/ jueves 8 de noviembre de 2018

Los robots van a la escuela

Una nueva frontera cada vez más estrecha en la relación hombre-máquina empieza a abrirse ahora en la sala de clases

Para la mayoría de las personas, el concepto de inteligencia artificial (IA) ya dejó de ser asociado simplemente a películas de ciencia-ficción en las que robots pensantes están programados para exterminar a la humanidad. En cambio, se incorpora cada vez más al vocabulario normal relacionado a diversas actividades de la vida cotidiana.

A partir de las máquinas capaces de procesas millones de datos simultáneamente y adaptarse a los hábitos y necesidades de la persona que las usa, surgieron y se desarrollaron sistema de búsqueda en internet como Google, aplicativos de información sobre tránsito como Waze y asistentes virtuales como Siri,que pueden interactuar muy básicamente en una conversación.


La idea de crear sistemas inteligentes aplicables a la educación es bastante antigua. En los años 60, el psicólogo norteamericano Burrhus Skinner inventó un aparato en que las preguntas iban subiendo de nivel a medida que el alumno daba respuestas acertadas. Una década después, el doctor en matemática Seymour Papert, del Instituto de Tecnología de Massachussets, elaboró otro sistema mucho más avanzado, en que el alumno escogía en el computador entre una infinidad de opciones. Visionario del futuro, Papert previó acertadamente que habría una revolución en la enseñanza cuando la máquina aprendiera por sí misma.

Una nueva frontera cada vez más estrecha en la relación hombre-máquina empieza a abrirse ahora en la sala de clases, impulsando un cambio aún tímido pero que promete cambiar definitivamente la manera de enseñar y aprender. La IA tiene el potencial de transformar el modo en que un alumno puede absorber información, sabiendo los aspectos en los que falla y los que les resultan más fáciles y atractivos de cualquier tema, según el padrón de sofisticados códigos o algoritmos.

El diagnóstico sobre los puntos débiles y fuertes del alumno es sólo la primera parte de la historia. El siguiente paso significa una verdadera revolución en la educación tal como la conocemos. A medida que el estudiante avanza en la materia, el sistema inteligente se adapta y cambia el rumbo de la lección, enfatizando los aspectos mal asimilados y en los que quedan dudas o entregando tareas más complejas a los estudiantes que requieren nuevos desafíos.

En otras palabras, la maquina dotada de IA es capaz de personalizar el aprendizaje en una forma nunca antes vista, incluso en una clase llena de estudiantes. “La diferencia entre IA y los viejos métodos de cruzamiento de datos no está sólo en el hecho de que las máquinas aprenden solas, sino en su capacidad de entregar respuestas elaboradas y precisas”, explica Charles Dovson, profesor e ingeniero informático de la Universidad de California.

Según las previsiones de la consultora estadounidense Research and Markets, en los próximos tres años la IA se expandirá casi un 50 por ciento en las escuelas de Estados Unidos. En China, un plan nacional de inversiones inyectará casi 80 billones de dólares hasta el 2025 y el uso de IA en las escuelas será obligatoria. “Los profesores necesitarán aprender a supervisar a las máquinas, haciendo adaptaciones para que cumplan mejor su objetivo de estimular el aprendizaje”, señala Alcely Strutz, experta en el área de educación de la IBM.

Uno de los nichos en desarrollo del área educacional trabaja en la creación de plataformas digitales cada vez más inteligentes. La materia prima de esos sistemas es el valioso conocimiento acumulado con base en millones de datos sobre cómo aprende el alumno. El desarrollo de la tutoría digital, por ejemplo, implica el uso de la inteligencia de la máquina para indicar contenidos, proponer test, corregir resultados y darles a los alumnos un retorno simple y coprensible. EUROPA PRESS N. S.

Para la mayoría de las personas, el concepto de inteligencia artificial (IA) ya dejó de ser asociado simplemente a películas de ciencia-ficción en las que robots pensantes están programados para exterminar a la humanidad. En cambio, se incorpora cada vez más al vocabulario normal relacionado a diversas actividades de la vida cotidiana.

A partir de las máquinas capaces de procesas millones de datos simultáneamente y adaptarse a los hábitos y necesidades de la persona que las usa, surgieron y se desarrollaron sistema de búsqueda en internet como Google, aplicativos de información sobre tránsito como Waze y asistentes virtuales como Siri,que pueden interactuar muy básicamente en una conversación.


