/ lunes 19 de octubre de 2020

"El Santo" es inolvidable: Enrique Estrada Ávila

Enrique Estrada tuvo la oportunidad de enfrentarlo en un mano a mano

"Yo tuve la oportunidad de luchar contra 'El Santo', y la verdad es que me dejó una impresión inolvidable", afirma el legendario luchador porteño Enrique Estrada Ávila, mejor conocido como "El Cuervo", quien asegura que no ha nacido nadie en el pancracio que rivalice con el atractivo que despertaba en el rudo deporte el "Enmascarado de Plata", que con su solo nombre llenaba las arenas, asegura.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

"El Cuervo", hoy de 83 años de edad, nació en 1937 en Tampico, Tamaulipas, específicamente en el sanatorio Alijadores. Activo desde 1959 en la lucha libre profesional, Enrique Estrada tuvo la oportunidad de medirse con el "Enmascarado de Plata" en el año de 1960. "Luché en contra de 'El Santo', porque no vino el contrincante y me subieron a mí, era una noche fría de diciembre y así me subí a pesar de que había estado muy malo de un resfriado, me animé nada más de saber que era con él, ningún luchador local quiso entrarle, a todos le rogaron y les decían pero contestaban ¡no!, ¡me va a matar!", explicó.

"Total que me fueron a ver en la cama donde estaba yo tapado, y me dijeron oye Cuervo, ¿no te echas una luchita con El Santo?, nada más me dijeron eso y me levanté rápidamente, me vestí, me puse ahí mismo las mallas, me vestí para luchar, vaya. Salí de la casa pues vivía yo al lado de la arena Coliseo de Matamoros", relata a El Sol de Tampico.

fueron amigos El Santo y Enrique Estrada Ávila, mejor conocido como "El Cuervo". | Cortesía Enrique Estrada

"Y pues ahí voy, a luchar contra El Santo y la verdad sí le di buena batalla, no agarró 'barco', que se pudiera decir que me hizo como quiso, no. Yo también me tenía que defender. Sí lo respeté porque la prueba está que no le pegué ningún golpe, yo le luché, aunque por ahí creo que le di uno o dos 'piquetes' de ojos, pero nada más. Yo era rudo en ese tiempo, y pues ya como quieras y gustes fue una gran experiencia".

El Santo afirma, "me dejó una impresión inolvidable, porque en realidad después me hice muy amigo de él y lo traje luchando en muchas partes de la República, lo llevé a Coatzacoalcos, Veracruz, Villahermosa, Tabasco, y a Campeche, a El Santo lo traje en todas partes luchando, hubo una ocasión que lo programé en cinco funciones en dos días en el Bajío, dos el jueves y tres meses el viernes, en La Piedad, Celaya y León, fue de las últimas luchas que dio".

Gran pique el que tuvo con Ruddy Valentino. | Cortesía Enrique Estrada

Menciona que "fui presidente de la Comisión de Lucha Libre de aquí de Tampico, y pues no me quejo, probé de todo, promotor de grandes alturas, hice funciones en arenas con llenazos bárbaros, y donde quiera que yo hiciera una lucha, se llenaba con El Santo, porque verdaderamente no ha habido un luchador como el de El Santo, nadie le llega. No importaba el rival, su puro nombre llevaba a la gente, la verdad es que no ha nacido un luchador con su atractivo".

SU TRAYECTORIA

Desde su infancia, Enrique Estrada se interesó en la lucha libre, ya que era admirador de los gladiadores de aquella época. Al paso del tiempo junto a un grupo de adolescentes empezó a practicar el arte de 'gotch' en la arenita de la Isleta Pérez. "No teníamos maestro, no teníamos instructor y ya en los años 50, algunos de estos novatos luchadores comenzaron a pedir una oportunidad en las diversas arenas de Tampico y Ciudad Madero, donde se foguearon en el arte de las llaves y contrallaves".

"El Cuervo" salió de su terruño a los 17 años de edad, acompañado de Juan "El Relámpago" Gutiérrez, a probarse en Ciudad Mante, y de ahí le siguieron a Ciudad Victoria, Reynosa, Nuevo Laredo y Matamoros, Tamaulipas, y tuvo además la experiencia de pelear en plazas de la Unión Americana como en Mission, Eagle Pass, Brownsville y El Paso, en el estado de Texas, permaneciendo fuera de Tampico o por dos años y regresando al puerto jaibo pero ya con más experiencia.

