imagotipo

Jesús un padre que ha entregado todo por sus pequeñas

  • Victor Cruz
  • en Local

En México, cada tercer domingo de junio se celebra el Día del Padre, en este año 2017 es hoy domingo 18 de junio. Fecha conmemorativa para recordar lo importantes que son en nuestras vidas.

Muchas veces mamá se lleva el mayor de los reconocimientos, pero no debemos olvidar que la figura paterna dentro de un nido familiar es de vital importancia, este compromiso se vuelve aún mayor cuando existe un divorcio de por medio, y el padre tiene que ser papá y mamá a su vez.

De acuerdo al INEGI, en el país el 2.3% de los hogares están conformados únicamente por el papá y los hijos. Según estadísticas del Consejo Nacional de Población (Conapo) desde el año 2000 el número de hombres que se hacen cargo de sus hijos era de 841 mil y actualmente son 907 mil los papás solteros en el país.

Jesús Pineda Herrera, de 27 años de edad, actualmente dedicado a los medios de comunicación, operando precisamente en una cabina de radio en la localidad, provee el sustento para mantener a sus dos niñas Natalia y Sofía de 8 y 7 años, respectivamente. El convertirse en padre a temprana edad ha representado para él un reto que ha sabido desempeñar a lo largo de su vida.

“El ser papá es una tarea bastante difícil, pero vas aprendiendo… Cuando llegó Natalia, que actualmente tiene 8 añitos, fue una bendición verla por primera vez, todos los padres no me dejarán mentir, es algo muy lindo, cuando tuve a mi hija entre mis brazos fue algo maravilloso que no hay palabras para describirlo”.

Sin embargo, la tarea más difícil apenas comenzaba, ya que en aquel entonces se encontraba en los inicios de su licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma de Tamaulipas, esto en el año 2007, cursando apenas el tercer semestre, fue un parteaguas ese momento pues tenía que adoptar nuevas responsabilidades, dejar la escuela y ponerse a trabajar para cubrir los gastos que la llegada de un bebé implicaba.

La inesperada noticia de que sería papá lo tomó por sorpresa. En entrevista para El Sol de Tampico esto nos compartió:

“Primero no me la creí, en aquel entonces tenía 19 años y fue una noticia inesperada, sin embargo, me cambió la vida, fue como impactante en mi vida, pero esto me motivó para cumplir con muchas metas, muchos objetivos que tenía en mente para un futuro.”
Un año después, Jesús Pineda recibe la noticia de que sería papá por segunda ocasión, pero el reto de tener a cargo a dos pequeñas lo motivó a entregar el doble del esfuerzo.

“Cuando llegó mi segunda hija, Sofía, que actualmente tiene 7 años, no lo tenía planeado, al enterarme sentí algo muy lindo, sin embargo los médicos habían diagnosticado a mi exesposa con un embarazo que tal vez no podía tener el desarrollo debido, ya que era necesario practicarle un legrado”.

En busca de nuevas opiniones, se sorprendieron, pues al parecer esperaban trillizos, el desarrollo de este embarazo fue normal aparentemente, pero al momento del parto los dos hermanitos de Sofía tuvieron dificultades para su formación, siendo ella la única en salir victoriosa en la sala de quirófano.

En entrevista con la pequeña Natalia nos compartió el momento más bonito que ha tenido con su papá:

“En mi último cumpleaños nos la pasamos muy bien paseando, la verdad yo quería ir a las pizzas, pero no se podía, lo importante fue que la pasé bien con papá, en este Día del Padre quiero decirle que lo quiero mucho y que le daré un regalito con todo mi corazón”.

A Jesús Pineda le resultaba demasiado difícil dejar a sus pequeñas con su mamá para irse a trabajar, la situación se complicaba más cuando las pequeñas querían que pasara más tiempo con ellas; el no poder acompañarlas en su cumpleaños o festivales escolares han sido sacrificios para el joven papá, sin embargo la enorme recompensa de llegar a casa y que le reciban con un abrazo es maravilloso e incomparable.

“El llegar a casa y que te reciban con un abrazo es una emoción única, que me llena de felicidad, es como si te recargaran la pila, hacen que te llenes de nuevo de mucha energía”.

Sobrellevar esta situación ha sido un tanto compleja, pero siempre con la motivación para ser un mejor papá, entregando todo por sus pequeñas. A este joven padre nunca le ha importado pasar horas en vela, o trabajando tiempo extra, si al final de cuentas su mejor satisfacción es ver a sus pequeñas tranquilas, felices y que no les falte nada.

“Mis hijas simplemente son la motivación del día a día, la inspiración de ir siempre por más, son mi adoración”.