/ martes 2 de marzo de 2021

Emilio Azcárraga Vidaurreta, un tampiqueño con visión

Día con día decenas de automovilistas y peatones circulan por una calle en la colonia Campbell que lleva el nombre de quien es considerado un personaje ilustre

Como “un empresario de gran empuje” es como los tampiqueños recuerdan a Emilio Azcárraga Vidaurreta. Fue el 2 de marzo de 1895 cuando el puerto jaibo vio nacer a uno de los mexicanos que marcó un antes y un después en la historia de los medios de comunicación.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

Es en el apartado de hombres ilustres que, en su página oficial, el Gobierno del Estado de Tamaulipas enlista al fundador de la difusora XEW, del Canal 2 de televisión y director de la construcción de los estudios cinematográficos Churubusco, los cuales sirvieron para filmar grandes producciones durante la época de oro del cine en nuestro país.

INICIA UNA DINASTÍA

Azcárraga Vidaurreta fue uno de los cuatro hijos procreados por el matrimonio de raíces españolas conformado por el aduanero Mariano Azcárraga y Emilia Vidaurreta.

Estudió en Piedras Negras, Coahuila y posteriormente continuó su aprendizaje en Estados Unidos, en la ciudad de Austin, Texas. Fue en su adolescencia cuando comenzó a laborar en la zapatería “El Capricho”, ubicada en el puerto de Veracruz, así lo relata la enciclopedia Auñamendi, misma que se centra en la cultura vasca.

Debido a su entrega y pasión, pero sobre todo a su visión, Azcárraga tuvo gran éxito en el rubro de los negocios. A los 21 años, antes de adentrarse en el mundo de los mass media, fundó Azcárraga y Copland S. A., firma con la que distribuyó los primeros automóviles de la marca Ford en México.

Es a partir de ahí que comenzó a establecer agencias en la zona del Bajío y norte del país, introduciéndose ya de manera más profunda en el ámbito empresarial. En esta etapa se convirtió en presidente del Comité de Carreras de Automóviles de la Cámara de Comercio, Industria y Minería en Nuevo León y se casó con Laura Milmo Hickman, con quien tuvo a su hijo Emilio, quien años más tarde sería conocido como “El Tigre Azcárraga” por su agudeza para los negocios.

Es considerado un personaje ilustre, que representa el empuje y las ganas de salir adelante del tampiqueño. / Crédito: Simón Flechine, Fototeca Nacional Instituto Nacional de Antropología e Historia, México.

LA VOZ DE AMÉRICA LATINA EN MÉXICO

De acuerdo con el Salón del Empresario, siempre se caracterizó por su visión a futuro y su ímpetu, siendo estos dos factores para que forjara su camino en la radio. En la década de los años veinte obtuvo la concesión para ser distribuidor de Víctor Talking Machine, fabricante de radios y posteriormente pasó a colaborar con México Music Co., concesionaria de Radio Corporation of América (RCA).

Corrían los años treinta, en Estados Unidos se vivía un período de depresión y México no estaba a salvo de la crisis económica, pero esto no impidió que Azcárraga Vidaurreta siguiera adelante en sus empresas. En 1930 en alianza con la Broadcasting Corporativon (NBC) y la Columbia Boradcasting System (CBS) fundó las emisoras XEW-AM y XEQ-AM.

Un 18 de septiembre de hace 90 años, la XEW-AM, actualmente conocida como “W Radio”, inició transmisiones y se consolidó como primera emisora comercial con cobertura nacional.

Azcárraga se convirtió en “pionero en la venta de programas grabados, comercializando los contenidos estelares de sus emisoras a estaciones locales y en el exterior. Luego de liderar el nacimiento de la radio comercial nacional cofunda Telesistema Mexicano S.A. en los años cincuenta, empresa que dos décadas después se convertiría en Televisa, describe sus páginas el Centro Nacional de Comunicación Social A.C.

Por sus aportes a la generación de empleos y su espíritu emprendedor, fue reconocido en 1993 por el Salón del Empresario. | Crédito: Archivo Casasola, Fototeca Nacional del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), México.

