/ domingo 24 de abril de 2022

Serie La Ciudad es Nuestra muestra las entrañas de la policía de Baltimore

Jon Bernthal protagoniza la serie, que habla sobre la crisis que provocó la caída de la Policía de Baltimore

En 2002 el periodista y escritor David Simon creó la serie The wire, una ficción situada en Baltimore que aborda las problemáticas derivadas del tráfico de drogas; 20 años más tarde, regresó a ese lugar para producir, junto con George Pelecanos, la serie La ciudad es nuestra, que retrata el ascenso y caída de la policía de dicha ciudad.

En entrevista con El Sol de México, los creadores explicaron que si bien un programa no puede cambiar a la sociedad entera, sí puede inspirar a un individuo a mejorar, y por ello este tipo de historias basadas en la realidad, son el complemento para otras piezas de información.

“Un drama de televisión toca fibras que una noticia no puede, porque esta última habla de alguien a quien no conoces, que fue impactado por sucesos que no alcanzas a comprender del todo, pero la televisión puede involucrar más al espectador a nivel emocional”, dijo George Pelecanos.

David Simon, quien antes de dedicarse al entretenimiento se desempeñó como periodista durante 13 años, añadió que siempre se puede llegar a lugares más oscuros en la ficción, pero “el truco es encontrar el punto medio en cada escena donde estás retratando la realidad”.

El guión de la serie está basado en el libro homónimo publicado en febrero del año pasado, escrito por Justin Fenton, reportero del semanario Baltimore Sun, y muestra a detalle la corrupción dentro de la Policía, y que llevó a los oficiales a ser señalados por prácticas poco éticas en arrestos masivos y relacionadas con la prohibición de drogas.

En contacto con la realidad

El rol protagónico corre a cargo de Jon Bernthal, quien resaltó que las malas prácticas que se realizan en algunos sectores, opacan el buen trabajo que realizan otras personas, y han dado mala imagen a la autoridad.

Durante el rodaje incluso conversó con policías reales, y recordó a uno de nombre Keith Galiano, que ha encontrado en las series un recordatorio de la importancia de su labor. “Me decía que cada año ve The wire para recordar cómo sus acciones afectan a los individuos, y tomar consciencia de sus fallas, y no tomarse las cosas personales”, compartió.

El actor subrayó también la influencia que los videos capturados por los civiles han tenido en el quehacer policíaco, pues si bien reconoce que no es un asunto fácil de tratar, también han contribuido a evitar abusos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Hay beneficios y crímenes que se han evitado gracias a la tecnología, o situaciones que se pudieron haber tornado trágicas, y gracias a que alguien las capturó se evitaron. Pero también ha creado grandes problemas”, señaló.

Sin embargo, reconoció que la tecnología “ha formado una enorme sombra en esta profesión, quizá hay alguien que sí lo merece, pero otros no. Acompañé durante muchas horas al Departamento de Policía de Baltimore, y cada vez que se bajan de su auto están siendo filmados. Hay una razón para hacerlo, pero también hay veces en que eso entorpece su labor”.

La ciudad es nuestra se estrena este lunes 25 de abril en la plataforma HBO Max, es apta para adolescentes y adultos.

En 2002 el periodista y escritor David Simon creó la serie The wire, una ficción situada en Baltimore que aborda las problemáticas derivadas del tráfico de drogas; 20 años más tarde, regresó a ese lugar para producir, junto con George Pelecanos, la serie La ciudad es nuestra, que retrata el ascenso y caída de la policía de dicha ciudad.

En entrevista con El Sol de México, los creadores explicaron que si bien un programa no puede cambiar a la sociedad entera, sí puede inspirar a un individuo a mejorar, y por ello este tipo de historias basadas en la realidad, son el complemento para otras piezas de información.

“Un drama de televisión toca fibras que una noticia no puede, porque esta última habla de alguien a quien no conoces, que fue impactado por sucesos que no alcanzas a comprender del todo, pero la televisión puede involucrar más al espectador a nivel emocional”, dijo George Pelecanos.

