/ sábado 25 de julio de 2020

Luna Mágica, el triunfo a base de sangre, sudor y lágrimas

La luchadora profesional tamaulipeca ha destacado en la Arena México y Japón

Sangre, sudor y lágrimas es el precio que ha tenido que pagar Luna Mágica para alcanzar el éxito en la lucha libre profesional, y es que, a base de esfuerzo, mucho entrenamiento, pero sobre todo ganas de triunfar han conquistado el reconocimiento de sus pares y del público conocedor que le ha vitoreado en todas las arenas en que se ha presentado.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí́

Deja el alma en el ring para cumplir su sueño de alcanzar un nombre, pero sobre todo poner en alto el de Tampico y Ciudad Madero, ciudades a las que considera hermanas y orgullosamente representa.

Aún en tiempos del coronavirus Luna Mágica no deja de luchar, y si de momento no tiene actividad en los encordados, su batalla para salir adelante con sus dos queridos hijos la libra en otros frentes dejando en claro que al igual que arriba del ring, esta excepcional deportista es un hueso duro de roer.

El éxito en la lucha libre se lo ha ganado merecidamente desde que a los 16 años y dispuesta a triunfar dejó el sur de Tamaulipas para encaminarse con rumbo a la Ciudad de México en busca de mejores oportunidades en el arte del pancracio que le ha convertido en campeona de esta disciplina y además tener experiencia internacional en Japón.

QUERÍA ENTRENAR KARATE

María de los Ángeles Aranda, conocida profesionalmente como Luna Mágica nació en Ciudad Madero un 10 de enero, recuerda que problemas en el seno familiar la empujaron a la lucha libre.

“Inicio a la edad de doce años, iba a la escuela en aquel tiempo y yo quería entrenar karate, en la colonia donde crecí -Candelario Garza-, veía muchas injusticias, una de ellas en el seno de mi hogar, pues mi papá golpeaba a mi mamá. Yo quería aprender karate porque yo sentía que con eso iba a poder defender a mi mamá, pero Dios puso en mi camino la lucha libre” recordó.

Luna Mágica amplió que “tenía una amiga con la que me iba de pinta, y ella tenía un novio que entrenaba lucha libre, yo tenía doce años y ella 16, y fuimos al Américo Villarreal Guerra y me invitaron, se acerca el maestro que era El Terco, Abel Esparza, y nos invita a entrenar, era un viernes y el lunes regresé, mi amiga no quiso pero yo regresé y un 8 de abril comencé a entrenar. Tengo 41 años, 20 dedicados a la lucha libre”.

“Hacían funciones ahí en el Américo Villarreal Guerra y empecé a los catorce años, contra Lady Dragón, que también era una compañera que entrenaba ahí con el grupo” dijo la atleta.

Precisó que “entrené en el puerto jaibo con muy buenos maestros en la UERYS, ahí entrenaban grandes luchadores, a mí me gustaba como entrenaba Bulldozer, conocí a Baby Lover, Super Lobo, al Novato, a King Boy, son luchadores de la época en que yo fui a entrenar, y la verdad los admiraba mucho, ellos fueron fuente de inspiración para mí, yo los miraba y decía yo quiero hacer esto, tenía mucha hambre de aprender”.

La luchadora recuerda unas palabras que le dijo El Terco: “¿quieres ser del montón o quieres sobresalir en esto de la lucha?, aquí no vas a hacer nada, tienes que aprender e irte para la Ciudad de México que es la cuna de la lucha libre”, por eso siempre estuvo en su mente migrar, salir de su colonia para conocer y aprender las enseñanzas de la mejor lucha libre “eso fue lo que me fue empujando. Yo tenía 16 años y ya para entonces viajaba a Monterrey, me contrataba la LLF, aunque comencé con la señora Lila Cavazos (QEPD), en la Arena Coliseo de Monterrey”.

Cortesía | Luna Mágica

LA OPORTUNIDAD

De manera inesperada se emitió una convocatoria en la Ciudad de México para las luchadoras de la república.

