imagotipo

Malos hábitos de vida aumentan trastornos cerebrales

  • Mirna Hernández
  • en Local

Las epilepsias, cefaleas, Alzheimer, mal de Parkinson y otras enfermedades cerebrovasculares crecen a un ritmo preocupante entre la población adulta de la zona metropolitana, consecuencia de los malos hábitos alimenticios, la falta de ejercicio, el estrés y la contaminación ambiental, advirtió el Dr. Edgar Alfredo Zúñiga González de la Asociación de Neurólogos de Tampico.

“Es el costo de progreso en todo el mundo, pero que podemos combatir si comemos en forma inteligente, aumentamos los consumos de frutas y verduras orgánicas y controlamos el estrés”, expresó el doctor Zúñiga.

Los padecimientos que más crecen en esta localidad son las cefaleas o dolores de cabeza, pero también la epilepsia, que ataca por igual a niño o adultos, agregó.

Entrevistado en el Aeropuerto Internacional de Tampico, antes de partir a un congreso sobre enfermedades neurológicas en Estados Unidos, explicó que en México no hay estadísticas todavía sobre los índices de población con esos padecimientos, pero en esta localidad los médicos neurólogos tratan, cada uno, un promedio de 300 personas con esas enfermedades aunque en el caso de la convulsiones son más de 500.

Si bien en el caso de las cefaleas que afectan sobre todo a jóvenes es multifactorial ya sea porque es hereditaria o la desencadenan ciertos alimentos o el estrés, indicó que entre la población mayor, es ascendente la cifra de enfermos por demencia, Alzheimer, enfermedades cerebrovasculares, tumores u otras enfermedades degenerativas como el Parkinson o esclerosis múltiple.

“En la mayoría de los casos son consecuencia de nuestro estilo de vida, pero también de la emisión de contaminantes, que si bien esta localidad no se ha demostrado cuanto pesa sí influyen factores ambientales”, agregó.

Los enfermedades neurológicas afectan a personas de todos los países, sin distinción de sexo, niveles de educación ni de ingresos.

Con datos de la Organización Mundial de la Salud, los trastornos neurológicos desde la epilepsia y la enfermedad de Alzheimer o los accidentes cerebrovasculares hasta el dolor de cabeza, afectan en todo el mundo a unos mil millones de personas.