imagotipo

¿Cómo son los efectos de las pruebas nucleares?

  • -
  • en Ciencia

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, pidió una sesión especial del Consejo de Seguridad de la ONU, para que la comunidad internacional aumente las presiones en relación a Corea del Norte, que sería una respuesta a la exhibición de material bélico y pruebas nucleares del país. Pero, para los analistas internacionales, Kin Jong-Un, está sólo comenzando a mostrar el poder de las armas norcoreanas, y otro experimento atómico (el sexto del país en los últimos diez años) puede estar por venir.

Desde que el país comenzó a difundir el éxito de sus ensayos nucleares, en 2006, la tensión con Estados Unidos ha ido en aumento. Eso se convierte en algo aún más grave mediante la posibilidad de que el país asiático pueda haber alcanzado la tecnología como para producir su propia bomba de hidrógeno, mucho más potente que una bomba atómica común. Al principio, los especialistas dudaron de esa posibilidad, ya que los sismógrafos detectaban que los temblores eran más parecidos a una bomba atómica en 2016. Si Kim Jong-Un efectivamente posee una bomba de hidrógeno y decidiera tirarla en otro país, los efectos pueden ser hasta 4,000 veces más devastadores que la bomba que explotó en Hiroshima, durante la II Guerra Mundial.

A pesar del peligro que eso pueda representar, ninguno de esos dispositivos fue efectivamente utilizado por Corea del Norte, y su aplicación está restringida a las pruebas (ensayos para comprobar si el efectode las bombas atómicas y de hidrógeno son iguales). A continuación algunos de los efectos de esas pruebas.

¿Cuál es la diferencia entre una prueba y una real explosión nuclear?

Desde 1963, mediante el Tratado de Prohibición parcial de Ensayos Nucleares, las pruebas que involucren bombas nucleares no deben ser realizadas en la atmósfera (incluyendo el espacio) o bajo el agua (en la actualidad todas son realizadas en el subsuelo). Para eso, los científicos eligen una vasta área en tierra firme y cavan un agujero de casi un kilómetro de extensión, en el cual la bomba es insertada, y luego, cubierta con capas de arena y cemento. De esa forma, la explosión, así como los residuos, quedan contenidos en el subsuelo, siendo imposible retiralos después. Por más peligroso que eso parezca, los científicos garantizan que ese es, en la actualidad, el método más seguro.

¿Es seguro realizar pruebas atómicas?

“Las pruebas son bien controladas. El mayor peligro es cuando el material contaminado llega a la superficie”, afirma la física Emico Okuno, profesora senior, especialista en radiación y física nuclear del Instituto de Física de la Universidad de San Pablo. “Además de eso, si (el lugar de la prueba) no estuviese bien custodiado, es posible que personas curiosas  se contaminen”.

Lo mismo no podría haber dicho antes del tratado internacional, cuando las pruebas era comúnmente realizadas en la atmósfera. Básicamente, el método consistía en hacer que el dispositivo explotara en el mar o a una altura elevada, como en una montaña o torre, lo que hacía que toda la radiación se fuese hacia las nubes luego de la explosión, precipitándose en forma de lluvia, contaminando una región mucho mayor que la del punto donde la bomba estaba plantada.

Un ejemplo fueron las pruebas nucleares realizadas por Estados Unidos en el atolón de Bikini, en 1946. Los estadounidenses llegaron al lugar donde queda el atolón en las islas Marshall, Oceáno Pacífico, equipados con modernas cámaras y dispositivos para registrar la histórica explosión y mostrarla al mundo. “Ni Hollywood tenía máquinas tan sofisticadas”, afirma Okuno. En esa época, a causa de las pruebas, la comunidad nativa del atolón fue expulsada del área hacia una isla vecina. Después, con el fin de los experimentos, los antiguos habitantes del atolón fueron impedidos de retornar, debido a que el suelo, el agua y los cocos (base de su alimentación) se volvieron radioactivos.

¿Cuál es la potencia de las bombas que pueden ser probadas?

Al igual que con la regulación de los procedimientos para realizar pruebas nucleares, en la actualidad no existe una restricción en relación a la potencia de la bomba que puede ser experimentada. Corea del Norte dice haber iniciado su serie de pruebas con una bomba miniatura de 1 kilotón (equivalente a 1,000 toneladas de dinamita), sin embargo, los especialistas estiman que el explosivo probado llegó a los 20 quilotones, prácticamente la misma potencia de la bomba atómica lanzada en Nagasaki a fines de la II Guerra Mundial. La explosión fue tan potente que provocó un sismo de magnitud 5 en la escala de Richter en la región de nordeste de Corea del Norte.

¿Cómo saber si la prueba fue exitosa?

De acuerdo a Okuno, el criterio para determinar el éxito de la prueba es la verificación del potencial destructivo de la bomba, y, para eso, hay indicadores objetivos que son medidos. El valor numérico de la potencia de la bomba, las ondas de calor, la magnitud de los temblores en la región y otras características mensurables son algunos de los indicios evaluados por los especialistas durante la prueba.