imagotipo

Tumbas líquidas

  • Antonio Sosa
  • en Local

El recuerdo del huracán “Hilda” es doloroso no solo para Tampico y la zona sur de Tamaulipas, sino para toda la región huasteca, donde cientos de personas desaparecieron arrastradas por los ríos, presas y lagunas que rompieron su cauce arrasando comunidades completas, convirtiéndose en verdaderas tumbas líquidas.
Este ciclón registrado hace 62 años fue acreditado como uno de los diez más potentes a nivel nacional, y que junto con “Janet” dejó una ola de destrucción a su paso, daño el cual el día de hoy los residentes del puerto siguen tristemente recordando.

Contó con vientos estimados de 250 kilómetros por hora, con lluvias intensas días previos de su impacto y posteriores, lo que produjo que el sistema del río Pánuco–Moctezuma desbordara convirtiendo más de 600 kilómetros a la redonda en un amplio cuerpo de agua turbia.

Cuentan quienes vivieron esta historia que las aguas embravecidas arrastraban desde casas completas, animales, coches, hasta niños, mujeres y ancianos, de los cuales algunos pudieron salir de la violenta corriente, pero hubo muchos otros, los menos afortunados, que no lo lograron.

7-6ras-el rio

Nunca se ha revelado una cifra exacta del número de muertos, muchos de los cuales fueron sosprendidos en sus comunidades por el impacto del meteoro, ya que en ese entonces no se contaba con la tecnología satelital para dar seguimieno al monstruo.

Tampico, Ciudad Madero, Altamira, el norte de Veracruz y el oriente de San Luis Potosí quedaron convertidos en una zona devastada, el “Hilda” arrasó con todo a su paso y dejó en desasosiego a los habitantes del puerto tamaulipeco.


TESTIMONIOS DE LA MUERTE GENERADA POR “HILDA”


Algunas de la personas que pasaron este momento tan desconsolador tienen el valor de contar lo que vivieron en carne propia a El Sol de Tampico, convirtiéndose en un testimonio documental valioso de esa madrugada de septiembre de 1955.

Uno de esos casos es el del señor Alejandro Vega del Castillo, que en ese entonces contaba con 14 años de edad, relata que la inundación fue lo más perjudicial en la región, superando incluso la violencia de los vientos.
Siendo él uno de los mayores en su familia, tuvo que convertirse en quien cargara a sus hermanos menores para evitar que el agua los cubriera, salvando así la vida de los suyos que fueron sorprendidos por el alza del nivel de la inundación.

“Estando en casa yo tenía una hermana mayor y una prima hermana; empezamos a jugar poniendo marcas en donde iba subiendo el agua y decíamos: si avanza otro escalón nos vamos, pero ya cuando salimos llevábamos el agua en la cintura”, relata don Alejandro.

7-6ras-don alejandro

Enfrentándose a la impetuosa corriente él y los suyos salieron de lo que quedaba de su hogar teniendo que dejar atrás todas sus pertenencias de valor, llevándose solo lo que vestían y calzaban; y así como él, miles de personas más hicieron lo mismo.

“Como anécdota, en la casa se quedó adentro un perro, un perro que cuidaba la casa, ese perro sobrevivió porque una de las camas tenía un tambor de madera y por instinto se subió y cuando logramos entrar en una de las venidas a ver la casa, estaba el perro arriba, todo trashambrido, pero fuera de eso lo perdimos todo”, apuntó el hombre de 76 años.

Recuerda que mientras avanzaban para salir de la zona inundada observaban cómo gran cantidad de animales, e incluso vecinos, trataban de poner sus pertenencias y vidas a salvo, pero después se enteraron que no lo lograron.
Otro de los testimonios es el de doña Concepción Cruz Nava, quien cuenta que junto con su madre contemplaron cómo el río se llevaba personas en su fuerte caudal.

“Se desbordó y se llenó todo el pueblo, se ahogó mucha, mucha gente, muchos animales pasaban en el río, pasaban las casas llenas de gente pidiendo auxilio, las personas iban arriba pidiendo ayuda y luego los remolinos, que venían y se los llevaban”, recuerda la mujer que con la expresión “¡Ay, Dios mío!”, se lleva las manos al rostro al recordar esas escenas de dolor.

