/ sábado 21 de noviembre de 2020

Tampico hermoso | Tampico Hermoso

Por fin pude entrar a la Plaza de la Libertad, inmediatamente me dirigí a saludar a mi amigo Bogar, encontrándolo como de costumbre enfurruñado. Antes de que profiera una palabra le dije. -Ya tienes tu mercado, plaza remodelada, locales, zonas peatonales, ambiente afrancesado y además rodeado por hermosos edificios, el conocido como “de la luz” ahora del SAT, el Sevilla, el correo, el Alicia, donde estuvo hospedado el mismísimo Don Porfirio, la casa de los Meade.

Realmente nuestro Tampico tiene mucho que recordar, nuestra historia es digna de un libro. Esto va para las plumas de alto nivel que andan por ahí; los hechos famosos e históricos de nuestra Ciudad no son poco.

  • 1824, se concede a Tampico carácter de Puerto de Altura.
  • 1829, Barradas pretende reconquistar nuestro México, Santa Anna lo derrota en Cabo Rojo.
  • 1832, se abre un Canal para comunicar la Laguna del Carpintero con el Pánuco; Canal que no es otro que el famoso “de la Cortadura”.
  • 1895, Escolleras.
  • 1900, tranvías de mula se pasean por la Ciudad.
  • 1933 y 1955, el Ciclón Hilda devasta Tampico, en una inundación sin precedentes, resaltando la unión de sus habitantes en la desgracia.

Días terribles parecidos a los nuestros actuales, también sufren los tampiqueños de entonces, terribles epidemias azotan nuestra Ciudad, cólera morbus y fiebre amarilla.

Como ahora el maldito e insoportable virus que nos tiene tan hartos y al límite de nuestra razón y paciencia, al grado de que hastiados relajamos nuestras precauciones, pero no, “hay que sacar la casta”, como dicen los viejos.

Unidos y solidarios en la desgracia e infortunio saldremos adelante.

Por fin pude entrar a la Plaza de la Libertad, inmediatamente me dirigí a saludar a mi amigo Bogar, encontrándolo como de costumbre enfurruñado. Antes de que profiera una palabra le dije. -Ya tienes tu mercado, plaza remodelada, locales, zonas peatonales, ambiente afrancesado y además rodeado por hermosos edificios, el conocido como “de la luz” ahora del SAT, el Sevilla, el correo, el Alicia, donde estuvo hospedado el mismísimo Don Porfirio, la casa de los Meade.

Realmente nuestro Tampico tiene mucho que recordar, nuestra historia es digna de un libro. Esto va para las plumas de alto nivel que andan por ahí; los hechos famosos e históricos de nuestra Ciudad no son poco.

  • 1824, se concede a Tampico carácter de Puerto de Altura.
  • 1829, Barradas pretende reconquistar nuestro México, Santa Anna lo derrota en Cabo Rojo.
  • 1832, se abre un Canal para comunicar la Laguna del Carpintero con el Pánuco; Canal que no es otro que el famoso “de la Cortadura”.
  • 1895, Escolleras.
  • 1900, tranvías de mula se pasean por la Ciudad.
  • 1933 y 1955, el Ciclón Hilda devasta Tampico, en una inundación sin precedentes, resaltando la unión de sus habitantes en la desgracia.

Días terribles parecidos a los nuestros actuales, también sufren los tampiqueños de entonces, terribles epidemias azotan nuestra Ciudad, cólera morbus y fiebre amarilla.

Como ahora el maldito e insoportable virus que nos tiene tan hartos y al límite de nuestra razón y paciencia, al grado de que hastiados relajamos nuestras precauciones, pero no, “hay que sacar la casta”, como dicen los viejos.

Unidos y solidarios en la desgracia e infortunio saldremos adelante.