imagotipo

Nueva crisis de agua se prevé ante la reducción de un 60% de captación en la Laguna de El Champayán en Altamira

  • Paulo Monsiváis
  • en Local

Sedimentos en la parte baja del sistema lagunario han llegado a poco más de 1.20 metros, situación que no permite que la captación de agua sea la óptima para el suministro de la industria, lo que ha inhibido la inversión de por lo menos 10 empresas en el último año ante una posible crisis del vital líquido a mediano plazo.

Te puede interesar: Ruptura de línea de drenaje provoca caos vial en céntrica calle de Tampico

Se requiere de una limpieza estratégica en ciertos puntos del Tamesí, donde la acumulación de residuos es tal que incluso no permite que especies se desarrollen correctamente, pues la captación de escurrimientos se perdió ya en un 60 por ciento quedando la capacidad del sistema en su expresión mínima”.

Señaló el Asesor Ambientalista en Altamira, Andrés Bonilla Ibarra, quien estuvo una sesión de trabajo en esta ciudad con representantes de la iniciativa privada, mencionando que la lámina de agua que mantiene la cuenca en varias partes es insuficiente y ya provoca una problemática tanto para la economía como para las actividades agropecuarias.

El ex titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales en el sur de Tamaulipas, explica que la falta de mantenimiento en la Laguna de Champayán ya pone en riesgo a la industria que ha tenido que adquirir equipos especiales ante los altos índices de impurezas que tiene el agua y compañías han desistido instalarse al preveerse dificultades en este aspecto.

Indicó que al crecer el sedimento el agua que llega no tiene el suficiente tirante y sale de la laguna y del sistema, lo que hace que no se capte en la cantidad óptima y empiecen los problemas con los especies y con el abasto en grandes cantidades en diversos puntos del sistema lagunario.

Expone que la afectación a la economía y la zonas de siembra puede ser irreversible sino se toman las medidas pertinentes, como la limpieza en varias áreas del sistema lagunario y mecanismos para empezar a generar la infraestructura que mantenga un flujo de especies y no se pierdan más zonas en el afluente que da vida a toda la región.