Un rudo de primera en los primeros tiempos de El Cuervo |. CORTESÍA ENRIQUE ESTRADA

El 4 de junio de 1959 a los 22 años de edad la H. Comisión de Lucha Libre en Matamoros, lo acredita como luchador profesional. En el año 1967, El Cuervo hace su debut en el coliseo de la Ciudad de México y en ese mismo año también en la Arena Coliseo de Monterrey. En 1969 se enfrenta mano a mano al luchador El Santo, El Enmascarado de Plata, con quien años más tarde haría también mancuerna.

En 1972 ganó por mérito propio el cinturón peso Welter de Tamaulipas y lo perdió ante el luchador Ruddy Valentino en 1974. Además, fue maestro de lucha libre de Chuy Morales, Beto Villalobos y Rayo Latino, entre otros destacados luchadores.

"El Cuervo" sostuvo una rivalidad de años con Ruddy Valentino y no se olvida el pleito que tuvieron en el restaurante "Tiki Liki", donde rompieron todo el mobiliario terminando ambos en la cárcel municipal debido a los destrozos que ocasionaron.

Asimismo, los viejos aficionados de Poza Rica, seguramente no olvidarán la encarnizada función de lucha que protagonizaron El Cuervo y Zebra Kid, en la que, bañados en sangre y dándose de golpes, llaves y patadas, salieron hasta el estacionamiento y destrozaron en la riña un auto último modelo color rojo que era propiedad del fisicoculturista Rodolfo Flores, campeón nacional categoría Semicompleto de 1966.

Después de su retiro como luchador y debido a las múltiples lesiones que sufrió, Enrique Estrada fue promotor y empresario de lucha libre y fungió como presidente de la Comisión de Lucha Libre en el período de 2007 al 2010.

"Yo tuve la oportunidad de luchar contra 'El Santo', y la verdad es que me dejó una impresión inolvidable", afirma el legendario luchador porteño Enrique Estrada Ávila, mejor conocido como "El Cuervo", quien asegura que no ha nacido nadie en el pancracio que rivalice con el atractivo que despertaba en el rudo deporte el "Enmascarado de Plata", que con su solo nombre llenaba las arenas, asegura.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

"El Cuervo", hoy de 83 años de edad, nació en 1937 en Tampico, Tamaulipas, específicamente en el sanatorio Alijadores. Activo desde 1959 en la lucha libre profesional, Enrique Estrada tuvo la oportunidad de medirse con el "Enmascarado de Plata" en el año de 1960. "Luché en contra de 'El Santo', porque no vino el contrincante y me subieron a mí, era una noche fría de diciembre y así me subí a pesar de que había estado muy malo de un resfriado, me animé nada más de saber que era con él, ningún luchador local quiso entrarle, a todos le rogaron y les decían pero contestaban ¡no!, ¡me va a matar!", explicó.

"Total que me fueron a ver en la cama donde estaba yo tapado, y me dijeron oye Cuervo, ¿no te echas una luchita con El Santo?, nada más me dijeron eso y me levanté rápidamente, me vestí, me puse ahí mismo las mallas, me vestí para luchar, vaya. Salí de la casa pues vivía yo al lado de la arena Coliseo de Matamoros", relata a El Sol de Tampico.

fueron amigos El Santo y Enrique Estrada Ávila, mejor conocido como "El Cuervo". | Cortesía Enrique Estrada

"Y pues ahí voy, a luchar contra El Santo y la verdad sí le di buena batalla, no agarró 'barco', que se pudiera decir que me hizo como quiso, no. Yo también me tenía que defender. Sí lo respeté porque la prueba está que no le pegué ningún golpe, yo le luché, aunque por ahí creo que le di uno o dos 'piquetes' de ojos, pero nada más. Yo era rudo en ese tiempo, y pues ya como quieras y gustes fue una gran experiencia".

El Santo afirma, "me dejó una impresión inolvidable, porque en realidad después me hice muy amigo de él y lo traje luchando en muchas partes de la República, lo llevé a Coatzacoalcos, Veracruz, Villahermosa, Tabasco, y a Campeche, a El Santo lo traje en todas partes luchando, hubo una ocasión que lo programé en cinco funciones en dos días en el Bajío, dos el jueves y tres meses el viernes, en La Piedad, Celaya y León, fue de las últimas luchas que dio".

Gran pique el que tuvo con Ruddy Valentino. | Cortesía Enrique Estrada

Menciona que "fui presidente de la Comisión de Lucha Libre de aquí de Tampico, y pues no me quejo, probé de todo, promotor de grandes alturas, hice funciones en arenas con llenazos bárbaros, y donde quiera que yo hiciera una lucha, se llenaba con El Santo, porque verdaderamente no ha habido un luchador como el de El Santo, nadie le llega. No importaba el rival, su puro nombre llevaba a la gente, la verdad es que no ha nacido un luchador con su atractivo".

