imagotipo

Argentina estima que su inflación caerá en el segundo semestre del año

  • EFE Agencia
  • en Finanzas

BUENOS AIRES, Argentina. (EFE).- La vicepresidenta argentina Gabriela Michetti afirmó ayer que el equipo económico del Gobierno “está convencido” de que en el segundo semestre de este año el país tendrá indicadores más bajos de inflación, un pronóstico similar al que esgrimió el Ejecutivo durante la primera mitad del 2016.

“Estamos totalmente convencidos de que 2017 será el primer año de crecimiento de la economía argentina tras cinco años sin crecimiento”, subrayó la dirigente en una entrevista publicada ayer por el diario El Tribuno de Salta, en la que analiza los principales aspectos de la actualidad política y económica del país. La vicepresidenta se mostró optimista respecto a la gestión económica del Gobierno, y opinó que cada mes se constata que “las tendencias de la recesión ya se terminaron”, a pesar de que, según el oficial Índice Nacional de Estadística y Censos (Indec), la actividad económica cayó en el último año un 2.3 por ciento.

Estos índices negativos, que contradicen los argumentos del oficialismo, se deben, según Michetti, a “un atraso de un trimestre” y defendió que, durante el 2016, el Gobierno consiguió bajar la inflación y “parar las variables que venían cayendo y que venían mostrando una recesión importante”.

“Lo que decíamos sobre el segundo semestre era que íbamos a bajar la inflación; que íbamos a conseguir el blanqueo. Esas cosas se consiguieron”, dijo la vicepresidenta sobre los pronósticos del Gobierno durante la primera parte de 2016, que fiaban la caída de los precios a la llegada del segundo periodo del año.

No obstante, aunque la inflación se retrajo ligeramente en los últimos meses del año pasado, el acumulado anual superó el 40 por ciento, muy por encima de la meta del 17 por ciento que fijó el Ejecutivo en los presupuestos para 2017 y que Michetti consideró asumible, ya que, en su opinión, “de a poco la cosa va tomando otro color”.