LA FÁBRICA DEL CINE

En más de cinco hectáreas ubicadas en la colonia Country Club, en CDMX, se encuentra gran parte de la historia de la industria fílmica nacional. “El proyecto de los Estudios Churubusco fue desarrollado en 1943 por Emilio Azcárraga Vidaurreta, la productora norteamericana RKO, Radio Pictures y un grupo de inversionistas encabezado por Harry Wright, presidente del Country Club y dueño de los terrenos donde hoy también se encuentra el Centro Nacional de las Artes”, destaca la Secretaría de Cultura.

Los sueños y anhelos del tampiqueño sentaron las bases para los estudios que hoy en día son catalogados como el complejo de producción y postproducción más grande de Latinoamérica. Churubusco inició operaciones en 1945 con la filmación de la película La Morena de mi Copla, de Fernando Rivero, “en el epicentro de la comunidad cinematográfica (que este año celebra su aniversario número 76), se llegaron a realizar hasta 90 películas por año durante la primera época de oro de la producción en México”.

Es recordado como uno de los tampiqueños ilustres | Crédito: Archivo Casasola, Crédito: Simón Flechine, Fototeca Nacional del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), México.

INCURSIÓN EN LA PANTALLA CHICA

Al llegar los años cincuenta, la vida empezaba a tomar un “ritmo más apresurado”, la influencia norteamericana se hacía cada vez más presente y los medios de comunicación apostaban firmes a su influencia en la sociedad. En medio de este panorama, Azcárraga Vidaurreta “fundó el Canal 2 XEW-TV en 1951, asociándose posteriormente con don Rómulo O'Farrill Jr. quien creó la primera estación de televisión en México, el Canal 4 XHTV, el 31 de agosto de 1950 y con Guillermo González Camarena, que operaba el Canal 5 XHGC, por lo que surge Telesistema Mexicano”.

Así lo menciona el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), señalando que el tampiqueño se convirtió -casi un lustro después- en el primer presidente de dicha alianza. Para 1969, su conglomerado de entretenimiento contaba con más de 90 unidades de negocios.

El tiempo no pasa en balde, pero sus aportaciones hoy en día siguen rindiendo frutos; junto a Clemente Serna Martínez fundó la cadena Radio Programas de México y constituyó el primer servicio de radiopatrullas policíacas de México. A la par, fue miembro fundador de la Cámara Nacional de la Industria de la Radiodifusión y la Promotora Hispanoamericana de Música S.A., cuyo nacimiento fue fundamental para que surgiera la Sociedad de Autores y Compositores de la Música.

Churubusco inició operaciones en 1945 con la filmación de la película La Morena de mi Copla, de Fernando Rivero | Crédito: Estudios Churubusco (Twitter @Est_Churubusco).

TAMPICO LO RECUERDA

A casi 50 años de su muerte, Tampico no olvida al primer integrante de lo que hoy conocemos como la dinastía Azcárraga. Autoridades municipales y estatales lo mencionan al hablar de quienes tuvieron su cuna en el puerto jaibo y pasaron a la historia nacional e internacional.

Además, día con día decenas de automovilistas y peatones circulan por una calle en la colonia Campbell que lleva el nombre de quien es considerado un personaje ilustre, que representa el empuje y las ganas de salir adelante del tampiqueño.

Churubusco inició operaciones en 1945 con la filmación de la película La Morena de mi Copla, de Fernando Rivero | Crédito: Estudios Churubusco (Twitter @Est_Churubusco)

Como “un empresario de gran empuje” es como los tampiqueños recuerdan a Emilio Azcárraga Vidaurreta. Fue el 2 de marzo de 1895 cuando el puerto jaibo vio nacer a uno de los mexicanos que marcó un antes y un después en la historia de los medios de comunicación.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

Es en el apartado de hombres ilustres que, en su página oficial, el Gobierno del Estado de Tamaulipas enlista al fundador de la difusora XEW, del Canal 2 de televisión y director de la construcción de los estudios cinematográficos Churubusco, los cuales sirvieron para filmar grandes producciones durante la época de oro del cine en nuestro país.