David Simon, quien antes de dedicarse al entretenimiento se desempeñó como periodista durante 13 años, añadió que siempre se puede llegar a lugares más oscuros en la ficción, pero “el truco es encontrar el punto medio en cada escena donde estás retratando la realidad”.

El guión de la serie está basado en el libro homónimo publicado en febrero del año pasado, escrito por Justin Fenton, reportero del semanario Baltimore Sun, y muestra a detalle la corrupción dentro de la Policía, y que llevó a los oficiales a ser señalados por prácticas poco éticas en arrestos masivos y relacionadas con la prohibición de drogas.

En contacto con la realidad

El rol protagónico corre a cargo de Jon Bernthal, quien resaltó que las malas prácticas que se realizan en algunos sectores, opacan el buen trabajo que realizan otras personas, y han dado mala imagen a la autoridad.

Durante el rodaje incluso conversó con policías reales, y recordó a uno de nombre Keith Galiano, que ha encontrado en las series un recordatorio de la importancia de su labor. “Me decía que cada año ve The wire para recordar cómo sus acciones afectan a los individuos, y tomar consciencia de sus fallas, y no tomarse las cosas personales”, compartió.

El actor subrayó también la influencia que los videos capturados por los civiles han tenido en el quehacer policíaco, pues si bien reconoce que no es un asunto fácil de tratar, también han contribuido a evitar abusos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Hay beneficios y crímenes que se han evitado gracias a la tecnología, o situaciones que se pudieron haber tornado trágicas, y gracias a que alguien las capturó se evitaron. Pero también ha creado grandes problemas”, señaló.

Sin embargo, reconoció que la tecnología “ha formado una enorme sombra en esta profesión, quizá hay alguien que sí lo merece, pero otros no. Acompañé durante muchas horas al Departamento de Policía de Baltimore, y cada vez que se bajan de su auto están siendo filmados. Hay una razón para hacerlo, pero también hay veces en que eso entorpece su labor”.

La ciudad es nuestra se estrena este lunes 25 de abril en la plataforma HBO Max, es apta para adolescentes y adultos.

Local

Más de mil estudiantes no entrarán a medicina

De 1,300 aspirantes, solo 150 lograron pasar el examen y están en condiciones de inscribirse

Local

¿En qué zonas de Tampico prefieren vivir los universitarios? La mayoría renta con "roomie"

Antes una familia rentaba una casa o departamento para un solo estudiante, pero ahora piden para dos o 3 estudiantes, ya se estan juntando y rentar juntos

Regional

¡Toma nota! Vehículos con placas de 2011 y anteriores ya no podrán circular en Veracruz

Actualmente hay descuentos en los canjes de placas en el norte de Veracruz para que quienes tienen documentación del 2011 o años atrás puedan actualizarla

Cultura

My Life with the Thrill Kill Kult: El arte de salirse con la suya

A propósito del relanzamiento del disco más popular de esta banda, platicamos con sus integrantes, dos personajes que reconocen que su sonido podría sonar viejo, pero afirman: ¿Qué no lo es actualmente?

Mundo

Jóvenes sucumben al fentanilo

La crisis de opiáceos en Estados Unidos ha alcanzado cifras sin precedentes, con más de 80 mil muertes por sobredosis tan solo en 2021

Cultura

Cuestionario Proust: Alan Anaya

Las personas vivas a las que más admira son su madre, su padre y Kanye West

Círculos

Disfrutan de una noche llena de brillo, lujo y sabor

Se lleva a cabo la séptima edición de la tradicional Mystic Party en la Riviera Maya

Gossip

Finalistas de La Academia 20 años comparten sus planes si ganan

Los cinco finalistas de La Academia 20 años comparten que, de ganar el millón de pesos, invertirán en sus estudios y en proyectos personales

Gossip

En serie, muestran a los héroes de la tragedia del huracán Katrina

El guionista y productor Carlton Cuse considera que hacer una producción basada en una tragedia real es un reto mayúsculo