/ domingo 6 de enero de 2019

Diabetes y sexualidad

La impotencia o disfunción sexual es uno de los problemas genitourinarios más comúnmente asociados a la diabetes. Una buena información puede ayudar a prevenirlos o aliviarlos

La diabetes puede causar problemas en la vida sexual de los hombres (disfunciones sexuales), tanto por factores físicos como psicológicos. Uno o más aspectos de la sexualidad normal pueden verse alterados: erección, eyaculación, orgasmo, sensibilidad y deseo sexual.

  • Factores Físicos

La impotencia o disfunción eréctil (definida como la incapacidad de tener o mantener una erección durante una relación sexual) es una de las complicaciones asociadas comúnmente con la diabetes. Si la enfermedad no se controla, puede ir dañando los vasos sanguíneos, arterias y venas, con el consiguiente riesgo de que se produzca una disfunción sexual por factores físicos.

El problema ocurre por el daño en las terminaciones nerviosas del aparato genito-urinario masculino, debido a la acumulación de substancias tóxicas que origina el elevado nivel de azúcar en la sangre. Al dañarse las terminaciones nerviosas, no envían el estímulo que desencadena la captación de sangre en el pene para tener una erección.

La disfunción eréctil se presenta paulatinamente, hasta llegar a una pérdida total de esa función sexual. Una vez establecido el daño, no hay manera de revertirlo a la normalidad.

Por esa razón es tan necesaria una disciplina de alimentación y ejercicio, para mantener bajo control los niveles de azúcar en la sangre.

  • Factores Psicológicos

Existen varios factores que generan ansiedad en el paciente diabético, hasta el punto de perturbar su comportamiento. El primero, es el descubrimiento de la enfermedad misma. A menudo, el diagnóstico de diabetes coincide con el inicio de problemas sexuales.

El hecho desencadenante puede ser una falla eréctil esporádica, a consecuencia de la ingesta de alcohol, agotamiento físico, estrés o simple indisposición orgánica.

El episodio provoca angustia y temor a fallar en una nueva tentativa. Para evitar el fracaso, se van espaciando las tentativas, hasta abandonarla definitivamente.

También incide en el problema la fatiga constante que experimenta el diabético por el mal control de su glucosa, sumado a los cambios de personalidad, que pueden manifestarse como irritabilidad o indiferencia, y que a la larga van deteriorando la relación de pareja.


  • Otros factores

El hecho de que un diabético presente alguna disfunción sexual no significa que deba atribuirse necesariamente a su enfermedad. Existen muchas otras causas que pueden producir disfunción sexual masculina y que no tienen relación alguna con la diabetes. Otros factores que no deben descartarse son, por ejemplo, la impotencia inducida por fármacos.

Los medicamentos específicos de la diabetes, como insulina o sulfunilureas, no tienen efectos colaterales que afecten negativamente la sexualidad, pero sí puede verse alterada por efectos colaterales de algunos fármacos usados para tratar enfermedades comúnmente asociadas con la diabetes, como hipertensión arterial o exceso de colesterol.

Otros tóxicos como tabaco, alcohol y ciertas drogas potencian su efecto negativo. Sin embargo, la aparición de síntomas no debe ser motivo para suspender la medicación. Sólo hay que consultar al especialista, para sustituir el medicamento.

La diabetes puede causar problemas en la vida sexual de los hombres (disfunciones sexuales), tanto por factores físicos como psicológicos. Uno o más aspectos de la sexualidad normal pueden verse alterados: erección, eyaculación, orgasmo, sensibilidad y deseo sexual.

  • Factores Físicos

La impotencia o disfunción eréctil (definida como la incapacidad de tener o mantener una erección durante una relación sexual) es una de las complicaciones asociadas comúnmente con la diabetes. Si la enfermedad no se controla, puede ir dañando los vasos sanguíneos, arterias y venas, con el consiguiente riesgo de que se produzca una disfunción sexual por factores físicos.

