/ miércoles 15 de mayo de 2019

#Especial Medio siglo de enseñar

Fue en septiembre del año 1967 que la profesora Amalia López Amaro comenzó sus labores lectivas, pero desde su infancia sabía que quería ser profesora

Fue en septiembre del año 1967 que la profesora Amalia López Amaro comenzó sus labores lectivas, pero desde su infancia sabía que quería ser profesora.

Originaria de Ciudad Madero, la vecina del mar está por cumplir 52 años de mentora y en el preludio de la jubilación que llegará con el otoño de este 2019.

Inició su labor docente en la escuela “José María Morelos y Pavón” en Nogales, Sonora, a donde la SEP la envió al otorgarle una plaza federal justo al salir de la Normal “Matías S. Canales”.

De ahí pasó a Tamaulipas, en San Fernando, siendo asignada a escuelas en los ejidos Francisco González Villarreal, Palo Solo y San Germán; de ahí cambió a Altamira en el ejido Providencia y Naranjo, donde estuvo dos meses porque en temporada de ciclones el río Tamesí desbordó y no podía llegar a la escuela.

Volvió entonces a su lugar de origen, al turno vespertino de la primaria “Ricardo Flores Magón”, en la calle Morelia y Pedro J. Méndez; para finalmente llegar a la primaria “Melchor Ocampo”, a donde pertenece desde hace 43 años.

“Desde niña supe que quería ser maestra”, dijo la mentora, quien estudió la primaria en el colegio “Justo Sierra” donde sus profesores “fueron buenos ejemplos a seguir, que aún imito porque me dejaron huella”.

Ha aprendido de profesores como Ninfa Sánchez de López, dueña y directora del Colegio; Jovita Escobar Rendón, hoy con alzheimer; Victoria Vargas, de primer año de primaria; Juan Sánchez Vera, de matemáticas; Tirso Saldívar Acevedo, de biología; Chagüita Rojas, de la Normal “Matías S. Canales”, y de los compañeros dedicados, comprometidos y responsables con alto espíritu de la docencia.

Con especialidad en Lengua y Literatura Española, la maestra Amalia disfruta estar rodeada de los regalos entregados por alumnos, maestros y padres de familia durante este medio siglo como profesora.

Ha sido maestra de maestros al laborar en la Normal “Miguel Hidalgo” y en la Normal Superior de Tampico; pero sin duda su mayor esfuerzo fue ser maestra de sus hijos Salomón -ingeniero y maestro-, Mardonio -arquitecto- y Alejo Huerta López -contador-.

Es esposa de Alejo Huerta Zúñiga desde hace 43 años, asegurándose privilegiada, “considero esto prodigioso porque Dios en su infinita misericordia me puso en este lugar, en este camino y he coincidido en la vida de muchas generaciones y muchas personas que me encuentro, con exalumnos y padres de familia que me saludan con agrado”, dijo.

La profesora sostuvo: “Bendigo la hora en que Dios me dio la vida y la oportunidad de poder formar niños, adolescentes y maestros. De mil amores volvería a ser maestra, claro que sí”, remató la profesora maderense con los ojos llorosos.

Orgullosa de sus padres Ernestina Amaro Márquez y Salomón López Cruz, tercera de siete hermanos y de familia ferrocarrilera, la maestra Amalia terminará en octubre de 2019 sus jornadas como profesora, ahora se dedicará a sus cuatro nietos, satisfecha de los frutos que ha dejado a su paso por la docencia.

Fue en septiembre del año 1967 que la profesora Amalia López Amaro comenzó sus labores lectivas, pero desde su infancia sabía que quería ser profesora.

Originaria de Ciudad Madero, la vecina del mar está por cumplir 52 años de mentora y en el preludio de la jubilación que llegará con el otoño de este 2019.

Inició su labor docente en la escuela “José María Morelos y Pavón” en Nogales, Sonora, a donde la SEP la envió al otorgarle una plaza federal justo al salir de la Normal “Matías S. Canales”.

De ahí pasó a Tamaulipas, en San Fernando, siendo asignada a escuelas en los ejidos Francisco González Villarreal, Palo Solo y San Germán; de ahí cambió a Altamira en el ejido Providencia y Naranjo, donde estuvo dos meses porque en temporada de ciclones el río Tamesí desbordó y no podía llegar a la escuela.

