imagotipo

Ocurrencias

  • Armando Juárez Becerra

Cierto es que Andrés Manuel López Obrador encabeza to- das las encuestas sobre preferencias electorales rumbo al 2018, pero cierto es también que cada día que pasa, sus
dislates ocurrentes lo están llevando a un descenso acelerado en el ánimo de la gente, peligroso cambio anímico entre sus seguidores que lo pueden llevar a la más estrepitosa derrota en las próximas elecciones.

El “Peje” se está acercando al borde donde termina el sentido común con sus temerarias declaraciones, como esa de contemplar una amplia discusión sobre una posible amnistía a delin- cuentes de alto calibre, lo que le valió las más álgidas críticas de todos los par- tidos políticos y de los más importantes grupos intelectuales de México.

Y no tanto porque no pudiera ser aplicable el hecho, sino porque ya se ha intentado pacificar otros países con esta medida, sin obtener los resultados deseados. De seguir así, con esas ideas marcianas, el nativo tabasqueño está tramitando un boleto sólo de ida, nada menos que a su rancho “La Chingada”.

Y de paso, dejar el camino libre a sus archienemigos, a los que él llama “la mafia del poder”.

En otros temas, quien como los al- bañiles descansa haciendo adobes, es Miguel Gómez Orta, el representantepersonal del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca en el sur del Estado.

Gómez Orta, aparte de llevar el honroso cargo de representar al jefe del Ejecutivo Estatal en la zona conurbada, recibió la nada fácil enco- mienda de encauzar las ansias políticas de quienes aspiran a un puesto de elec- ción popular para el 2018, en los muni- cipios de Altamira y Ciudad Madero.

Pero además, está realizando im- portantes reuniones semana a semana en cada uno de los tres municipios con las estructuras del Gobierno Estatal, a fin de activar los proyectos que emanan de cada Secretaría, en beneficio de la sociedad sureña.

Miguel Gómez Orta se sigue ganan- do la confianza de Cabeza de Vaca, en base a los resultados de su actividad po- lítica.

En Tampico la maestra Magdalena Peraza Guerra sigue trabajando fuerte en la administración municipal, sin dar color aún sobre su posible candidatura a la reelección. Seguro que la “teacher” sabe que trabajo mata grilla y si los astros se alinean en su favor, ¿quién la puede detener?.

Por eso, con mucho colmillo espera al momento de las decisiones sin preci- pitarse, así no se equivoca.

Pero ahí está también Eduardo “Lalo” Hernández Chavarría, político porteño de gran valía, con un currícu- lum académico y electoral impresio- nante, que por las filas del PAN busca ocupar la silla presidencial en base a una intensa actividad de acercamiento a todos los sectores de Tampico.

“Lalo” es bien visto entre las clases sociales de todos los estratos, empresa- riales, profesionales, juveniles, femeni- les, obreras y populares. Está bien pre- parado y cuenta con apoyos políticos del PAN de muy altos niveles.

Por Ciudad Madero sólo se ve la fi- gura de Adrián Oseguera Kernion, bajo las siglas de Morena, joven político ori- negro que ha logrado integrar a fuertes núcleos populares en apoyo a su pro- yecto.

Adrián Oseguera no se ha detenido a devolver los golpes bajos que provienen de sus contrincantes, todo lo contrario, está aplicado a dialogar con la gente, a platicar sobre sus proyectos por el res- cate de Ciudad Madero.

Va Adrián Osegura Kernion, enca- minado derecho hacia la candidatura y triunfo por la alcaldía de la urbe petro- lera.

En Altamira es donde está segura la reelección de su presidenta municipal, la señora Alma Laura Amparán, al me- nos así se ven las cosas desde la óptica de la sociedad civil que la apoya con en- tusiasmo.

Y no es casual esa simpatía del pue- blo por Alma Laura Amparán, es con- senso ganado a pulso en base a un tra- bajo constante a favor de la gente.

En Altamira, seguro que seguirá por tres años más, la era del progreso con Alma Laura Amparán al frente de la ad- ministración municipal.
armando_juarezbece- rra@hotmail.com.
P.D.- En Comapa Zona Conurba- da, nada es cabal, todo le falta.