/ miércoles 28 de julio de 2021

Emilio Carranza: el histórico vuelo entre México y Washington

Periódicos, estaciones de radio, telégrafos, todos los medios de comunicación anunciaron al mundo que el capitán Emilio Carranza había salido de la Ciudad de México en su histórico vuelo a Washington

Segunda y última parte

Comienzan los preparativos para el vuelo a Washington, D.C. El comité técnico necesitaba asegurarse que la pista sería suficientemente larga para que el México Excélsior pudiera elevarse con su carga total de gasolina para el viaje.

Siendo que la Ciudad de México está ubicada a una altitud de 6,000 pies sobre el nivel del mar y que el aire es ralo, era de esperarse que la máquina no funcionara a lo máximo.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

El 11 de junio de 1928 salió una nube de polvo que parecía huracán de abajo del México Excélsior y se levantaba al cielo al elevarse el avión en su vuelo a Washington, D.C.

Periódicos, estaciones de radio, telégrafos, todos los medios de comunicación anunciaron al mundo que el capitán Emilio Carranza había salido de la Ciudad de México en su histórico vuelo a Washington.

LA TRAVESÍA PASÓ POR TAMPICO

El primer reporte llegó de Tulancingo, Hgo... “El México Excélsior pasó sobre nuestro territorio a las 09:05 am y fue posible leer el nombre inscrito en el lado del avión”.

Quince minutos después, a las 09:20 am, desde Huauchinango, Puebla se reportó que pasaba el capitán Emilio Carranza sobre su estación viajando hacia el noroeste.

El piloto estadounidense Charles A. Lindbergh le dio un cálido recibimiento | Cortesía: relatosehistorias.mx

Le siguió Tampico, Tamaulipas, desde donde se indicaba que “El México Excélsior cruzó sobre este puerto a las 11:00 de la mañana”.

De igual manera un barco en camino a Nueva Orleans reportó ver al "México Excélsior" volando sobre la costa a gran velocidad. Brownsville, Texas indicó que la aeronave pasó sobre Port Isabel a las 13:10 horas volando sobre la costa. En Galveston, Texas se indicaba que “Carranza pasó sobre esta ciudad a las 16:20 horas; New Orleans, decía: "Creemos que el capitán Carranza voló sobre esta ciudad a las 19:10 horas, pero debido a la oscuridad no pudimos leer el nombre de la nave”.

El capitán Emilio Carranza aterrizó en Bolling Field en Washington, D.C. donde representantes de todo el mundo se habían congregado para felicitar al heroico aviador que llevaba un mensaje de paz y buena voluntad de México hacia los Estados Unidos.

RECIBIDO COMO HÉROE

Bolling Field estaba inundado por la prensa mundial y dignatarios de los dos países. Las bandas militares tocaban música mexicana y también piezas de Estados Unidos. Dos regimientos de la caballería estadounidense presentaron un saludo al héroe de la aviación mexicana. El embajador de México acompañó al capitán Carranza a la embajada donde recibió el primer telegrama del periódico Excélsior felicitándolo.

México celebró junto con Washington con un gran orgullo nacional. Los edificios del gobierno estaban abanderados y todos sus ocupantes de fiesta. Pilotos mexicanos se elevaron y dejaron caer flores por toda la ciudad. Su primer día en Washington estuvo lleno de grandes emociones.

El monumento en memoria del Capitan Emilio Carranza se ubica en Tabernáculo En el condado de Burlington, Nueva Jersey, en los Estados Unidos | Cortesía: Flikr

Lo felicitó personalmente el presidente de Estados Unidos, el Sr. Calvin Coolidg, quien lo invitó a cenar en la “Casa Blanca”.

Estaba tan motivado por los sucesos del día que anunció su vuelo de Nueva York a la Ciudad de México, nunca pensando que terminaría trágicamente. Fue invitado de honor a una cena dada por el secretario de Estado, Sr. Kellogg y su señora esposa.

