imagotipo

Entre turismo y energías

  • Agustín Jiménez

Antes de iniciar con la entrega del día de hoy, querido amigo lector, quiero agradecer de manera pública la opinión que me hizo llegar el Dr. José Rolando Reyes, quien de manera precisa se sirvió puntualizarme varias observaciones en la entrega pasada, en las que él, como bien lo dice, no coincide. Este evento lo considero de suma relevancia, pues es muestra fiel de que podemos mantener un diálogo para obtener conclusiones que pudieran ser planteadas más adelante para beneficio de todos y cada uno de nosotros como sociedad.

Tal y como lo habíamos platicado el lunes, se realizó el simposio de proveeduría energética que organizó de manera conjunta y tripartita el Ayuntamiento de Tampico, encabezado por la alcaldesa Magdalena Peraza Guerra, a través del Departamento de Desarrollo Económico que está a cargo de Onésimo Molina y un selecto equipo conformado por talentosos colaboradores, la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación y el Clúster CEPEGAS del Sur.

Agradezco la consideración que tuvieron para con este servidor al haberme invitado como testigo de una serie de ponencias que, considero, arrojaron varios datos valiosos sobre la aceleración de la dinámica económica de nuestro estado derivado del asentamiento de varias empresas en nuestra zona sur.

Dicho ciclo de discursos estuvo encabezado por el comisionado en materia de Energía en Tamaulipas, Andrés Fusco Clynes, quien abundó sobre el capital fósil que se encuentra en aguas someras y profundas en la costa de nuestra entidad federativa, además de mencionar por lo menos cuatro grandes corporativos internacionales que ya tienen tramos asignados en el puerto, lo cual da certeza de su llegada al corredor de la urbe altamirense.

Posteriormente se habló de la participación de la Canacintra y la apuesta incluyente que están haciendo todos los socios, como lo mencionó la delegada de este órgano camaral para la ciudad de Nuevo Laredo, Ofelia Garza: “Nos quitamos la camiseta de la Canacintra para ponernos la de CEPEGAS, porque este pastel es demasiado grande y lo podemos compartir con todos”.

Inmediatamente después se tocó el tema de la representación de la academia formada por un buen número de instituciones de educación superior y técnica en la zona. Me llamó poderosamente la atención cómo en este punto se desataron las preguntas y las opiniones, todas muy importantes y propositivas al respecto. Uno de los participantes recalcó que era importante que el capital humano, que son los jóvenes, fuera considerado como parte medular de esta estrategia.

Posteriormente me tuve que trasladar al Aula Magna del Centro Universitario Tampico-Madero, en ese recinto se llevó a cabo un ciclo de mesas de trabajo en materia de vinculación de los sectores turístico, empresarial y académico para establecer estrategias que puedan satisfacer las necesidades más apremiantes por este sector conocido como la “industria sin chimeneas”.
Allí pude encontrarme con mi buen amigo Fausto Moreno, a quien conocí como estudiante de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y hoy, él es catedrático de esta misma casa de estudios en la Licenciatura de Turismo que se imparte allí. En ese mismo lugar estaba el Lic. Juan Fernando Guerrero y varios amigos más representantes de diversas cadenas hoteleras que tienen sus respectivas sucursales en nuestra conurbación.

Aproveché la ocasión para aprender un poco más de este tema y empaparme de las problemáticas que viven las personas que han decidido encauzar su vida profesional en esta actividad de esparcimiento y descanso.

Por obviedad y como usted ya lo podrá suponer, querido amigo lector, debo omitir los nombres de los hoteles, sin embargo, sí estoy en condiciones de decirle que la gran mayoría coincidió en la impostergable creación de una aplicación de nueva tecnología que les permita darse a conocer en aquellos nichos de mercado que gustan de la zona sur de Tamaulipas como punto de reposo.

Asimismo, manifestaron su inquietud por acercarse a los sectores educativos de carácter tecnológico para solicitarles la realización de investigaciones en torno a la prevención de la infraestructura de aquellos hoteles que se encuentran en el bulevar costero, pues la humedad, la salinidad y las altas temperaturas del Golfo de México han ocasionado severos daños en techos, pisos y paredes.

De igual manera mencionaron que en temporada alta el sistema de drenaje se ve constantemente obstruido por la cantidad de arena revuelta con restos de aceites bronceadores, lo que ocasiona tapones en las tuberías.

Ambos eventos hablan de una sociedad preocupada por formar parte activa de una serie de cambios económicos que se empezarán a sentir en todos los ámbitos ya que, ante un número mayor de población, absolutamente todos los giros se verán beneficiados.

¡Hasta la próxima!

Escríbame a licajimenezmcc@hotmail.com y recuerde, para mañana ¡Despierte, no se duerma, que será un gran día!