemos que el del Real Madrid y el del Barcelona sean superados prontamente, estamos seguro de que así será, ya que la grandeza es un privilegio de los que saben levantarse de sus caídas.

Tampico vs. Atlante, qué recuerdos señores, cuando aquellos potros del General Núñez con Salvador Mota, La "Chepina" Rivera, Rufo, Figueroa, Thelmo, Ávalos, Ochoa, Arizmendi, Raúl de Alba, Fernández, Norberto Rosas, Ricardo Escandón Ruiz, "Bombero" García Vélez. y por Tampico, Raúl "Tarzán" Landeros, Salvador Ayala, Benito Ayán, Elpidio Padilla, Rufino Leca, Enrique Carretero, Carlos Septién, Grimaldo González, Julio Ayón Aparicio, Ernesto Candia y Nicolás "Pipo" Téllez. Los mismos colores, con otros actores.

Hasta pronto amigo.

Según escucho a los conocedores hablar del gran error de las Chivas que declaran tener interés en que Guillermo Almada se haga cargo de pastorear al rebaño, me pregunto ¿por qué no?

Ellos aducen que a un director técnico se le contrata para que haga jugar tan bien al equipo de manera que pelee por el campeonato y que Almada tiene al Santos Laguna en el lugar 12 de la tabla general. La desventaja está a la vista, ya que entre Vucetich y Leaño tienen a las Chivas en la décima posición.

En cambio, percibo, aunque no veo cómo el América sufrió tanto para lograr vencer al Santos. ¡Ah! me dirán ustedes que el América a todos les gana por una muy raquítica diferencia, lo que depende de una habilidad invisible a los ojos de un profano como yo, que no logro comprender. Porque yo que soy americanista sufro al ver cómo el Santos llega y llega una y otra vez sin lograr vencer a Ochoa, para que finalmente, como ocurre en todos sus partidos, en los últimos minutos un centro del lado izquierdo (Salvador Reyes), sea rematado por Alvaro Fidalgo para el primer gol y ya al final, un centro por el lado derecho (Miguel Layun) sea rematado por Sebastián Córdova para sentenciar el juego.

Almada mediante argumentos invisibles logra que sus jugadores, en su mayoría novatos, durante el juego aparezcan rindiendo lo mismo que el más consagrado de sus componentes y cuando en plena acción se lesiona alguno de ellos lo sustituye con otro chamaco que le va a rendir lo mismo. ¿Recuerdan ustedes el debut de Joaquín del Olmo?, le tocó marcar a Antonio Carlos Santos, por aquel tiempo el mejor jugador de la liga y lo borró, ¿qué le dijo Carlos Reinoso a Joaquín?, ¿qué les dice Almada a sus debutantes?

El caso es que esa invisibilidad que tanto fortalece al Santos carece de la contundencia de los americanistas. ¿Puede alguien explicarme el sistema del América? ¿Quién es su conductor en el campo? ¿Cuál es su línea más importante? ¿Por qué si su defensa central es de las más endebles, son los menos goleados? ¿Por qué Alvaro Fidalgo, que nunca jugó en la Primera División de España, es tan importante en el América? y, ¿Por qué Viñas y Richard Sánchez que llegaron al América siendo desconocidos en sus respectivos países, han rendido tan bien? que ahora son seleccionados allá. ¿Y qué ocurrió con Roger Martínez, quien estuvo a punto de ser despedido en tiempos de Herrera y que ahora está convertido en un verdadero ariete?. Tenemos aquí a dos fuerzas invisibles, que al no poderlas ver, no las comprendemos, la de Guillermo Almada y la de Santiago Solari, inexplicables.

Mientras que al otro lado del charco los grandes equipos europeos como el Real Madrid y el Barcelona, en su peor momento, sufriendo a causa de las obligadas transiciones generacionales aplican una invisibilidad que maquilla sus mortesinas imágenes, presentándolos como temibles guerreros, que atados sus cadáveres a la montura de su caballo al más puro estilo del Cid Campeador, continúan sorprendiendo a los que los daban por muertos.

Brujs 1, Manchester City 5... PSG 3, Lipzig 2... Atético de Madrid 2, Liverpool 3... Porto 1, Milán 0... Besiktas 1, Sporting 4... Ajax 4, Borusia Dortmund 0... Inter de Milán 3, Traspol 1... Shaktar 0, Real Madrid 5... Barcelona 1, Dínamo de Kiev 0... Benfica 0, Bayern Munich 4... Young Boys 1, Villarreal 4... Manchester United 3, Atalanta 2... Salzburgo 3, Wolfsburg 1... Lille 0, Sevilla 0... Chelsea 4, Malmo 0... Zenit 0, Juventus 1...

Sin Sergio Ramos, sin Raphael Varane, sin Marcelo, ni Cristiano Ronaldo y, con Luca Modric, Toni Kroos e Isco Alarcón como candidatos a salir para que se cumpla la transición, el Real Madrid se felicita, al ver al Barcelona sin Luis Suárez ni Lionel Messi y con Gerard Piqué, Sergio Busquet y Jordi Alba cercanos a la jubilación, pero presumiendo ambos equipos de la riqueza que sus nuevas generaciones les significan, enfrentan a sus eternos poderosos rivales, no con la brillantez pasada, pero sí con la misma entrega y efectividad manteniéndose vivos, espero que por mucho tiempo.

Ahora, sus émulos, candidatos a sucederlos en el protagonismo, el PSG, el Manchester City y el Chelsea principalmente, más los eternos Bayern Munich, Manchester United, Borussia Dortmund, Milán, Inter de Milán y el eterno Porto, que cual jauría de rabiosos canes quieren hacer leña de estos dos vetustos robles que sedientos necesital el agu y no la imploran. El tiempo de vacas flacas a todos afecta, esperemos que el del Real Madrid y el del Barcelona sean superados prontamente, estamos seguro de que así será, ya que la grandeza es un privilegio de los que saben levantarse de sus caídas.

Tampico vs. Atlante, qué recuerdos señores, cuando aquellos potros del General Núñez con Salvador Mota, La "Chepina" Rivera, Rufo, Figueroa, Thelmo, Ávalos, Ochoa, Arizmendi, Raúl de Alba, Fernández, Norberto Rosas, Ricardo Escandón Ruiz, "Bombero" García Vélez. y por Tampico, Raúl "Tarzán" Landeros, Salvador Ayala, Benito Ayán, Elpidio Padilla, Rufino Leca, Enrique Carretero, Carlos Septién, Grimaldo González, Julio Ayón Aparicio, Ernesto Candia y Nicolás "Pipo" Téllez. Los mismos colores, con otros actores.

Hasta pronto amigo.