“Recuerdo que Piero, el réferi de Triple A, fue el que llevó la convocatoria, yo no reunía los requisitos, pedían una estatura de 1.60 y yo mido 1.50, pedían que se quedaran a radicar allá pero además yo era menor de edad y no tenía las posibilidades económicas, lo que hice es tratar de conseguir apoyo en el municipio pero no tuve éxito, entonces con mis propios recursos me vine a probar suerte, recuerdo y me siento orgullosa de lo que voy a decir es que éramos más de 30 luchadoras de todo el país y al frente del grupo estaban Lady Apache y La Diabólica y yo fui una de las que me quedé, se quedaron dos de México, una de ellas la Muñeca Oriental, otra más que no recuerdo, y de toda la república fui la única que me quedé”.

“Sin embargo, la empresa no podía darme trabajo porque era menor de edad, y comencé a trabajar de manera independiente, pero así era mal pagado, no era de la ciudad, el dinero se me fue acabando y pues me tuve que regresar a Ciudad Madero”, aunque luego regresó y su carrera fue en ascenso hasta lograr éxitos de gran relevancia.

GRANDES TRIUNFOS

Tanto esfuerzo ha rendido frutos. “He sido campeona varias veces, en la Arena México una vez, fui campeona de parejas de la empresa Reyna, que es una empresa japonesa y le quitamos el título a La Nazi y Zeuxis, mi compañera era Lluvia; posteriormente viajamos a Japón, donde estuve viviendo allá unos meses defendiendo el título y nos enfrentamos a varias luchadoras japonesas muy recias” dijo.

“Gran parte de mis lesiones fue de mi estancia en Japón pues es un país donde las luchadoras son 'kamikazes', mis respetos para la lucha libre de aquel país, y bueno, ya no regresamos campeonas, pero nos defendimos hasta donde pudimos. Además, he sido campeona de la arena '2 de Junio', gané la Segunda Copa de la LLF, pero no creo que sean los últimos títulos por obtener. Sigo pensando en más cosas que quiero alcanzar, pero primero a ver que dice Dios” dijo.

Cortesía | Luna Mágica

A FUTURO

Varios son los proyectos que tiene en mente Luna Mágica, desde preparar a un grupo de luchadores para el profesionalismo hasta incursionar en la gastronomía pues su intención es que en la Ciudad de México conozcan el sabor de la comida del puerto jaibo.

“Tengo varios proyectos tanto de mi vida personal como dentro de la lucha libre, doy clases, tengo 20 alumnos aunque por lo de la pandemia todo se suspendió, gracias al apoyo de la Ciudad de México, son diez chicas y diez muchachos, me gustaría que alguno de mis alumnos llegara a algo grande, posteriormente se fueran a entrenar a la empresa que ellos gusten y si me preguntaran de otra empresa yo los mandaría al Consejo que es muy buena escuela” apunto.

“Quiero regresar a la Arena México, me encantaría, afortunadamente tengo las puertas abiertas, no me he ido a otro lado, no he pertenecido a otra empresa que no sean ellos he trabajado de manera independiente, pero es allá donde he firmado contratos” indicó Luna Mágica.

Radicada en la Ciudad de México la luchadora aseguró que en la capital del país le gustaría empezar a estudiar gastronomía, “sé hacer varias cosas, aquí -en la Ciudad de México- puse un negocio de tamales estilo Tampico y apenas mis vecinos saben que voy a hacer tamales se me acaban. Algo así quiero hacer como antojitos que no hay aquí como tortas de la barda o bocolitos, es un proyecto que tengo en puerta, y Dios quiera que se haga para que la gente de aquí pruebe un poquito de lo que es Tampico y Ciudad Madero, yo sé que se van a enamorar”.

LAS RIVALES

  • Martha Villalobos
  • La Nazi
  • Amapola
  • La Comandante
  • Zeuxis
  • Martha La Sarapera
  • Reina Vampira

Sangre, sudor y lágrimas es el precio que ha tenido que pagar Luna Mágica para alcanzar el éxito en la lucha libre profesional, y es que, a base de esfuerzo, mucho entrenamiento, pero sobre todo ganas de triunfar han conquistado el reconocimiento de sus pares y del público conocedor que le ha vitoreado en todas las arenas en que se ha presentado.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí́

Deja el alma en el ring para cumplir su sueño de alcanzar un nombre, pero sobre todo poner en alto el de Tampico y Ciudad Madero, ciudades a las que considera hermanas y orgullosamente representa.

Aún en tiempos del coronavirus Luna Mágica no deja de luchar, y si de momento no tiene actividad en los encordados, su batalla para salir adelante con sus dos queridos hijos la libra en otros frentes dejando en claro que al igual que arriba del ring, esta excepcional deportista es un hueso duro de roer.

