imagotipo

“La mejor herencia: la felicidad” Tanto ríes tanto vales

  • Paulo Monsiváis
  • en Local

Reír, disfrutar, jugar, compartir y gozar las pequeñas cosas de la vida para sentirse feliz, es lo que se promovió entre cientos de jóvenes esta mañana en Altamira al efectuarse el “Rally de la Felicidad”, donde participaron grupos de animación, de canto y baile para llevar un momento de alegría a la juventud.

La presidenta de la fundación “Japi”, Zaira Avalos Mélendez, recordó a los jóvenes asistentes que “somos felices sin saberlo, pues esta emoción se desarrolla con la actitud que se tiene ante el mundo y la felicidad hace a las personas más productivas, las que aportan al mundo lo que vale la pena para el desarrollo. Lo importante es que padres felices hacen hijos felices, es la mejor herencia que puede darse a quienes más amamos”.

El evento estuvo coordinado por la comisión y la dirección de Atención a la Juventud del ayuntamiento, con planteles educativos de secundaria y de bachilleratos en la zona de Monte Alto, con el programa Altamira Jóvenes en Alta.

Lee también: La felicidad es algo serio

Estuvieron presentes la alcaldesa, Alma Laura Amparán Cruz; regidor David Valenzuela Barrios; diputada local Copitzy Hernández, directores de planteles educativos y estudiantes de 5 centros de enseñanza.

El presidente de la Comisión de Atención a la Juventud, David Valenzuela Barrios, señaló que el programa también incluye esquemas de concientización y asesorías con profesionales de la salud, psicólogos y orientadores sobre valores y riesgos sociales.

Además de la participación de grupos como “Japi” y “Los Guajolotes de la Sierra” se realizaron dinámicas con los jóvenes para fomentar las actitudes positivas y crear más oportunidades de felicidad, que ellos encuentren los mecanismos para generar espacios donde puedan desarrollarse en un ambiente sano.

Te puede interesar: En búsqueda del alma gemela