/ lunes 2 de noviembre de 2020

Con un robot puedes visitar esta exhibición de arte

Las personas pueden asistir de forma presencial a la exhibición o rentar un robot que los conecte

LONDRES. La galería Saatchi de Londres está realizando una exhibición privada para robots y humanos, permitiendo que personas y máquinas deambulen por el extraño mundo del artista pop Philip Colbert, en un show diseñado para funcionar tanto digitalmente como en la vida real.

El espectáculo muestra trabajos que presentan la langosta de estilo de dibujo animado de Colbert, el personaje central de sus pinturas y esculturas.

En la exhibición se ofrecen robots de telepresencia, operados a control remoto, sobre ruedas, con cámaras y la pantalla de una tableta para quienes no puedan asistir en persona.

“Quería organizar la inauguración de mi exhibición usando estos robots de telepresencia, casi como una visión de ciencia ficción de un futuro posible, donde tenemos un robot de telepresencia que sale al mundo por nosotros, para que podamos quedarnos en casa protegidos”, dijo Colbert a Reuters.

“Sentí que esa no sólo era la única forma de hacer el espectáculo más accesible, sino también de crear una visión más fantástica del futuro (...) es muy posible que se requiera que las personas estén físicamente y no puedan (estar), y por ello tengan una presencia de robot de alguna manera”, agregó.

Los invitados pueden recorrer la galería en persona o reservando un robot, que luego puede recorrer el espacio, haciendo zoom sobre obras que exploran el consumo de masas, la cultura contemporánea y la historia.

“Es bastante increíble estar conduciendo por Saatchi”, dijo Josh Corden, un artista invitado a la inauguración. “Creo que es increíblemente poderoso”, agregó desde el este de Londres.

La idea del programa de arte nació durante el aislamiento por la pandemia de coronavirus.

El subastador Simon de Pury asistió a la muestra a través de un robot de telepresencia, que controló desde su casa, ubicada en Mónaco.

“Esta es una manera maravillosa de asistir a una inauguración de una subasta o de una exhibición. Puedes acercarte a la obra de arte, puedes mirarla de cerca, de lejos y tienes una idea de la proporción, así que es una manera genial de ver arte”, comentó el subastador.

HUMOR EN MUSEO

Incluso en tiempos de pandemia, los vieneses se divierten mirando de frente a la muerte en un museo consagrado a las pompas fúnebres, que habla del más allá, sin vueltas, con un humor desconcertante.

Instalado en el subsuelo de una capilla ardiente art déco, en el cementerio central de la capital austríaca, este lugar fue el primero en el mundo en exponer, a partir de 1967, una colección de ataúdes y mortajas para investigar la evolución de la cultura del duelo.

“Mucha gente teme a la parca, pero es como los impuestos, no se puede evitar”, ironiza un vienés septuagenario de origen estadounidense, Jack Curtin.

Curtin llegó con su compañera, experta en las enfermedades de los muertos más célebres, y ambos recorren las salas con luces tenues.

Es una idea “excelente”, dicen.

Japón, Canadá... Antes los visitantes llegaban desde muy lejos, pero con la pandemia de coronavirus y el cierre de las fronteras, los austríacos tienen ahora este lugar de 300 metros cuadrados sólo para ellos. Aquí, el dicho es que la muerte es vienesa y el público se apasiona por la exposición temporal, abierta en ocasión de los 250 años del nacimiento de Beethoven, que reposa a dos pasos.

La muestra recorre la vida del compositor alemán, revela su máscara mortuoria y describe de manera meticulosa su agonía vinculada a una enfermedad.

Lo mismo con Joseph Haydn, cuyo cráneo fue robado en 1809 por jóvenes estudiantes de medicina, y luego enterrado cerca de un siglo y medio más tarde.

“Viena es bastante conocida por su costado mórbido”, explica Julia Würzl, una joven que da su paseo otoñal melancólico entre las sepulturas.






Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

LONDRES. La galería Saatchi de Londres está realizando una exhibición privada para robots y humanos, permitiendo que personas y máquinas deambulen por el extraño mundo del artista pop Philip Colbert, en un show diseñado para funcionar tanto digitalmente como en la vida real.

El espectáculo muestra trabajos que presentan la langosta de estilo de dibujo animado de Colbert, el personaje central de sus pinturas y esculturas.

En la exhibición se ofrecen robots de telepresencia, operados a control remoto, sobre ruedas, con cámaras y la pantalla de una tableta para quienes no puedan asistir en persona.