El éxito en la lucha libre se lo ha ganado merecidamente desde que a los 16 años y dispuesta a triunfar dejó el sur de Tamaulipas para encaminarse con rumbo a la Ciudad de México en busca de mejores oportunidades en el arte del pancracio que le ha convertido en campeona de esta disciplina y además tener experiencia internacional en Japón.

QUERÍA ENTRENAR KARATE

María de los Ángeles Aranda, conocida profesionalmente como Luna Mágica nació en Ciudad Madero un 10 de enero, recuerda que problemas en el seno familiar la empujaron a la lucha libre.

“Inicio a la edad de doce años, iba a la escuela en aquel tiempo y yo quería entrenar karate, en la colonia donde crecí -Candelario Garza-, veía muchas injusticias, una de ellas en el seno de mi hogar, pues mi papá golpeaba a mi mamá. Yo quería aprender karate porque yo sentía que con eso iba a poder defender a mi mamá, pero Dios puso en mi camino la lucha libre” recordó.

Luna Mágica amplió que “tenía una amiga con la que me iba de pinta, y ella tenía un novio que entrenaba lucha libre, yo tenía doce años y ella 16, y fuimos al Américo Villarreal Guerra y me invitaron, se acerca el maestro que era El Terco, Abel Esparza, y nos invita a entrenar, era un viernes y el lunes regresé, mi amiga no quiso pero yo regresé y un 8 de abril comencé a entrenar. Tengo 41 años, 20 dedicados a la lucha libre”.

“Hacían funciones ahí en el Américo Villarreal Guerra y empecé a los catorce años, contra Lady Dragón, que también era una compañera que entrenaba ahí con el grupo” dijo la atleta.

Precisó que “entrené en el puerto jaibo con muy buenos maestros en la UERYS, ahí entrenaban grandes luchadores, a mí me gustaba como entrenaba Bulldozer, conocí a Baby Lover, Super Lobo, al Novato, a King Boy, son luchadores de la época en que yo fui a entrenar, y la verdad los admiraba mucho, ellos fueron fuente de inspiración para mí, yo los miraba y decía yo quiero hacer esto, tenía mucha hambre de aprender”.

La luchadora recuerda unas palabras que le dijo El Terco: “¿quieres ser del montón o quieres sobresalir en esto de la lucha?, aquí no vas a hacer nada, tienes que aprender e irte para la Ciudad de México que es la cuna de la lucha libre”, por eso siempre estuvo en su mente migrar, salir de su colonia para conocer y aprender las enseñanzas de la mejor lucha libre “eso fue lo que me fue empujando. Yo tenía 16 años y ya para entonces viajaba a Monterrey, me contrataba la LLF, aunque comencé con la señora Lila Cavazos (QEPD), en la Arena Coliseo de Monterrey”.

Cortesía | Luna Mágica

LA OPORTUNIDAD

De manera inesperada se emitió una convocatoria en la Ciudad de México para las luchadoras de la república.

“Recuerdo que Piero, el réferi de Triple A, fue el que llevó la convocatoria, yo no reunía los requisitos, pedían una estatura de 1.60 y yo mido 1.50, pedían que se quedaran a radicar allá pero además yo era menor de edad y no tenía las posibilidades económicas, lo que hice es tratar de conseguir apoyo en el municipio pero no tuve éxito, entonces con mis propios recursos me vine a probar suerte, recuerdo y me siento orgullosa de lo que voy a decir es que éramos más de 30 luchadoras de todo el país y al frente del grupo estaban Lady Apache y La Diabólica y yo fui una de las que me quedé, se quedaron dos de México, una de ellas la Muñeca Oriental, otra más que no recuerdo, y de toda la república fui la única que me quedé”.

“Sin embargo, la empresa no podía darme trabajo porque era menor de edad, y comencé a trabajar de manera independiente, pero así era mal pagado, no era de la ciudad, el dinero se me fue acabando y pues me tuve que regresar a Ciudad Madero”, aunque luego regresó y su carrera fue en ascenso hasta lograr éxitos de gran relevancia.

