/ jueves 26 de marzo de 2020

En tiempos de virus, florecen empresas de reparto

Este giro de negocios florece a través de plataformas digitales y particulares, favoreciendo el empleo e ingresos extras para las familias de la región

En bicicletas, motocicletas y hasta automóviles propios cientos de hombres y mujeres que desafían el intenso calor primaveral y el virus Covid-19 llevan a casa comida, medicinas, compras del súper y hasta de frutas y verduras de los mercados municipales.

Este giro de negocios florece a través de plataformas digitales y particulares, favoreciendo el empleo e ingresos extras para las familias de la región.

La emergencia de salud ha causado aislamiento involuntario de una buena parte de la población local, lo que convirtió el período de crisis en una oportunidad de crecimiento para aplicaciones como Yo Soy Juan o Uber Eats, con apenas unos meses asentadas en Tampico y su periferia, explicó Nelson Avendaño Cobos, director de Yo Soy Juan.

Nelson Avendaño Cobos director de Yo Soy Juan | Mirna Hernández

Son más de 300 personas, entre hombres y mujeres, que se han incorporado a este empleo considerado complemento de ingresos para muchos, para llevar a las casas u oficinas tacos, tortas, pizzas, pollo frito, pero también comida gourmet como cortes de carne o alimentos sanos, lo que oxigena un poco al comercio y a la industria gastronómica afectada por la semiparalización de la economía local.

Sin embargo el negocio se ha extendido mas allá y las familias que se han agregado a la estrategia Quédate en Casa, los utilizan para otros mandados, con costos de salida desde los 35 pesos, pero subiendo conforme a la distancia.

YO SOY JUAN

Apenas nacida el 3 de diciembre pasado, Yo Soy Juan es una plataforma tecnológica basada en la economía colaborativa, que emplea a aquellos que tienen tiempo libre, sin que haya una relación laboral y que en Tampico y Madero ya incorporó medio centenar de personas.

A través de convenios de colaboración, ya sumó a poco más 150 empresas, lo que facilita el trabajo a los distribuidores que pueden ganar desde mil pesos semanales, además de recibir bonos extras al llegar a metas de reparto, aseguró.

Roberto González de la aplicación Yo Soy Juan tiene en el reparto a domicilio una buena opción de ingresos | Mirna Hernández

Antes del coronavirus los mejores tiempos llegaban los fines de semana o en períodos vacacionales, con incrementos del 30% en la demanda de servicios, pero el riesgo de contagio del Covid-19 potenció el negocio en estos días, obligando también a los trabajadores a extremar sus medidas de protección sanitaria, con la instrucción de evitar al máximo el contacto con los clientes.

Estima que en la formalidad solo operan Uber Eats y su plataforma, pero sus estudios de mercado advierten que existen otras 30 microempresas que laboran en la economía subterránea, que dan trabajo a más de 300 personas.

El promedio de gasto en comida rápida, la de mayor consumo, es de 250 pesos por alimentos, al que agregan los gastos de entrega.

HASTA SABRITAS DEL OXXO

Rodolfo Rodríguez, de 21 años, pedalea su bicicleta más de 25 kilómetros por día para llevar a domicilio diversidad de productos, principalmente pollo frito, hamburguesas y pizzas.

Colabora con Uber Eats hace pocos meses y aunque no está inscrito en el IMSS, ni tienen derecho a prestaciones sociales, señala que cuenta con un seguro de vida otorgado por la plataforma digital si sufre algún accidente.

Es soltero, vive con sus papás, apenas terminó la secundaria y expresa está contento con su trabajo al que le dedica entre 8 y 9 horas de su día para ganar entre 200 y 250 pesos diarios.

Hasta Sabritas del Oxxo o un kilogramo de tortillas ha llevado a domicilio Roberto González, repartidor de Yo Soy Juan, quien asegura este empleo le dio la oportunidad de aumentar sustancialmente sus ingresos, pues ahora gana al menos dos mil pesos por semana.

Comienza su jornada desde que abre la aplicación a las 8 de la mañana hasta las 11 de la noche, tiempo que recorre en su motocicleta para llevar no sólo comida, sino también para hacer otros mandados o entregar medicinas.

Aunque soporta las inclemencias del tiempo, menciona que prefiere este empleo al anterior, cuando era encargado de una pollería, pues ahora gana mejor para mantener a sus cuatro hijos.

En bicicletas, motocicletas y hasta automóviles propios cientos de hombres y mujeres que desafían el intenso calor primaveral y el virus Covid-19 llevan a casa comida, medicinas, compras del súper y hasta de frutas y verduras de los mercados municipales.

Este giro de negocios florece a través de plataformas digitales y particulares, favoreciendo el empleo e ingresos extras para las familias de la región.

La emergencia de salud ha causado aislamiento involuntario de una buena parte de la población local, lo que convirtió el período de crisis en una oportunidad de crecimiento para aplicaciones como Yo Soy Juan o Uber Eats, con apenas unos meses asentadas en Tampico y su periferia, explicó Nelson Avendaño Cobos, director de Yo Soy Juan.

