imagotipo

Grave riesgo de hundimiento en 14 kilómetros de calles en Madero

  • -
  • en Local

Circular por varias calles de Ciudad Madero, caminando o en vehículo, es un riesgo inminente debido a los reblandecimientos o deslaves subterráneos en más de catorce kilómetros de vialidades, por lo que persiste el riesgo crítico de hundimiento.

Al respecto, el asesor de la Secretaría Técnica municipal, Sergio Jiménez Hernández, aseguró que “la ciudad cuenta con un promedio de 600 kilómetros de calles, de las cuales 200 son considerados en riesgo y de estas 14 kilómetros están catalogadas como riesgo crítico”.

Detalló que “hay 14 kilómetros de vías críticas de vialidades que las tenemos identificadas, pero no sabemos el grado en que impactan en el suelo, por lo que se trata de precisar que técnica se debe aplicar para reparar y evitar riesgos futuros”.

Estas calles y avenidas con evidente peligro de colapso se sitúan en colonias como la Unidad Nacional, 20 de Noviembre, Monteverde, Ferrocarrilera, Tinaco y zonas limítrofes con Tampico, donde los hundimientos son una constante.

Como ejemplos tenemos los hechos ocurridos el año pasado, el 29 de septiembre, cuando un coche con dos jóvenes se hundió al ir circulando por la avenida Madero; mientras que el 21 de octubre un camión revolvedor colapsó al generarse una oquedad en la calle 10, ambas de gran tráfico vehicular.

El desplome del concreto se da debido a fugas del arcaico sistema de drenaje, que al presentar fugas constantes deslavan la tierra bajo la calle y ésta termina desplomándose en la cavidad generada.

Lee también: Conductor sufre accidente

GEÓLOGOS REVISARÁN EL SUBSUELO

Ante esta situación se tiene previsto que personal del Sistema Geológico Mexicano haga un diagnóstico y entregue una propuesta al municipio para que se lleve a cabo la reparación de las zonas peligrosas y evitar una tragedia como la ocurrida el miércoles en el Paso Exprés de Cuernavaca, donde dos personas perdieron la vida.

“Vendrá el director general de Riesgos Geológicos del Sistema Geológico Mexicano, que hará el recorrido en los 14 kilómetros que se deben diagnosticar a detalle”, expuso.

El entrevistado, quien además es experto en ingeniería, aseguró que incluso el precio de este análisis puede ser absorbido en el mismo costo de la obra de rehabilitación.

“El costo es irrelevante para las consecuencias que podrían tener no atenderlo, pero podría incluso incorporarse a costos de rehabilitación de vialidades como un costo indirecto, en el momento en que se asignen estas obras que se cobre el porcentaje que costó diagnosticarla como en riesgo”, dijo.

Con el análisis de los expertos en la tierra se realizarían perforaciones directas en puntos estratégicos para conocer la mecánica del subsuelo, extraer núcleos para ver socavones y situaciones hidrológicas.

En base a ello se determinaría si en las reparaciones del daño bajo las calles por mala calidad de rellenos se pueden resolver aplicando inyecciones de concreto, con placas de acero o requiere pilotajes.