/ lunes 27 de agosto de 2018

Con perroterapia ayudan a jóvenes reos a cambiar de vida

Cambian su patrón de conducta y emociones, y reducen impulsividad entrenando canes que ayudarán en la terapia de personas con autismo

Con el objetivo de cambiar la realidad de jóvenes que se encuentran privados de su libertad en el Sistema Penitenciario, la organización civil Reinserta implementó un programa denominado “Dejando Huella” para que esos muchachos entrenen a perros para cambiar su conducta emocional.

Reinserta en colaboración de USAID y en conjunto con la Procuraduría General de la República (PGR) y la subsecretaria del Sistema Penitenciario de la Dirección General de Tratamiento para Adolescentes, logró que 40 jóvenes actualmente privados de su libertad en la Comunidad para el Desarrollo para Adolescentes, la Comunidad para Mujeres y la especialista en adolescentes “Alfonso Quiroz” en la Ciudad de México, cambiaran su salud mental.

De acuerdo con datos de esta organización, de los 40 jóvenes que participaron en este proyecto, el 80 por ciento logro cambios en su impulsividad y el 95 por ciento de los encontraron rasgos adecuados en cuanto a su pensamiento negativo.

Pero no solo este plan tiene como objetivo el modificar los patrones de conducta de los jóvenes que están en los centros penitenciarios, sino también entrenar a los canes para que sean utilizados en tratamientos especializados con personas que padecen autismo.

Saskia Niño de Rivera, presidenta de Reinserta, mencionó que con este programa los resultados fueron increíbles ya que se midió el impacto antes y después de trabajar con los jóvenes, ya que ellos “no podían verte a los ojos y cuando llegamos a la cuarta sesión de trabajo ya nos podíamos ver a los ojos” por lo que se cambio su patrón de conducta.

En entrevista con El Sol de México, Niño de Rivera comentó que en la mayoría de los casos con los jóvenes que trabajaron, no habían establecido una dinámica afectiva con las personas, por lo que al trabajar con los perritos se cambio se panorama, por lo que se pudo tener reconocimiento de una emoción, cuando su campo “de emociones en el consumo de sustancias ilícitas”.

“Fue increíble ver cómo está reconexión que hacían los muchachos emocionalmente consigo mismos, fue algo muy importante, ya que normalmente con los jóvenes con los que trabajamos son coptados por el crimen organizado y que han sido parte del sistema de delitos graves y de pronto que llegue un perro y lo entrene es un cambio importante”.

El objetivo eje de este proyecto fue el de promover la identificación y regulación de una gama básica de emociones; además de reducir las conductas de automaticidad e impulsividad relacionado a pensamientos, sentimientos y conductas, para fortalecer estrategias de afrontamiento y solución de problemas.

Entre enero y julio de 2018, seis perros entraron a vivir a los centros de internamiento para adolescentes en donde jóvenes privados de su libertad los entrenaron como perros de servicio para ayudar a niños con autismo y otras discapacidades, subrayó Saskia Niño de Rivera.

Por lo anterior, acotó que este proyecto sirvió para que los jóvenes privados de su libertad cambiaran sus emociones y pudieran tener un trabajo entrenando perros que habrán de servir de ayuda a niños con autismo.

“Los jóvenes se dijeron cuneta de que el cambio en su personas se logro, pero también se dieron cuenta que pueden hacer algo más que matar o puedo hacer algo más que vender droga o secuestrar y esto fue algo impresionante ver estos cambios”, precisó.

Acotó que la actitud de los adolescentes lograron adaptarse a entrenar al canino y sobre todo obtuvieron conocimientos básicos de teoría y práctica para ello, por lo que Reinserta detalló que se tuvo un alto impacto en los jóvenes a que se favoreció su desarrollo psicoemocional y sus habilidades para entrenar a los perros al servicio de una persona con discapacidad.

Cabe mencionar que este programa se implementó de enero a julio de 2018, obteniendo una buena aceptación por parte de las autoridades que participaron en ello, por lo que en un futuro habrá de implementarse en otros centros y cumplir con la función que se establece en la ley de reinserción social a los que comenten alguna infracción.

Con el objetivo de cambiar la realidad de jóvenes que se encuentran privados de su libertad en el Sistema Penitenciario, la organización civil Reinserta implementó un programa denominado “Dejando Huella” para que esos muchachos entrenen a perros para cambiar su conducta emocional.

Reinserta en colaboración de USAID y en conjunto con la Procuraduría General de la República (PGR) y la subsecretaria del Sistema Penitenciario de la Dirección General de Tratamiento para Adolescentes, logró que 40 jóvenes actualmente privados de su libertad en la Comunidad para el Desarrollo para Adolescentes, la Comunidad para Mujeres y la especialista en adolescentes “Alfonso Quiroz” en la Ciudad de México, cambiaran su salud mental.