INICIA UNA DINASTÍA

Azcárraga Vidaurreta fue uno de los cuatro hijos procreados por el matrimonio de raíces españolas conformado por el aduanero Mariano Azcárraga y Emilia Vidaurreta.

Estudió en Piedras Negras, Coahuila y posteriormente continuó su aprendizaje en Estados Unidos, en la ciudad de Austin, Texas. Fue en su adolescencia cuando comenzó a laborar en la zapatería “El Capricho”, ubicada en el puerto de Veracruz, así lo relata la enciclopedia Auñamendi, misma que se centra en la cultura vasca.

Debido a su entrega y pasión, pero sobre todo a su visión, Azcárraga tuvo gran éxito en el rubro de los negocios. A los 21 años, antes de adentrarse en el mundo de los mass media, fundó Azcárraga y Copland S. A., firma con la que distribuyó los primeros automóviles de la marca Ford en México.

Es a partir de ahí que comenzó a establecer agencias en la zona del Bajío y norte del país, introduciéndose ya de manera más profunda en el ámbito empresarial. En esta etapa se convirtió en presidente del Comité de Carreras de Automóviles de la Cámara de Comercio, Industria y Minería en Nuevo León y se casó con Laura Milmo Hickman, con quien tuvo a su hijo Emilio, quien años más tarde sería conocido como “El Tigre Azcárraga” por su agudeza para los negocios.

Es considerado un personaje ilustre, que representa el empuje y las ganas de salir adelante del tampiqueño. / Crédito: Simón Flechine, Fototeca Nacional Instituto Nacional de Antropología e Historia, México.

LA VOZ DE AMÉRICA LATINA EN MÉXICO

De acuerdo con el Salón del Empresario, siempre se caracterizó por su visión a futuro y su ímpetu, siendo estos dos factores para que forjara su camino en la radio. En la década de los años veinte obtuvo la concesión para ser distribuidor de Víctor Talking Machine, fabricante de radios y posteriormente pasó a colaborar con México Music Co., concesionaria de Radio Corporation of América (RCA).

Corrían los años treinta, en Estados Unidos se vivía un período de depresión y México no estaba a salvo de la crisis económica, pero esto no impidió que Azcárraga Vidaurreta siguiera adelante en sus empresas. En 1930 en alianza con la Broadcasting Corporativon (NBC) y la Columbia Boradcasting System (CBS) fundó las emisoras XEW-AM y XEQ-AM.

Un 18 de septiembre de hace 90 años, la XEW-AM, actualmente conocida como “W Radio”, inició transmisiones y se consolidó como primera emisora comercial con cobertura nacional.

Azcárraga se convirtió en “pionero en la venta de programas grabados, comercializando los contenidos estelares de sus emisoras a estaciones locales y en el exterior. Luego de liderar el nacimiento de la radio comercial nacional cofunda Telesistema Mexicano S.A. en los años cincuenta, empresa que dos décadas después se convertiría en Televisa, describe sus páginas el Centro Nacional de Comunicación Social A.C.

Por sus aportes a la generación de empleos y su espíritu emprendedor, fue reconocido en 1993 por el Salón del Empresario. | Crédito: Archivo Casasola, Fototeca Nacional del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), México.

LA FÁBRICA DEL CINE

En más de cinco hectáreas ubicadas en la colonia Country Club, en CDMX, se encuentra gran parte de la historia de la industria fílmica nacional. “El proyecto de los Estudios Churubusco fue desarrollado en 1943 por Emilio Azcárraga Vidaurreta, la productora norteamericana RKO, Radio Pictures y un grupo de inversionistas encabezado por Harry Wright, presidente del Country Club y dueño de los terrenos donde hoy también se encuentra el Centro Nacional de las Artes”, destaca la Secretaría de Cultura.

Los sueños y anhelos del tampiqueño sentaron las bases para los estudios que hoy en día son catalogados como el complejo de producción y postproducción más grande de Latinoamérica. Churubusco inició operaciones en 1945 con la filmación de la película La Morena de mi Copla, de Fernando Rivero, “en el epicentro de la comunidad cinematográfica (que este año celebra su aniversario número 76), se llegaron a realizar hasta 90 películas por año durante la primera época de oro de la producción en México”.

