imagotipo

600 militares argentinos y chilenos recrear su historia

  • AFP Agencia
  • en Doble Vía

Unos 600 militares argentinos y chilenos atravesaron la cordillera de los Andes, al recrear una de las grandes gestas de su historia, que hace 200 años liberó del yugo español a Chile y luego a Perú.

Banderas de Argentina y de Chile flamearon al frente de las columnas de hombres a caballo, que avanzaron por un escenario natural majestuoso, por caminos de piedra y tierra, entre montañas de cumbres nevadas en la recreación de la expedición.

“En las escuelas militares del mundo se estudia el cruce de los Andes como una de las más grandes hazañas históricas”, dijo a radio del Plata el historiador argentino Felipe Pigna, el 24 de enero, cuando partió la expedición desde Mendoza, mil km al oeste de Buenos Aires.

Los expedicionarios que los emularon finalizarán su travesía el 12 de febrero en la localidad de Colina, al norte de Santiago.

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, encabezará ese día un acto en el lugar donde se libró la batalla de Chacabuco, en la que fueron derrotadas las fuerzas coloniales del gobernador español Francisco Marcó del Pont. Al acto conmemorativo está invitado el presidente argentino, Mauricio Macri.

La fuerza libertadora al mando del general argentino José de San Martín estuvo compuesta por unos 5 mil 500 soldados. El cruce de hombres y pertrechos de aquella gesta de 1817, que se prolongó durante 20 días, se realizó en condiciones extremas, a lomo de 10 mil mulas y mil 600 caballos.

A las tropas sanmartinianas se sumó el general patriota chileno Bernardo O’Higgins, quien tuvo un papel crucial en los combates libertadores.

Las tropas de la corona española perdieron en Chacabuco 450 hombres y otros 600 fueron presos, entre ellos 30 oficiales. Las de San Martín y O’Higgins perdieron 12 hombres y 120 resultaron
heridos.

Otra batalla victoriosa de los patriotas fue la de Maipú, que consagró la emancipación chilena. San Martín organizó desde Chile la escuadra expedicionaria que tres años después atacó el baluarte continental realista en Lima y declaró la independencia de Perú.

La cordillera de los Andes es la frontera natural entre Argentina y Chile.