imagotipo

Obama se relaja en isla paradisíaca

  • AFP Agencia
  • en Doble Vía

El expresidente estadunidense Barack Obama estuvo con su esposa Michelle en una isla paradisíaca del Caribe, propiedad del fundador de Virgin Richard Branson, reveló el multimillonario británico.

La expareja presidencial viajó a Moskito Island, en las Islas Vírgenes Británicas, poco después de la investidura de Donald Trump.

Varias fotos publicadas en el blog de Richard Branson muestran a Obama sonriente, en un fueraborda o practicando kitesurf.

“Al ser el expresidente de Estados Unidos, había muchas [medidas] de seguridad alrededor, pero Barack ha conseguido relajarse de verdad y pasárselo en grande”, escribió el magnate británico.

Según Branson, Obama no podía practicar deportes náuticos cuando dirigía Estados Unidos por motivos de seguridad.

El expresidente dedicó dos días a aprender a hacer kitesurf desde la playa. Era “como si volviera a la infancia”, escribió Branson en su blog.

El hombre de negocios compró en 2007 Moskito Island donde hizo construir una lujosa propiedad capaz de albergar a 22 huéspedes, según la página web del complejo.

Justo después de abandonar la Casa Blanca, el 20 de enero, Barack y Michelle Obama habían viajado a California para pasar unos días en Palm Springs.