Volvió entonces a su lugar de origen, al turno vespertino de la primaria “Ricardo Flores Magón”, en la calle Morelia y Pedro J. Méndez; para finalmente llegar a la primaria “Melchor Ocampo”, a donde pertenece desde hace 43 años.

“Desde niña supe que quería ser maestra”, dijo la mentora, quien estudió la primaria en el colegio “Justo Sierra” donde sus profesores “fueron buenos ejemplos a seguir, que aún imito porque me dejaron huella”.

Ha aprendido de profesores como Ninfa Sánchez de López, dueña y directora del Colegio; Jovita Escobar Rendón, hoy con alzheimer; Victoria Vargas, de primer año de primaria; Juan Sánchez Vera, de matemáticas; Tirso Saldívar Acevedo, de biología; Chagüita Rojas, de la Normal “Matías S. Canales”, y de los compañeros dedicados, comprometidos y responsables con alto espíritu de la docencia.

Con especialidad en Lengua y Literatura Española, la maestra Amalia disfruta estar rodeada de los regalos entregados por alumnos, maestros y padres de familia durante este medio siglo como profesora.

Ha sido maestra de maestros al laborar en la Normal “Miguel Hidalgo” y en la Normal Superior de Tampico; pero sin duda su mayor esfuerzo fue ser maestra de sus hijos Salomón -ingeniero y maestro-, Mardonio -arquitecto- y Alejo Huerta López -contador-.

Es esposa de Alejo Huerta Zúñiga desde hace 43 años, asegurándose privilegiada, “considero esto prodigioso porque Dios en su infinita misericordia me puso en este lugar, en este camino y he coincidido en la vida de muchas generaciones y muchas personas que me encuentro, con exalumnos y padres de familia que me saludan con agrado”, dijo.

La profesora sostuvo: “Bendigo la hora en que Dios me dio la vida y la oportunidad de poder formar niños, adolescentes y maestros. De mil amores volvería a ser maestra, claro que sí”, remató la profesora maderense con los ojos llorosos.

Orgullosa de sus padres Ernestina Amaro Márquez y Salomón López Cruz, tercera de siete hermanos y de familia ferrocarrilera, la maestra Amalia terminará en octubre de 2019 sus jornadas como profesora, ahora se dedicará a sus cuatro nietos, satisfecha de los frutos que ha dejado a su paso por la docencia.

Local

Reacios paterfamilias a la vacuna del VPH

Durante los primeros días de esta Semana Nacional de Vacunación, el sector salud se ha topado con la negativa de varios padres de familia por acceder a que sus hijas se apliquen la vacuna contra el Virus de Papiloma Humano

Local

Regresan Operativos de Alcoholímetro

Ante la incidencia de accidentes provocados por el consumo de alcohol en calles de Tampico, autoridades de la Secretaría de Tránsito y vialidad retomarán los operativos de alcoholímetro

Local

Valoran posible aumento a bomberos

La aplicación de un incremento salarial a elementos del Cuerpo de Bomberos de Tampico debería ser analizado, señaló el presidente de la comisión de Protección Civil en el cabildo de Tampico, Alberto Sánchez Nery

Cultura

Director de la Cineteca Nacional gasta 279 mil pesos en Cannes

Con base en información obtenida por El Sol de México, Alejandro Pelayo reportó esta cantidad por dos viajes al certamen francés en 2017 y 2018

Gossip

Llega a los cines del mundo la versión live-action de Aladdin

Aladdín, una historia que profundiza en la personalidades de sus protagonistas

Gossip

Andrés Cepeda prefiere ir contra la tendencia musical

Cepeda ganó el Grammy Latino en 2013 en la categoría álbum pop tradicional

Cultura

Tarantino y Almodóvar no tienen rival en Cannes

Las películas presentadas ayer en competencial oficial no cumplieron las expectativas

Cultura

Amado Nervo: Un siglo sin el poeta y artista de las letras

El legado del escritor vive hasta nuestros días por su valiosa aportación literaria

Futbol

Tri Sub-20 inicia su participación en el Mundial

Ellos son los jugadores elegidos por Diego Ramírez para representar a México durante la aventura Polaca