/ lunes 2 de septiembre de 2019

Yesterday: Los Beatles según Danny Boyle

La sola idea de un mundo (actual y jadeante de consumismo e individualismos) donde no existiera y ni hubiera existido el Cuarteto de Liverpool parecía atractiva y original...

Que de hecho lo es si nos fijamos en la trayectoria como guionista de Richard Curtis, cuatacho del alma de Mr. Bean y autor de célebres comedias Cuatro bodas y un funeral/ 1994, Notting Hill/ 1998, El diario de Bridget Jones/ 2001, Realmente amor/ 2003, y más aún del inquietante Danny Boyle (Trainspotting/ 1996, Quisiera ser millonario/ 2008).

Y lo que se ve en pantalla es una emotiva comedia romántica, sí, pero sin mayor impulso motor que la entrañable obra de Los Beatles. La historia de un cantautor de poca monta, Jack Malik/ Himesh Patel, quien tras sufrir un accidente de tránsito con apagón mundial de doce segundos incluido, advierte que nadie conoce las canciones de Los Beatles y, por ello decide darlas a conocer en su voz.

Con el apoyo de su incondicional amiga Ellie/ Lily James, Jack entiende que el destino le pedirá algo a cambio por el enorme y repentino éxito que alcanzará con tan notables canciones. Precisamente es lo que el guión de Curtis no permeó con solvencia narrativa puesto que la impericia de Boyle (sin el vaho de la edición veloz y asfixiante) en el cine musical no concatena las posibilidades de la denuncia o, mejor dicho, la reflexión moral sobre los efectos del éxito comercializador y totalizador, de allí que es precisa la secuencia del staff de mercadotécnica que ensalzará a las nubes a Jack con su primer álbum.

Si bien los entramados típicos de la comedia romántica funcionan: Ellie y Jack siempre enamorados sin decírselo, palidece el filme de ese punch que jale a la pareja a vencer los obstáculos porque no hay enemigo o “celestina”. Es la anécdota principal, la fábula de un mundo sin Los Beatles, que absorbe a la película por lo cual sólo queda adherirse a la nostalgia o a la revisión post Bohemian Rhapsody/ 2018 millenials.

Yesterday es una oda a John, Paul, George y Ringo sin duda y que permite la comparación de las canciones de hace medio siglo con las de ahora. Acertada la inclusión como él mismo del músico y cantante Ed Sheeran para entender las dialécticas no tanto creativas -que en sí son irrepetibles– sino sociológicas de las herramientas tecnológicas actuales. Si no estás en Google no existes, de allí que la mención al famoso refresco de cola y a la saga del maguito de Hogwarts sea sintomática.

Yesterday se exhibe en cines de Tampico. Consulte la cartelera..

La sola idea de un mundo (actual y jadeante de consumismo e individualismos) donde no existiera y ni hubiera existido el Cuarteto de Liverpool parecía atractiva y original...

Que de hecho lo es si nos fijamos en la trayectoria como guionista de Richard Curtis, cuatacho del alma de Mr. Bean y autor de célebres comedias Cuatro bodas y un funeral/ 1994, Notting Hill/ 1998, El diario de Bridget Jones/ 2001, Realmente amor/ 2003, y más aún del inquietante Danny Boyle (Trainspotting/ 1996, Quisiera ser millonario/ 2008).

Y lo que se ve en pantalla es una emotiva comedia romántica, sí, pero sin mayor impulso motor que la entrañable obra de Los Beatles. La historia de un cantautor de poca monta, Jack Malik/ Himesh Patel, quien tras sufrir un accidente de tránsito con apagón mundial de doce segundos incluido, advierte que nadie conoce las canciones de Los Beatles y, por ello decide darlas a conocer en su voz.

Con el apoyo de su incondicional amiga Ellie/ Lily James, Jack entiende que el destino le pedirá algo a cambio por el enorme y repentino éxito que alcanzará con tan notables canciones. Precisamente es lo que el guión de Curtis no permeó con solvencia narrativa puesto que la impericia de Boyle (sin el vaho de la edición veloz y asfixiante) en el cine musical no concatena las posibilidades de la denuncia o, mejor dicho, la reflexión moral sobre los efectos del éxito comercializador y totalizador, de allí que es precisa la secuencia del staff de mercadotécnica que ensalzará a las nubes a Jack con su primer álbum.

Si bien los entramados típicos de la comedia romántica funcionan: Ellie y Jack siempre enamorados sin decírselo, palidece el filme de ese punch que jale a la pareja a vencer los obstáculos porque no hay enemigo o “celestina”. Es la anécdota principal, la fábula de un mundo sin Los Beatles, que absorbe a la película por lo cual sólo queda adherirse a la nostalgia o a la revisión post Bohemian Rhapsody/ 2018 millenials.

Yesterday es una oda a John, Paul, George y Ringo sin duda y que permite la comparación de las canciones de hace medio siglo con las de ahora. Acertada la inclusión como él mismo del músico y cantante Ed Sheeran para entender las dialécticas no tanto creativas -que en sí son irrepetibles– sino sociológicas de las herramientas tecnológicas actuales. Si no estás en Google no existes, de allí que la mención al famoso refresco de cola y a la saga del maguito de Hogwarts sea sintomática.

Yesterday se exhibe en cines de Tampico. Consulte la cartelera..

miércoles 20 de noviembre de 2019

VI Festival Mundial de Cine de Veracruz

sábado 16 de noviembre de 2019

Hegel tenía razón

lunes 11 de noviembre de 2019

90 años de Un Perro Andaluz

viernes 08 de noviembre de 2019

Sixto Rodríguez

miércoles 06 de noviembre de 2019

Un ejemplo de buen guión

lunes 28 de octubre de 2019

Cuando te abrazo

viernes 25 de octubre de 2019

Luctus

viernes 18 de octubre de 2019

5 años de los 43

Cargar Más