Es recordado como uno de los tampiqueños ilustres | Crédito: Archivo Casasola, Crédito: Simón Flechine, Fototeca Nacional del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), México.

INCURSIÓN EN LA PANTALLA CHICA

Al llegar los años cincuenta, la vida empezaba a tomar un “ritmo más apresurado”, la influencia norteamericana se hacía cada vez más presente y los medios de comunicación apostaban firmes a su influencia en la sociedad. En medio de este panorama, Azcárraga Vidaurreta “fundó el Canal 2 XEW-TV en 1951, asociándose posteriormente con don Rómulo O'Farrill Jr. quien creó la primera estación de televisión en México, el Canal 4 XHTV, el 31 de agosto de 1950 y con Guillermo González Camarena, que operaba el Canal 5 XHGC, por lo que surge Telesistema Mexicano”.

Así lo menciona el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), señalando que el tampiqueño se convirtió -casi un lustro después- en el primer presidente de dicha alianza. Para 1969, su conglomerado de entretenimiento contaba con más de 90 unidades de negocios.

El tiempo no pasa en balde, pero sus aportaciones hoy en día siguen rindiendo frutos; junto a Clemente Serna Martínez fundó la cadena Radio Programas de México y constituyó el primer servicio de radiopatrullas policíacas de México. A la par, fue miembro fundador de la Cámara Nacional de la Industria de la Radiodifusión y la Promotora Hispanoamericana de Música S.A., cuyo nacimiento fue fundamental para que surgiera la Sociedad de Autores y Compositores de la Música.

Churubusco inició operaciones en 1945 con la filmación de la película La Morena de mi Copla, de Fernando Rivero | Crédito: Estudios Churubusco (Twitter @Est_Churubusco).

TAMPICO LO RECUERDA

A casi 50 años de su muerte, Tampico no olvida al primer integrante de lo que hoy conocemos como la dinastía Azcárraga. Autoridades municipales y estatales lo mencionan al hablar de quienes tuvieron su cuna en el puerto jaibo y pasaron a la historia nacional e internacional.

Además, día con día decenas de automovilistas y peatones circulan por una calle en la colonia Campbell que lleva el nombre de quien es considerado un personaje ilustre, que representa el empuje y las ganas de salir adelante del tampiqueño.

Churubusco inició operaciones en 1945 con la filmación de la película La Morena de mi Copla, de Fernando Rivero | Crédito: Estudios Churubusco (Twitter @Est_Churubusco)

Local

Inician construcción de tienda departamental en Arboledas

En esta área comercial que ha crecido en los últimos cinco años, confluyen las diferentes rutas del transporte público de pasaje

Local

Tampico en el umbral de su bicentenario

Este gran acontecimiento de nuestro puerto no debe pasar desapercibido

Local

Binomios caninos detectan ilícitos en aduanas del país

El adiestramiento que los sensores reciben es producto de años de capacitación al personal responsable, adquirida en diferentes cursos en Estados Unidos, Colombia y Costa Rica

Local

Con fila kilométrica comienza proceso de vacunación anticovid en Madero

Hasta el momento no se han registrado incidencias mayores, solo un poco de aglomeraciones entre algunos abuelitos

Local

Hay vacunas para todos, pero los discapacitados primero en Ciudad Madero

Aunque impera el nerviosismo, los servidores aseguran que hay vacunas para todos e invitan a no desesperarse

Finanzas

Nómina de CFE costó 191 mil mdp el año pasado

Los beneficios a los trabajadores representaron 120 mil 789 mdp, los sueldos costaron 70 mil 547 millones

Finanzas

Sindicato minero tiene que pagar 54 mdd a afiliados

Si el gremio no paga, Napoleón Gómez Urrutia deberá liquidar este monto, señaló la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje

Gossip

El glamour en los Premios BAFTA

Una alfombra roja teñida del luto por la muerte del duque de Edimburgo 

Celebridades

The Blue Stones explora otros ritmos en nuevo disco

La agrupación presenta un nuevo disco donde experimenta con distintos géneros y muestra su madurez artística