imagotipo

Con préstamos y empeños prendarios, padres de familia subsanan graduaciones de sus hijos.

  • Héctor Rivera
  • en Local

El grueso de los padres de familia con préstamos y empeños prendarios cubre los gastos de graduación de sus hijos, los cuales pueden ir hasta los ocho mil pesos, ante la moda impuesta por las escuelas de vestir de gala, contratar salones de baile y platillos especiales, que socavan la economía familiar.

El presidente de la Asociación de Empresarios Restauranteros y Alimentos Condimentados, Reyes González, explicó que junio y julio son los mejores meses del año, después de la temporada decembrina, con la organización de graduaciones desde primaria hasta profesionales.

Miriam Pérez Sagahon, presidente de la Unión de Padres de Familia de Sur de Tamaulipas, señaló que ahora desde preprimaria es una obligación celebrar con grandes fiestas y mayor gasto, lo que sólo empeora la situación financiera de las familias y sin que las autoridades escolares pongan límite a esa exigencia que si

bien se trata de una imposición erróneamente aceptada por los papás, dijo que las directivos escolares deben limitar a los directores y maestros de escuelas e impedir la organización de festejos innecesarios para los niños egresados de kínder, primaria, secundaria o preparatoria.

Muchas veces se trata de eventos que dejan ganancias a los directores, quienes llevan comisión en la renta de salones de fiestas, lo que también debe ser investigado”, denunció.

El llamado es a la autoridad y a las sociedades de padres de familia para que hagan conciencia y de ninguna manera permitan esas celebraciones innecesarias, que dejan a las familias sobre endeudadas, pidió.

Los gastos van desde los dos mil pesos hasta los ocho mil pesos por estudiante, por lo que los directores y maestros de grupo deben evitar que haya imposiciones para que las familias no excedan sus gastos en esos eventos, cuando sólo es necesario que los niños y sus papás acudan a las ceremonias de entrega de documentos.

Reyes González manifestó que en la zona metropolitana existen alrededor de trescientos salones de fiestas, cuyas ventas en este periodo suben hasta 100% por las graduaciones.

Si bien existen algunas escuelas que prohíben estos eventos y los hacen dentro de los planteles escolares, los padres de familia como quiera contratan estos servicios”, añadió.

Estimó que el gasto promedio por graduaciones de primaria y secundaria es de mil pesos, que incluye servicios del salón, platillo, pastel, refresco y música, pero los jóvenes que egresan de profesional suelen gastar hasta tres mil pesos por familia, porque llevan un mayor número de invitados.

Lee también:
Inicia mañana el verano, con el pronóstico de más calor

Destituyen al secretario del Ayuntamiento en Madero

Padres de familia se quejan por falta de director y maestros en primaria de Altamira