En junio 17, al elevarse de Bolling Field lo acompañó un escuadrón de aviones militares en señal de despedida y al llegar a Mitchell Field, Nueva York lo esperaba otro escuadrón en señal de bienvenida. Al frente del comité de recepción estaba Jimmy Walker, el alcalde de Nueva York, quien le presentó las llaves de la ciudad. Emilio gozó su estancia en Nueva York. También fue invitado a pasar lista de los cadetes de West Point, un honor nunca antes concedido a un visitante con el rango de capitán.

PREPARA EL TRÁGICO REGRESO

El capitán Emilio Carranza estaba muy agradecido del trato que se le brindó en Washington y en Nueva York, más debía ya preparar su viaje a la Ciudad de México.

Consultó con su mecánico, su hermano Sebastián y también con la compañía que construyó el motor del "Excélsior". Hizo planes de salir de Nueva York el 2 de julio y llegar a la Ciudad de México el 4 del mismo mes.

Ignorando la tormenta, el 12 de julio de 1928 salió del Aeropuerto Roosevelt de Nueva York | Cortesía Biblioteca pública de Boston

Todas las preparaciones estaban concluidas, menos la garantía de buenas condiciones atmosféricas, ya que el U.S. Weather Bureau que informa sobre condiciones atmosféricas le decía que era peligroso iniciar la partida aunque su avión ya estaba lleno de combustible y listo para salir.

La fecha para su partida había llegado y pasado. Se encontraba frustrado y aburrido con el clima. Su amigo, Charles A. Lindbergh lo esperaba en el Hotel Waldorf Astoria y trató de convencerlo de no salir mientras que existieran condiciones de contraviento. Después de varios intentos terminó por cancelar el vuelo.

En el Waldorf Astoria su cena fue interrumpida por un telegrama. Habló por teléfono al aeropuerto y pidió que alistaran su avión para salir inmediatamente. No le avisó a su padre por miedo de que lo presionara. Él sabía lo que tenía que hacer y nada ni nadie iba a interferir con su destino. Su comportamiento era solemne y abruptamente salió para el Aeropuerto Roosevelt.

El 13 de julio se confirmó la muerte del héroe mexicano | Cortesía: Secretaría de Cultura INAH.SINAFO

El día 12 de julio de 1928 a las 19:18 horas, el capitán Carranza ignorando una tremenda tormenta salió del Aeropuerto Roosevelt de Nueva York. Los azorados mecánicos observaron cómo desaparecía el "México Excélsior" dentro de la amenazante tormenta.

Nada se oyó más del vuelo hasta el día siguiente como a las 3:25 pm, julio 13 y las noticias venían de Sandy Ridge. John Carr, un joven que acompañado de su madre y su cuñada recogían bayas, encontraron parte de una ala de avión, llamó a las autoridades locales. Se movilizaron y luego se confirmó la muerte del héroe mexicano.

Cuando su cuerpo fue recuperado se encontró un telegrama en su traje de piloto que decía: “Sal inmediatamente, sin excusa ni pretexto o la calidad de tu hombría quedará en duda”.

Siendo el hombre militar que era, obedeció las órdenes de su superior al costo de su propia vida.

El capitán Emilio Carranza fue invitado a pasar lista de los cadetes de West Point | Cortesía: Biblioteca pública de Boston

Segunda y última parte

Comienzan los preparativos para el vuelo a Washington, D.C. El comité técnico necesitaba asegurarse que la pista sería suficientemente larga para que el México Excélsior pudiera elevarse con su carga total de gasolina para el viaje.

Siendo que la Ciudad de México está ubicada a una altitud de 6,000 pies sobre el nivel del mar y que el aire es ralo, era de esperarse que la máquina no funcionara a lo máximo.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

El 11 de junio de 1928 salió una nube de polvo que parecía huracán de abajo del México Excélsior y se levantaba al cielo al elevarse el avión en su vuelo a Washington, D.C.