El problema ocurre por el daño en las terminaciones nerviosas del aparato genito-urinario masculino, debido a la acumulación de substancias tóxicas que origina el elevado nivel de azúcar en la sangre. Al dañarse las terminaciones nerviosas, no envían el estímulo que desencadena la captación de sangre en el pene para tener una erección.

La disfunción eréctil se presenta paulatinamente, hasta llegar a una pérdida total de esa función sexual. Una vez establecido el daño, no hay manera de revertirlo a la normalidad.

Por esa razón es tan necesaria una disciplina de alimentación y ejercicio, para mantener bajo control los niveles de azúcar en la sangre.

  • Factores Psicológicos

Existen varios factores que generan ansiedad en el paciente diabético, hasta el punto de perturbar su comportamiento. El primero, es el descubrimiento de la enfermedad misma. A menudo, el diagnóstico de diabetes coincide con el inicio de problemas sexuales.

El hecho desencadenante puede ser una falla eréctil esporádica, a consecuencia de la ingesta de alcohol, agotamiento físico, estrés o simple indisposición orgánica.

El episodio provoca angustia y temor a fallar en una nueva tentativa. Para evitar el fracaso, se van espaciando las tentativas, hasta abandonarla definitivamente.

También incide en el problema la fatiga constante que experimenta el diabético por el mal control de su glucosa, sumado a los cambios de personalidad, que pueden manifestarse como irritabilidad o indiferencia, y que a la larga van deteriorando la relación de pareja.


  • Otros factores

El hecho de que un diabético presente alguna disfunción sexual no significa que deba atribuirse necesariamente a su enfermedad. Existen muchas otras causas que pueden producir disfunción sexual masculina y que no tienen relación alguna con la diabetes. Otros factores que no deben descartarse son, por ejemplo, la impotencia inducida por fármacos.

Los medicamentos específicos de la diabetes, como insulina o sulfunilureas, no tienen efectos colaterales que afecten negativamente la sexualidad, pero sí puede verse alterada por efectos colaterales de algunos fármacos usados para tratar enfermedades comúnmente asociadas con la diabetes, como hipertensión arterial o exceso de colesterol.

Otros tóxicos como tabaco, alcohol y ciertas drogas potencian su efecto negativo. Sin embargo, la aparición de síntomas no debe ser motivo para suspender la medicación. Sólo hay que consultar al especialista, para sustituir el medicamento.

Local

Lluvia provoca caída de cables en la zona

El hecho ocurrió en calle Insurgentes entre 20 de noviembre y 16 de septiembre, en la colonia ampliación de la Unidad Nacional

Local

Urgente frenar el tráfico de armas afirma gobernador

Demanda el gobernador Francisco J. García Cabeza de Vaca revisar a fondo las aduanas

Local

Protegerán lámparas de escolleras

Se procederá a la reparación de las mismas y la instalación de candados para prevenir que las luminarias sean vandalizadas

Local

Tumba 45 árboles tormenta en Tampico 

Las ráfagas de viento llegaron a los 70 kilómetros por hora, lo que originó el derribo de por lo menos 45 árboles en su mayoría de la especie ficus

Mundo

Johnson lanza ultimátum al Parlamento británico por Brexit

Johnson intentó dos veces sin éxito en los últimos días obtener la aprobación de los diputados al acuerdo alcanzado

Local

Ausentismo escolar por frente frío número 6

Un 45, 50 o hasta un 60 % de insistencia en algunas escuelas, hay algunos niveles como preescolar y primaria que tienen ausentismo mayor

Policiaca

Treinta niños intoxicados en una escuela primaria

La emergencia se dio después de que los infantes ingirieron el desayuno que les brindó la institución educativa 

Mundo

En Bolivia, grupos civiles llaman a paro general por resultado electoral

De manera provisional, el resultado de los comicios anticipan la reelección del presidente Evo Morales

Policiaca

Árboles caen sobre vehículos estacionados

Con base al informe de autoridades de Protección Civil, uno de los hechos fue reportado en el andador Quintana Roo entre Hermenegildo Galeana y Agustín de Iturbide de la colonia Insurgentes