La idea de crear sistemas inteligentes aplicables a la educación es bastante antigua. En los años 60, el psicólogo norteamericano Burrhus Skinner inventó un aparato en que las preguntas iban subiendo de nivel a medida que el alumno daba respuestas acertadas. Una década después, el doctor en matemática Seymour Papert, del Instituto de Tecnología de Massachussets, elaboró otro sistema mucho más avanzado, en que el alumno escogía en el computador entre una infinidad de opciones. Visionario del futuro, Papert previó acertadamente que habría una revolución en la enseñanza cuando la máquina aprendiera por sí misma.

Una nueva frontera cada vez más estrecha en la relación hombre-máquina empieza a abrirse ahora en la sala de clases, impulsando un cambio aún tímido pero que promete cambiar definitivamente la manera de enseñar y aprender. La IA tiene el potencial de transformar el modo en que un alumno puede absorber información, sabiendo los aspectos en los que falla y los que les resultan más fáciles y atractivos de cualquier tema, según el padrón de sofisticados códigos o algoritmos.

El diagnóstico sobre los puntos débiles y fuertes del alumno es sólo la primera parte de la historia. El siguiente paso significa una verdadera revolución en la educación tal como la conocemos. A medida que el estudiante avanza en la materia, el sistema inteligente se adapta y cambia el rumbo de la lección, enfatizando los aspectos mal asimilados y en los que quedan dudas o entregando tareas más complejas a los estudiantes que requieren nuevos desafíos.

En otras palabras, la maquina dotada de IA es capaz de personalizar el aprendizaje en una forma nunca antes vista, incluso en una clase llena de estudiantes. “La diferencia entre IA y los viejos métodos de cruzamiento de datos no está sólo en el hecho de que las máquinas aprenden solas, sino en su capacidad de entregar respuestas elaboradas y precisas”, explica Charles Dovson, profesor e ingeniero informático de la Universidad de California.

Según las previsiones de la consultora estadounidense Research and Markets, en los próximos tres años la IA se expandirá casi un 50 por ciento en las escuelas de Estados Unidos. En China, un plan nacional de inversiones inyectará casi 80 billones de dólares hasta el 2025 y el uso de IA en las escuelas será obligatoria. “Los profesores necesitarán aprender a supervisar a las máquinas, haciendo adaptaciones para que cumplan mejor su objetivo de estimular el aprendizaje”, señala Alcely Strutz, experta en el área de educación de la IBM.

Uno de los nichos en desarrollo del área educacional trabaja en la creación de plataformas digitales cada vez más inteligentes. La materia prima de esos sistemas es el valioso conocimiento acumulado con base en millones de datos sobre cómo aprende el alumno. El desarrollo de la tutoría digital, por ejemplo, implica el uso de la inteligencia de la máquina para indicar contenidos, proponer test, corregir resultados y darles a los alumnos un retorno simple y coprensible. EUROPA PRESS N. S.

Local

Aeropuerto endurece medidas de acceso en medio de la contingencia

Los viajeros tienen que respetar la sana distancia durante su estancia en la base que opera con siete vuelos a la semana

Local

Agiliza BHP pago a proveedores locales en Tampico

Tim Callahan, director de BHP en México, señaló que los proveedores los han apoyado cuando más los han necesitado y este es el momento se apoyarlos por su parte

Local

Triplican toma de muestras para coronavirus en centros de salud de Tampico

Desde hace dos semanas acuden hasta 15 personas diariamente al presentar síntomas similares al del nuevo virus

Local

Enfrentan empresas el desafío del regreso a la “Nueva normalidad”

Las empresas que envían y reciben mensajería, deberán desarrollar protocolos complementarios, en coordinación con las compañías de logística, como usar Apps que confirman la entrega

Local

Una oportunidad para revalorar la historia del puerto

El 31 de mayo de 1911, el general Díaz zarpó desde Veracruz hacia Europa en el buque "SS Ypiranga" para jamás volver

Local

Poste a punto de caerse en la zona centro de Tampico

Esto fue denunciado por el señor Héctor Sánchez Ponce, usuario de la Comisión Federal de Electricidad, el cual explicó que el objeto fijo se encuentra en la calle Altamira y Fray Andrés de Olmos

Local

Covid-19 no da tregua en Tamaulipas

Los nuevos casos fueron confirmados por el Laboratorio Estatal de Salud Pública en personas residentes de los municipios de Altamira, Madero, Matamoros y Tampico

Doble Vía

“Cuando pase la tormenta”, artistas se unen ante el Covid-19

Hoy se realizó el estreno del tema “Cuando pase la tormenta” escrito por el compositor tampiqueña, Hervey Torres, integrante de Código Zero

Policiaca

Celosa mujer le prendió fuego a su marido

Este lamentable hecho fue la mañana del sábado en el poblado Loma Alta, perteneciente al municipio de Gómez Farias