Nelson Avendaño Cobos director de Yo Soy Juan | Mirna Hernández

Son más de 300 personas, entre hombres y mujeres, que se han incorporado a este empleo considerado complemento de ingresos para muchos, para llevar a las casas u oficinas tacos, tortas, pizzas, pollo frito, pero también comida gourmet como cortes de carne o alimentos sanos, lo que oxigena un poco al comercio y a la industria gastronómica afectada por la semiparalización de la economía local.

Sin embargo el negocio se ha extendido mas allá y las familias que se han agregado a la estrategia Quédate en Casa, los utilizan para otros mandados, con costos de salida desde los 35 pesos, pero subiendo conforme a la distancia.

YO SOY JUAN

Apenas nacida el 3 de diciembre pasado, Yo Soy Juan es una plataforma tecnológica basada en la economía colaborativa, que emplea a aquellos que tienen tiempo libre, sin que haya una relación laboral y que en Tampico y Madero ya incorporó medio centenar de personas.

A través de convenios de colaboración, ya sumó a poco más 150 empresas, lo que facilita el trabajo a los distribuidores que pueden ganar desde mil pesos semanales, además de recibir bonos extras al llegar a metas de reparto, aseguró.

Roberto González de la aplicación Yo Soy Juan tiene en el reparto a domicilio una buena opción de ingresos | Mirna Hernández

Antes del coronavirus los mejores tiempos llegaban los fines de semana o en períodos vacacionales, con incrementos del 30% en la demanda de servicios, pero el riesgo de contagio del Covid-19 potenció el negocio en estos días, obligando también a los trabajadores a extremar sus medidas de protección sanitaria, con la instrucción de evitar al máximo el contacto con los clientes.

Estima que en la formalidad solo operan Uber Eats y su plataforma, pero sus estudios de mercado advierten que existen otras 30 microempresas que laboran en la economía subterránea, que dan trabajo a más de 300 personas.

El promedio de gasto en comida rápida, la de mayor consumo, es de 250 pesos por alimentos, al que agregan los gastos de entrega.

HASTA SABRITAS DEL OXXO

Rodolfo Rodríguez, de 21 años, pedalea su bicicleta más de 25 kilómetros por día para llevar a domicilio diversidad de productos, principalmente pollo frito, hamburguesas y pizzas.

Colabora con Uber Eats hace pocos meses y aunque no está inscrito en el IMSS, ni tienen derecho a prestaciones sociales, señala que cuenta con un seguro de vida otorgado por la plataforma digital si sufre algún accidente.

Es soltero, vive con sus papás, apenas terminó la secundaria y expresa está contento con su trabajo al que le dedica entre 8 y 9 horas de su día para ganar entre 200 y 250 pesos diarios.

Hasta Sabritas del Oxxo o un kilogramo de tortillas ha llevado a domicilio Roberto González, repartidor de Yo Soy Juan, quien asegura este empleo le dio la oportunidad de aumentar sustancialmente sus ingresos, pues ahora gana al menos dos mil pesos por semana.

Comienza su jornada desde que abre la aplicación a las 8 de la mañana hasta las 11 de la noche, tiempo que recorre en su motocicleta para llevar no sólo comida, sino también para hacer otros mandados o entregar medicinas.

Aunque soporta las inclemencias del tiempo, menciona que prefiere este empleo al anterior, cuando era encargado de una pollería, pues ahora gana mejor para mantener a sus cuatro hijos.

Local

[Video] Dan color al Triángulo

El rostro de Pedro Infante, el mayor representante de los mariachis, y la imagen de Santa Cecilia, patrona de los músicos, iniciarán esta galería urbana al aire libre

Local

Barberías en tiempos de postpandemia

En la nueva normalidad el aspecto sanitario se ha tomado como una tarea prioritaria

Local

Gobierno de Altamira brinda total respaldo al sector educativo

A través del programa de Obra Pública 2020 el Gobierno de Altamira realiza una inversión en infraestructura escolar superior a los 5 millones de pesos

Justicia

Mansión en Florida puso en la mira a García Luna

El inmueble, localizado en una zona de lujo de Florida, fue comprada por empresarios ligados al exsecretario

Política

Conago se reunirá en medio de divisiones internas

Mañana, los gobernadores se juntarán con la titular de Segob para hablar de Covid, economía y T-MEC

Salud

Dona tu tos y ayuda a la detección de Covid-19

La UDG y el MIT compilan una base de datos de miles de toses para detectar el sonido del virus

Finanzas

Compiten cinco consultoras por contrato de SCT para revisar concesiones carreteras

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes definirá el viernes a la empresa ganadora de la licitación

Finanzas

Acusan desde EU al gobierno de CDMX de expropiar concesión de taxímetros

Robert Lighthizer, el negociador de EU, atiende el caso relacionado con la filial Servicios Digitales Lusad

Mundo

París elimina el agua purificada

Desde 2010, la producción y distribución de agua en París, no es del sector privado, sino provista por un operador público