7-6ras-doña concepcion

En algunos casos helicópteros de la Fuerza Aérea Norteamericana lograban posarse encima de las casas cargadas de personas en sus techos, tender una escalinata y salvarlos, pero otros terminaron en la ribera baja del río o en el Golfo de México.

Ella tenía 14 años de edad y asegura que “yo cuando veía eso mejor me ponía a llorar, porque el río estaba tan feo, hubo mucho animal, mucha pérdida, casas que se inundaron con niños, gente y todo dentro”.

Por el río pasó una cuna -dice doña Concepción- quien asegura iba también un perro; “pasaron los helicóptero de los gringos y se llevaron al niño y al perro”, rememora.

Los cuerpos de Bomberos, Cruz Roja local, policías y ciudadanía que se sumaron a las actividades de rescate aseguraron que con el bajar del nivel del agua la mortandad del ciclón quedó aún más a la vista.

Hay quienes aseguran que por la zona de La Barra y en partes baldías del municipio se apilaban los cuerpos que eran incinerados o depositados en fosas, sin darles siquiera un nombre o la despedida de sus familiares.

Estos son algunos de los relatos que las personas que tuvieron el infortunio de ver cómo el agua a su paso se llevaba su vida completa y que tuvieron que comenzar nuevamente, aun sabiendo que el futuro era incierto y que la prosperidad era algo que con el tiempo se haría presente.

Los ríos y lagunas de la región huasteca, así como el propio mar, se conviertieron en tumbas líquidas que jamás devolvieron los cuerpos de quienes sucumbieron a la voracidad de su fuerza, llevándose la vida de cientos, cuyo recuerdo sigue presente en quienes nada pudieron hacer para arrancarlos de las garras de la devastación.

Lee también:

De “Hilda” a “Harvey”

Fondean “Saipan” y “Siboney”

Alondra se convierte en heroína; rescata a dos personas con vida

Alondra se convierte en heroína; rescata a dos personas con vida

Este ángel canino comparte su logro con otros perros que ya han logrado rescatar personas con vida

Irma Graciela Mendoza López

local

Ofrecen a Mujeres Sumarse al Programa “Taxis Rosas”

Ofrecen a Mujeres Sumarse al Programa “Taxis Rosas”

Ya hay 60 de estas unidades en Tampico.

Pueblo de Altamira sigue ayudando a los damnificados por temblores

Pueblo de Altamira sigue ayudando a los damnificados por temblores

De Puebla, Oaxaca, Chiapas, Morelos y Ciudad de México.

Daños por lluvia; zona centro

Daños por lluvia; zona centro

Se comenzó a notar el desnivel.

Solidaridad y apoyo a mascotas afectadas por sismo

Solidaridad y apoyo a mascotas afectadas por sismo

Se mantendrá hasta el viernes entrante.

Aparatosa volcadura en el Corredor Urbano

Aparatosa volcadura en el Corredor Urbano

Localizaron entre la maleza una camioneta

destacados

Finaliza el transporte gratuito

Finaliza el transporte gratuito

La mayoría de los transportes masivos públicos de la Ciudad de México comienzan a regularizarse

La trasladan de Jojutla y salva su pierna

La trasladan de Jojutla y salva su pierna

Brenda Nayeli fue rescatada de un derrumbe de Jojutla

Sacan mochilas y juguetes de entre escombros del colegio Rébsamen

Sacan mochilas y juguetes de entre escombros del colegio Rébsamen

El Colegio City College se solidarizó con la comunidad escolar Enrique Rébsamen

Afectadas, 178 casas en Cuajimalpa

Afectadas, 178 casas en Cuajimalpa

Falsos damnificados aprovechan donaciones denuncian vecinos

Permean normas antisísmicas de construcción

Permean normas antisísmicas de construcción

En la CDMX, los edificios más altos resistieron el impacto del sismo, algunos con afectaciones estructurales