De acuerdo con datos de esta organización, de los 40 jóvenes que participaron en este proyecto, el 80 por ciento logro cambios en su impulsividad y el 95 por ciento de los encontraron rasgos adecuados en cuanto a su pensamiento negativo.

Pero no solo este plan tiene como objetivo el modificar los patrones de conducta de los jóvenes que están en los centros penitenciarios, sino también entrenar a los canes para que sean utilizados en tratamientos especializados con personas que padecen autismo.

Saskia Niño de Rivera, presidenta de Reinserta, mencionó que con este programa los resultados fueron increíbles ya que se midió el impacto antes y después de trabajar con los jóvenes, ya que ellos “no podían verte a los ojos y cuando llegamos a la cuarta sesión de trabajo ya nos podíamos ver a los ojos” por lo que se cambio su patrón de conducta.

En entrevista con El Sol de México, Niño de Rivera comentó que en la mayoría de los casos con los jóvenes que trabajaron, no habían establecido una dinámica afectiva con las personas, por lo que al trabajar con los perritos se cambio se panorama, por lo que se pudo tener reconocimiento de una emoción, cuando su campo “de emociones en el consumo de sustancias ilícitas”.

“Fue increíble ver cómo está reconexión que hacían los muchachos emocionalmente consigo mismos, fue algo muy importante, ya que normalmente con los jóvenes con los que trabajamos son coptados por el crimen organizado y que han sido parte del sistema de delitos graves y de pronto que llegue un perro y lo entrene es un cambio importante”.

El objetivo eje de este proyecto fue el de promover la identificación y regulación de una gama básica de emociones; además de reducir las conductas de automaticidad e impulsividad relacionado a pensamientos, sentimientos y conductas, para fortalecer estrategias de afrontamiento y solución de problemas.

Entre enero y julio de 2018, seis perros entraron a vivir a los centros de internamiento para adolescentes en donde jóvenes privados de su libertad los entrenaron como perros de servicio para ayudar a niños con autismo y otras discapacidades, subrayó Saskia Niño de Rivera.

Por lo anterior, acotó que este proyecto sirvió para que los jóvenes privados de su libertad cambiaran sus emociones y pudieran tener un trabajo entrenando perros que habrán de servir de ayuda a niños con autismo.

“Los jóvenes se dijeron cuneta de que el cambio en su personas se logro, pero también se dieron cuenta que pueden hacer algo más que matar o puedo hacer algo más que vender droga o secuestrar y esto fue algo impresionante ver estos cambios”, precisó.

Acotó que la actitud de los adolescentes lograron adaptarse a entrenar al canino y sobre todo obtuvieron conocimientos básicos de teoría y práctica para ello, por lo que Reinserta detalló que se tuvo un alto impacto en los jóvenes a que se favoreció su desarrollo psicoemocional y sus habilidades para entrenar a los perros al servicio de una persona con discapacidad.

Cabe mencionar que este programa se implementó de enero a julio de 2018, obteniendo una buena aceptación por parte de las autoridades que participaron en ello, por lo que en un futuro habrá de implementarse en otros centros y cumplir con la función que se establece en la ley de reinserción social a los que comenten alguna infracción.

Local

Un éxito la campaña por El Buen Fin

Tiendas, restaurantes y otras empresas de servicio se encuentran trabajando con elevada demanda

Local

Ampliarán en el centro parquímetros virtuales

Confirmó el tesorero de la comuna que se expandirá a más calles del primer cuadro

Policiaca

Alerta Estados Unidos sobre viajar a Nuevo Laredo, Tamaulipas

La alerta de viaje llega en una temporada de mayor movimiento vehicular por este paso fronterizo al acercarse el Día de Acción de Gracias en la unión americana

Local

Esperan incremento de basura electrónica

En el presente año, los recursos para atender emergencias pasaron de 24 mil 644 millones de pesos en el 2018 a tres mil 466 millones en el presente año

Local

Coordinación entre sector comercial y autoridades genera confianza: Nader

Chucho Nader, Presidente Municipal se han tomado las medidas de seguridad pertinentes para ofrecer a la ciudadanía y comercio establecido una vigilancia permanente por parte de las corporaciones de seguridad pública

Local

El buque "Mary Nour", el cambio que no fue

El buque que llegó a Tampico en un intento infructuoso de abrir la importación de cemento a México

Deportes

Inició el Torneo Estatal de Frontón Bola Chica Copa Regatas Corona 2019

Que se lleva a cabo dentro de las categorías de Primera y Segunda Fuerza contando con la participación de excelentes jugadores de todo el estado

Círculos

Esposas de Médicos, disfrutan velada del rebozo 

La actividad cultural se llevó a cabo en uno de los salones del Casino Tampiqueño

Deportes

Leslie Castán Morales destacó en el evento Nacional Intertecs

La Ingeniero en Geociencias Leslie Estefanía Castán Morales participó de manera exitosa en el LXIII Evento Nacional Deportivo de los Institutos Tecnológicos desarrollado en el Tecnológico de Ciudad Madero