“Quería organizar la inauguración de mi exhibición usando estos robots de telepresencia, casi como una visión de ciencia ficción de un futuro posible, donde tenemos un robot de telepresencia que sale al mundo por nosotros, para que podamos quedarnos en casa protegidos”, dijo Colbert a Reuters.

“Sentí que esa no sólo era la única forma de hacer el espectáculo más accesible, sino también de crear una visión más fantástica del futuro (...) es muy posible que se requiera que las personas estén físicamente y no puedan (estar), y por ello tengan una presencia de robot de alguna manera”, agregó.

Los invitados pueden recorrer la galería en persona o reservando un robot, que luego puede recorrer el espacio, haciendo zoom sobre obras que exploran el consumo de masas, la cultura contemporánea y la historia.

“Es bastante increíble estar conduciendo por Saatchi”, dijo Josh Corden, un artista invitado a la inauguración. “Creo que es increíblemente poderoso”, agregó desde el este de Londres.

La idea del programa de arte nació durante el aislamiento por la pandemia de coronavirus.

El subastador Simon de Pury asistió a la muestra a través de un robot de telepresencia, que controló desde su casa, ubicada en Mónaco.

“Esta es una manera maravillosa de asistir a una inauguración de una subasta o de una exhibición. Puedes acercarte a la obra de arte, puedes mirarla de cerca, de lejos y tienes una idea de la proporción, así que es una manera genial de ver arte”, comentó el subastador.

HUMOR EN MUSEO

Incluso en tiempos de pandemia, los vieneses se divierten mirando de frente a la muerte en un museo consagrado a las pompas fúnebres, que habla del más allá, sin vueltas, con un humor desconcertante.

Instalado en el subsuelo de una capilla ardiente art déco, en el cementerio central de la capital austríaca, este lugar fue el primero en el mundo en exponer, a partir de 1967, una colección de ataúdes y mortajas para investigar la evolución de la cultura del duelo.

“Mucha gente teme a la parca, pero es como los impuestos, no se puede evitar”, ironiza un vienés septuagenario de origen estadounidense, Jack Curtin.

Curtin llegó con su compañera, experta en las enfermedades de los muertos más célebres, y ambos recorren las salas con luces tenues.

Es una idea “excelente”, dicen.

Japón, Canadá... Antes los visitantes llegaban desde muy lejos, pero con la pandemia de coronavirus y el cierre de las fronteras, los austríacos tienen ahora este lugar de 300 metros cuadrados sólo para ellos. Aquí, el dicho es que la muerte es vienesa y el público se apasiona por la exposición temporal, abierta en ocasión de los 250 años del nacimiento de Beethoven, que reposa a dos pasos.

La muestra recorre la vida del compositor alemán, revela su máscara mortuoria y describe de manera meticulosa su agonía vinculada a una enfermedad.

Lo mismo con Joseph Haydn, cuyo cráneo fue robado en 1809 por jóvenes estudiantes de medicina, y luego enterrado cerca de un siglo y medio más tarde.

“Viena es bastante conocida por su costado mórbido”, explica Julia Würzl, una joven que da su paseo otoñal melancólico entre las sepulturas.






Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

Solicitan crear carrera de Operador de camiones

El estimado en la falta de operadores de camiones de carga para Altamira y toda la zona sur es superior al 40 por ciento

Local

Aumentan las deudas por la pandemia del Covid-19

La baja en la actividad económica del 2020 con la pandemia sanitaria se viene arrastrando para este 2021, casi llega a los mil millones de pesos la mora de los créditos bancarios en la entidad

Local

Rehabilitación del mercado Madero costaría cien millones

Se encuentra bien estructuralmente, de acuerdo con un peritaje del Colegio de Ingenieros Civiles

Círculos

Solemne fiesta patronal

El pastor de la Diócesis ofició la misa en honor del Sagrado Corazón de Jesús

Deportes

Tamaulipas se declara listo para el Nacional de Artes Marciales Mixtas

Para dar a conocer lo anterior se organizó una rueda de prensa a la que asistieron el presidente de la Asociación Estatal de Artes Marciales Mixtas de Tamaulipas

Deportes

Coni, Rigoberto y Daniel, campeones del Regatas Corona

En peto, Coni Fernández fue primera con una captura de 8.985 kilogramos de peso

Local

Casas abandonadas, de sueños a pesadillas

Se han convertido en deudas impagables para el trabajador

Local

Urgen activar campañas sobre salud mental

Sobre todo los jóvenes, que han sido entre la población donde más duro ha pegado el encierro que se tiene por las condiciones sanitarias

Local

Rehabilitación del mercado Madero costaría cien millones

Se encuentra bien estructuralmente, de acuerdo con un peritaje del Colegio de Ingenieros Civiles