Periódicos, estaciones de radio, telégrafos, todos los medios de comunicación anunciaron al mundo que el capitán Emilio Carranza había salido de la Ciudad de México en su histórico vuelo a Washington.

LA TRAVESÍA PASÓ POR TAMPICO

El primer reporte llegó de Tulancingo, Hgo... “El México Excélsior pasó sobre nuestro territorio a las 09:05 am y fue posible leer el nombre inscrito en el lado del avión”.

Quince minutos después, a las 09:20 am, desde Huauchinango, Puebla se reportó que pasaba el capitán Emilio Carranza sobre su estación viajando hacia el noroeste.

El piloto estadounidense Charles A. Lindbergh le dio un cálido recibimiento | Cortesía: relatosehistorias.mx

Le siguió Tampico, Tamaulipas, desde donde se indicaba que “El México Excélsior cruzó sobre este puerto a las 11:00 de la mañana”.

De igual manera un barco en camino a Nueva Orleans reportó ver al "México Excélsior" volando sobre la costa a gran velocidad. Brownsville, Texas indicó que la aeronave pasó sobre Port Isabel a las 13:10 horas volando sobre la costa. En Galveston, Texas se indicaba que “Carranza pasó sobre esta ciudad a las 16:20 horas; New Orleans, decía: "Creemos que el capitán Carranza voló sobre esta ciudad a las 19:10 horas, pero debido a la oscuridad no pudimos leer el nombre de la nave”.

El capitán Emilio Carranza aterrizó en Bolling Field en Washington, D.C. donde representantes de todo el mundo se habían congregado para felicitar al heroico aviador que llevaba un mensaje de paz y buena voluntad de México hacia los Estados Unidos.

RECIBIDO COMO HÉROE

Bolling Field estaba inundado por la prensa mundial y dignatarios de los dos países. Las bandas militares tocaban música mexicana y también piezas de Estados Unidos. Dos regimientos de la caballería estadounidense presentaron un saludo al héroe de la aviación mexicana. El embajador de México acompañó al capitán Carranza a la embajada donde recibió el primer telegrama del periódico Excélsior felicitándolo.

México celebró junto con Washington con un gran orgullo nacional. Los edificios del gobierno estaban abanderados y todos sus ocupantes de fiesta. Pilotos mexicanos se elevaron y dejaron caer flores por toda la ciudad. Su primer día en Washington estuvo lleno de grandes emociones.

El monumento en memoria del Capitan Emilio Carranza se ubica en Tabernáculo En el condado de Burlington, Nueva Jersey, en los Estados Unidos | Cortesía: Flikr

Lo felicitó personalmente el presidente de Estados Unidos, el Sr. Calvin Coolidg, quien lo invitó a cenar en la “Casa Blanca”.

Estaba tan motivado por los sucesos del día que anunció su vuelo de Nueva York a la Ciudad de México, nunca pensando que terminaría trágicamente. Fue invitado de honor a una cena dada por el secretario de Estado, Sr. Kellogg y su señora esposa.

En junio 17, al elevarse de Bolling Field lo acompañó un escuadrón de aviones militares en señal de despedida y al llegar a Mitchell Field, Nueva York lo esperaba otro escuadrón en señal de bienvenida. Al frente del comité de recepción estaba Jimmy Walker, el alcalde de Nueva York, quien le presentó las llaves de la ciudad. Emilio gozó su estancia en Nueva York. También fue invitado a pasar lista de los cadetes de West Point, un honor nunca antes concedido a un visitante con el rango de capitán.

PREPARA EL TRÁGICO REGRESO

El capitán Emilio Carranza estaba muy agradecido del trato que se le brindó en Washington y en Nueva York, más debía ya preparar su viaje a la Ciudad de México.

Consultó con su mecánico, su hermano Sebastián y también con la compañía que construyó el motor del "Excélsior". Hizo planes de salir de Nueva York el 2 de julio y llegar a la Ciudad de México el 4 del mismo mes.

