imagotipo

Zidane no pierde el toque maestro

Poco se pudo ver del nivel deportivo que tiene el Real Madrid en su pretemporada. Aunque para aquellos que aprecian el futbol, tuvieron un guiño de Zinedine Zidane en el entrenamiento blanco.

Zizou observó la práctica por espacio de unos 10 minutos y como premio de consolación, por lo poco que se observó de su equipo, pidió el balón en el centro del campo.

Una pelota rasa, con nulas oportunidades de ser creativa, fue tomada por el “Mago” y convertida en una pirueta completa que dejó boquiabiertos a todos los presentes.

Zidane tomó el balón con su pierna derecha, lo levantó con la técnica que lo hizo ganar un Mundial y la Champions; y comenzó a dominar la pelota como si se tuviera imán en los empeines.

Cinco toques fueron suficientes para que los disparos y flash de las cámaras se dispararan a toda velocidad.

El francés supo que dio  lo suficiente como para que los medios se fueran contentos a casa. Sonrió sin voltear y comenzó la práctica formal. “Harry Potter” no ha perdido el toque, ni su carisma, ya que como jugador y ahora como timonel, siempre imprime un sello especial en su trabajo en la cancha.