imagotipo

Baja 7.9 por ciento en el mes de enero la satisfacción de mexicanos con la vida

  • Alejandro Durán
  • en Finanzas

  • El nivel de bienestar descendió a 7.9% en enero

El nivel de bienestar de la población urbana en enero pasado se colocó en 7.9 por ciento, inferior al ocho reportado en el mismo mes de 2016, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Por medio de un reporte, el instituto explicó que el concepto de bienestar subjetivo se refiere al reporte en primera persona de distintos aspectos de la experiencia de vida de la población.

En este sentido, los reportes solicitados por el INEGI a la población de 18 años y más comprenden tres aspectos: Satisfacción con la vida en general y con aspectos específicos de la misma, denominados dominios de satisfacción; Fortaleza anímica y sentido de vida, es decir, su grado de acuerdo con enunciados referidos al concepto de eudemonía, y balance afectivo, que explora la prevalencia de estados anímicos positivos o negativos en un momento de referencia.

Para ello, el INEGI ha implementado instrumentos de captación conocidos como módulos de Bienestar Autorreportado (Biare), donde cada informante evalúa los tres aspectos anteriores, otorgándoles una calificación.

De esta manera, informó que los resultados del Biare básico muestran que, en una escala de 0 a 10, el promedio de satisfacción con su vida, reportado por la población adulta urbana en enero de 2017, se sitúa en 7.9; mientras que en enero de 2016, el promedio de satisfacción con la vida alcanzaba un valor de ocho

El Inegi agregó que referente a los dominios de satisfacción, las relaciones personales presentan el mayor promedio (8.5), mientras que aspectos que van más allá de la esfera privada de interacción, como el país y la seguridad ciudadana, registran los menores promedios, con valores de 5.5 y 4.7, respectivamente.

En comparación con enero del año anterior, los promedios de satisfacción son inferiores en siete dominios específicos: relaciones personales, perspectivas a futuro, nivel de vida, tiempo libre, ciudad, país y seguridad ciudadana.

Por su parte, los cinco aspectos restantes, relacionados con la actividad u ocupación, el estado de salud, logros en la vida, vivienda y vecindario se mantienen sin cambios.

En particular, la satisfacción con el país presenta el mayor retroceso respecto de un año atrás (1.1 puntos), seguido por la satisfacción con la seguridad ciudadana, que disminuye siete décimas. Cabe destacar que en enero de 2017 tres rubros, seguridad ciudadana, país y ciudad, presentan su peor calificación desde enero de 2014.

Por su parte, el balance anímico de la población urbana de 18 años y más, en una escala que va desde -10 hasta +10, indica un predominio de los estados anímicos positivos sobre los negativos, dando como resultado un promedio de 6.1 en enero de 2017; sin embargo, debido a un descenso en el componente positivo del balance en relación con un año anterior, el balance afectivo general presenta un retroceso, dado que en enero de 2016, se situaba en 6.2.

“Esta versión ágil del Biare ofrece un seguimiento continuo del bienestar subjetivo, lo que permite observar el comportamiento coyuntural de sus indicadores”, afirmó.