Ignorando la tormenta, el 12 de julio de 1928 salió del Aeropuerto Roosevelt de Nueva York | Cortesía Biblioteca pública de Boston

Todas las preparaciones estaban concluidas, menos la garantía de buenas condiciones atmosféricas, ya que el U.S. Weather Bureau que informa sobre condiciones atmosféricas le decía que era peligroso iniciar la partida aunque su avión ya estaba lleno de combustible y listo para salir.

La fecha para su partida había llegado y pasado. Se encontraba frustrado y aburrido con el clima. Su amigo, Charles A. Lindbergh lo esperaba en el Hotel Waldorf Astoria y trató de convencerlo de no salir mientras que existieran condiciones de contraviento. Después de varios intentos terminó por cancelar el vuelo.

En el Waldorf Astoria su cena fue interrumpida por un telegrama. Habló por teléfono al aeropuerto y pidió que alistaran su avión para salir inmediatamente. No le avisó a su padre por miedo de que lo presionara. Él sabía lo que tenía que hacer y nada ni nadie iba a interferir con su destino. Su comportamiento era solemne y abruptamente salió para el Aeropuerto Roosevelt.

El 13 de julio se confirmó la muerte del héroe mexicano | Cortesía: Secretaría de Cultura INAH.SINAFO

El día 12 de julio de 1928 a las 19:18 horas, el capitán Carranza ignorando una tremenda tormenta salió del Aeropuerto Roosevelt de Nueva York. Los azorados mecánicos observaron cómo desaparecía el "México Excélsior" dentro de la amenazante tormenta.

Nada se oyó más del vuelo hasta el día siguiente como a las 3:25 pm, julio 13 y las noticias venían de Sandy Ridge. John Carr, un joven que acompañado de su madre y su cuñada recogían bayas, encontraron parte de una ala de avión, llamó a las autoridades locales. Se movilizaron y luego se confirmó la muerte del héroe mexicano.

Cuando su cuerpo fue recuperado se encontró un telegrama en su traje de piloto que decía: “Sal inmediatamente, sin excusa ni pretexto o la calidad de tu hombría quedará en duda”.

Siendo el hombre militar que era, obedeció las órdenes de su superior al costo de su propia vida.

El capitán Emilio Carranza fue invitado a pasar lista de los cadetes de West Point | Cortesía: Biblioteca pública de Boston

Local

Con papel maché, elabora máscara del Covid-19 y se vacuna en Altamira

En el sur de Tamaulipas hasta el “virus” se puso el cubrebocas

Local

¡Les llevan tortas! En Tampico se solidarizan con migrantes de Haití

Más allá del motivo por el que llegaron hasta nuestra zona, el objetivo es ayudarlos, señalaron los ciudadanos

Local

IMSS Tamaulipas brindará servicios postergados por pandemia

Se han programado hasta 100 cirugías para dar seguimiento a los programas previos a la emergencia sanitaria

Doble Vía

México recibe felicitaciones de Rusia, ¡desde el espacio!

Cosmonautas rusos mandan mensaje espacial a jóvenes de México

Regional

Comerciantes de zacahuil en crisis, ¡ya lo ofrecen hasta a domicilio!

Anteriormente vendían hasta cinco zacahuiles diarios de 12 kilos cada uno

Local

Coepris desaloja partido de basquetbol en Ciudad Madero

Transcurría el partido entre Petroleros de Ciudad Madero y Jaibos de Tampico

Doble Vía

Recuperan carta de Hernán Cortés y la traerán a México

Es un documento con más de 500 años de antigüedad, así lo señalaron las autoridades

Local

Edwin comenzó a beber a los 13 años, salió “del infierno” y ahora es educador

La experiencia fue narrada en la Novena Semana Nacional de Información a los Jóvenes de AA

Local

Tampico regresa a semáforo rojo por Covid-19

Tras casi un mes de permanecer en naranja, las autoridades en salud elevan el nivel de riesgo