SU TRAYECTORIA

Desde su infancia, Enrique Estrada se interesó en la lucha libre, ya que era admirador de los gladiadores de aquella época. Al paso del tiempo junto a un grupo de adolescentes empezó a practicar el arte de 'gotch' en la arenita de la Isleta Pérez. "No teníamos maestro, no teníamos instructor y ya en los años 50, algunos de estos novatos luchadores comenzaron a pedir una oportunidad en las diversas arenas de Tampico y Ciudad Madero, donde se foguearon en el arte de las llaves y contrallaves".

"El Cuervo" salió de su terruño a los 17 años de edad, acompañado de Juan "El Relámpago" Gutiérrez, a probarse en Ciudad Mante, y de ahí le siguieron a Ciudad Victoria, Reynosa, Nuevo Laredo y Matamoros, Tamaulipas, y tuvo además la experiencia de pelear en plazas de la Unión Americana como en Mission, Eagle Pass, Brownsville y El Paso, en el estado de Texas, permaneciendo fuera de Tampico o por dos años y regresando al puerto jaibo pero ya con más experiencia.

Un rudo de primera en los primeros tiempos de El Cuervo |. CORTESÍA ENRIQUE ESTRADA

El 4 de junio de 1959 a los 22 años de edad la H. Comisión de Lucha Libre en Matamoros, lo acredita como luchador profesional. En el año 1967, El Cuervo hace su debut en el coliseo de la Ciudad de México y en ese mismo año también en la Arena Coliseo de Monterrey. En 1969 se enfrenta mano a mano al luchador El Santo, El Enmascarado de Plata, con quien años más tarde haría también mancuerna.

En 1972 ganó por mérito propio el cinturón peso Welter de Tamaulipas y lo perdió ante el luchador Ruddy Valentino en 1974. Además, fue maestro de lucha libre de Chuy Morales, Beto Villalobos y Rayo Latino, entre otros destacados luchadores.

"El Cuervo" sostuvo una rivalidad de años con Ruddy Valentino y no se olvida el pleito que tuvieron en el restaurante "Tiki Liki", donde rompieron todo el mobiliario terminando ambos en la cárcel municipal debido a los destrozos que ocasionaron.

Asimismo, los viejos aficionados de Poza Rica, seguramente no olvidarán la encarnizada función de lucha que protagonizaron El Cuervo y Zebra Kid, en la que, bañados en sangre y dándose de golpes, llaves y patadas, salieron hasta el estacionamiento y destrozaron en la riña un auto último modelo color rojo que era propiedad del fisicoculturista Rodolfo Flores, campeón nacional categoría Semicompleto de 1966.

Después de su retiro como luchador y debido a las múltiples lesiones que sufrió, Enrique Estrada fue promotor y empresario de lucha libre y fungió como presidente de la Comisión de Lucha Libre en el período de 2007 al 2010.

Local

Ante rebrotes de Covid-19, funerarias se preparan para ola de muertes

Con la compra de ataúdes, mantenimiento a crematorios y ajuste a normas de sanidad la industria funeraria se prepara por el vaticinio de una nueva alza en fallecimientos por la pandemia 

Local

Enfrentan tamaulipecos alza en deudas bancarias 

Recomiendan guardar la tarjeta de crédito en diciembre y comprar lo esencial para evitar la cuesta de enero 

Local

Miguel Gómez respalda lucha de asociaciones contra el VIH

El legislador reconoció que es importante atender las necesidades de este sector de la población

Sociedad

México aparta 159.9 millones de vacunas contra Covid

Se coloca en el lugar ocho entre las naciones con mayor número de dosis reservadas para su población

Sociedad

Suplirán al Fonden con más programas

Con esta nueva ley se podrán emitir declaratorias de emergencia o desastres, desde la Coordinación Ejecutiva de un Sistema Nacional de Gestión Integral del Riesgo

Mundo

China mintió en el manejo del Covid-19: CNN

Filtran documentos internos del CDC de Hubei en el que hubo errores en pruebas y encubrieron cifras de casos

Mundo

Mujeres de Nepal narran sus historias a través de calcetines

Mujeres adultas mayores cosen calcetines a mano y en ellos narran sus historias de vida

Ecología

Natural | Instalan hoteles y comedores para las abejas

En los últimos años, 90% de la población de estos insectos ha desaparecido. Según Albert Einstein, si estos insectos se extinguen, la humanidad duraría cuatro días

Sociedad

AMLO defiende sus estrategias "poco convencionales" contra Covid-19

Reconoció y agradeció el apoyo de las Fuerzas Armadas en diversas tareas como la seguridad