GRANDES TRIUNFOS

Tanto esfuerzo ha rendido frutos. “He sido campeona varias veces, en la Arena México una vez, fui campeona de parejas de la empresa Reyna, que es una empresa japonesa y le quitamos el título a La Nazi y Zeuxis, mi compañera era Lluvia; posteriormente viajamos a Japón, donde estuve viviendo allá unos meses defendiendo el título y nos enfrentamos a varias luchadoras japonesas muy recias” dijo.

“Gran parte de mis lesiones fue de mi estancia en Japón pues es un país donde las luchadoras son 'kamikazes', mis respetos para la lucha libre de aquel país, y bueno, ya no regresamos campeonas, pero nos defendimos hasta donde pudimos. Además, he sido campeona de la arena '2 de Junio', gané la Segunda Copa de la LLF, pero no creo que sean los últimos títulos por obtener. Sigo pensando en más cosas que quiero alcanzar, pero primero a ver que dice Dios” dijo.

Cortesía | Luna Mágica

A FUTURO

Varios son los proyectos que tiene en mente Luna Mágica, desde preparar a un grupo de luchadores para el profesionalismo hasta incursionar en la gastronomía pues su intención es que en la Ciudad de México conozcan el sabor de la comida del puerto jaibo.

“Tengo varios proyectos tanto de mi vida personal como dentro de la lucha libre, doy clases, tengo 20 alumnos aunque por lo de la pandemia todo se suspendió, gracias al apoyo de la Ciudad de México, son diez chicas y diez muchachos, me gustaría que alguno de mis alumnos llegara a algo grande, posteriormente se fueran a entrenar a la empresa que ellos gusten y si me preguntaran de otra empresa yo los mandaría al Consejo que es muy buena escuela” apunto.

“Quiero regresar a la Arena México, me encantaría, afortunadamente tengo las puertas abiertas, no me he ido a otro lado, no he pertenecido a otra empresa que no sean ellos he trabajado de manera independiente, pero es allá donde he firmado contratos” indicó Luna Mágica.

Radicada en la Ciudad de México la luchadora aseguró que en la capital del país le gustaría empezar a estudiar gastronomía, “sé hacer varias cosas, aquí -en la Ciudad de México- puse un negocio de tamales estilo Tampico y apenas mis vecinos saben que voy a hacer tamales se me acaban. Algo así quiero hacer como antojitos que no hay aquí como tortas de la barda o bocolitos, es un proyecto que tengo en puerta, y Dios quiera que se haga para que la gente de aquí pruebe un poquito de lo que es Tampico y Ciudad Madero, yo sé que se van a enamorar”.

LAS RIVALES

  • Martha Villalobos
  • La Nazi
  • Amapola
  • La Comandante
  • Zeuxis
  • Martha La Sarapera
  • Reina Vampira

Local

Jóvenes tamaulipecos crean el Centro Médico Móvil

El Centro Médico Móvil, con acabados de lujo tiene una dimensión de aproximadamente 40 metros cuadrados, donde se puede atender hasta siete pacientes

Local

Aplican escuelas náuticas exámenes de nuevo ingreso

La evaluación de los alumnos comprende de un examen de conocimiento, de inglés y psicométrico

Local

Reciben emprendedores dos millones de pesos de financiamiento

El gobernador Cabeza de Vaca refrendó el apoyo a pequeñas y medianas empresas frente a la pandemia por Covid-19

Local

Supervisa trabajos hidráulicos titular de Obras Públicas

En sitios donde se encuentran en proceso de construcción cisternas y tanques elevados, que coadyuvarán en gran medida a incrementar el almacenamiento de agua

Mundo

Ante incertidumbre por Covid, el Daily News cierra sus oficinas

El tabloide anunció el cierre permanente de su redacción en Manhattan

Sociedad

Niños de escuelas en condiciones vulnerables recibirán uniformes: SEP

A partir del 24 de agosto, 301 mil niños de estas escuelas recibirán por primera vez uniformes escolares

Local

[Video] Emotivo adiós a "El chino”, camillero del ISSSTE Tampico

Forma parte de los tres trabajadores de este organismo de salud fallecidos al contaminarse por SARS-CoV-2 en el cumplimiento de su deber

En el ring

Sulaimán, reelecto como presidente del Consejo Mundial de Boxeo

Sulaimán, de 50 años, fue ratificado por el voto unánime de los delegados

Sociedad

Onda tropical deja inundaciones y afectaciones a más de 200 personas en Oaxaca

Hasta este miércoles se habían contabilizado 87 viviendas afectadas