imagotipo

Espacio Sonoro de la Huasteca

  • Juan Jesus Aguilar

DENTRO del Programa de Creadores Escénicos 2017, a través de la Secretaría de Cultura mediante el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), se otorgó al Dr. Evaristo Erasmo Aguilar López la distinción de pertenecer a dicho programa como Creador Escénico con Trayectoria en disciplina de Música (Instrumentista), para llevar a cabo de 2018 a 2020 un proyecto de creación artística multinacional para la generación de obra musical contemporánea que fomente la riqueza sonora y cultural de la Huasteca con instrumentistas, compositores, bailarines, coreógrafos, escultores, y artistas visuales de Australia, Suecia, Inglaterra, Italia, España, Argentina, Perú, Chile, Estados Unidos, Ecuador y México…

La cita fue en el Museo de la Huasteca en el METRO, estación Laguna del Carpintero, Evaristo presentó “Espacio sonoro de la huasteca”, junto al grupo de percusión de la UAT, y fue en los 20 años de Café−Cultura, con la presencia de Amparo Berumen, Evaristo Aguilar y el maestro Sergio Cárdenas; llevándose la noche los dos últimos por sus conceptos pares de la música culta y la música popular, muy semejante al criterio del maestro Leonard Bernstein, nombrando jazz al swing y a todo género tocado por las grandes bandas, incluyendo al mambo, y bueno, en “Los trovadores huastecos en Tamaulipas” dije que el huapango de huasteca es nuestro jazz…

Porque nuestro jazz tiene también improvisación, charla instrumental, percusión alternativa con el zapateado, las palmas de las manos, el latiguear interno de la lengua chasqueando en las mejillas, golpes percusionistas en la caja de jarana y quinta y lo que vaya surgiendo en la emoción interpretativa de huapangos y sones “que no son lo mismo pero es igual. Asimismo hablaron de la poca o no importancia del compositor ni del lugar donde brotó la pieza, y en ese instante recordé “El Huapango” de José Pablo Moncayo (1912−1958), estrenada en Bellas Artes en 1941, que se basa en huapangos de sotavento como “El Balajú”, “El Siquisirí” y “El gavilancito”, este también la consideran los venezolanos un joropo de ellos…

Cuando Evaristo recordó a su padre llegando a casa de madrugada con un trío como el de Juan Coronel, Felipe Turrubiates, el Zurdo Castillo o cualquiera otro de los grandes en el puerto, no resistí hacer mi intervención, porque en esos años verdes de mis hijos, este viejovial poeta escribía y hacía grabaciones a los huapangueros barloventeños, y todo ello se hacía en mi casa de la Colonia Vergel, obviamente con trago y botanas de estos lares, e hice hincapié que, a diferencia de soneros y norteños, los trovadores huastecos no pierden instrumento alguno por borrachera…

El michoacano Lázaro Cárdenas del Río, de 1934 a 1940 fue presidente de México por el Partido de la Revolución Mexicana, y si usted lee su biografía (aunque sea en el Internet), verá que fue el último militar a la cabeza de México. Plutarco Elías Calles y Cárdenas rompen y el partido cambia, además, de nombre por de la Revolución Mexicana (PRM), y en 1946 se convierte en PRI. Con Miguel Alemán Valdés inician presidentes no milicianos y Alemán Valdés gobierna de 1946 a 1952, pariendo la debacle nacional. Lea usted “Las batallas en el desierto”, novela de José Emilio Pacheco, escritor y poeta…

En la charla pública entre el maestro, la señora Amparo y Evaristo, entre otras cosas se tocó: esa actitud de ningunear en las fiestas a los músicos que van a amenizar, el distanciamiento práctico de un músico de academia formal y uno lírico, pero eso lo referiré el jueves nueve de noviembre en Casa de la Cultura, invitado por la Sociedad Tamoanchan para hablar de nuestra música y de sus hacedores…

Obsequié al maestro Cárdenas “Visiones desde la aurora”, de la Antología Seis Poetas en el Metro, y Evaristo le regaló “El Séptimo Texto”, dos de las obras que mejor me han editado, y el maestro me halagó con “Subrisio Saltat/ Músicas de Sergio Cárdenas”. Musicalizando poemas de Octavio Paz, y otras piezas, “Huapangos” y “Saludo tamaulipeco”, sumando diez músicas que escucharé plácido este domingo, ya les platicaré otro día en un Espejo de sus provocaciones sensitivas en mi alma.
Escríbame: spjepse_sa@hotmail.com