/ sábado 12 de junio de 2021

Explotación laboral una realidad para miles de niños

Someter a los menores a exigencias que no son acorde a su edad puede provocarles estrés, desestabilización emocional y sentimientos de angustia. Además, reduce sus expectativas educativas para integrarlos a un círculo de pobreza extrema

La explotación infantil continúa siendo una realidad para miles de niños en México. Tan solo en Tampico de 2018 a la fecha se han rescatado a 35 menores de edad que son obligados a laborar en calles y cruceros, explicó Luis Llorente Herrera, titular de la Procuraduría de Defensa del Menor, la Mujer, la Familia y Asuntos Jurídicos del Sistema DIF municipal.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 2021 como el año internacional para erradicar esta práctica que acorde al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) afecta a 0.9 millones de niños, niñas y adolescentes de nuestro país en edades de 5 a 14 años.

TRABAJAR NO ES COSA DE NIÑOS

En el puerto jaibo es bajo el programa “Trabajar no es cosa de niños” que se busca contrarrestar este tipo de malas prácticas “donde hemos visto que menores, desde edades muy tempranas hasta jóvenes, han sido prácticamente obligados a trabajar principalmente en cruceros; es gente de fuera, que no son de Tamaulipas y nos hemos enfocado en dar un seguimiento para evitar tanto el trabajo forzoso como algún accidente que puedan sufrir”.

Llorente Herrera detalló que el flujo de personas que vienen de otros estados con la finalidad de generar dinero a costa de los infantes continúa, “nosotros seguimos con el mismo procedimiento y le vamos a dar continuidad, la mayoría vienen de Chiapas, un estado que genera un éxodo de ciudadanos, personas que incluso vienen en familias completas y los niños son hermanos, hijos o sobrinos de quienes los traen a trabajar, son sometidos a una explotación como tal”.

Luis Llorente Herrera, titular de la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Mujer, la Familia y Asuntos Jurídicos del Sistema DIF municipal | DIF Tampico

En entrevista para EL SOL DE TAMPICO expresó que estos pequeños son forzados a trabajos intensos para que aprendan a realizar diversas actividades que van desde la venta de productos hasta la presentación de malabares en los semáforos.

El funcionario subrayó que el objetivo del programa no es separar a niños y niñas de sus familias y mucho menos llenar la casa hogar, sino crear conciencia de que esta es una acción ilegal y mediante exhortos, advertencias y recorridos se busca que a ningún menor se le vulneren sus derechos.

“Hemos ayudado a muchos niños, los hemos sacado de esos ambientes inapropiados, hemos llegado a convenios con las personas que los traen para que se comprometan a llevárselos y les den el trato adecuado, el que merece un niño y que está respaldado en la Constitución”, finalizó Llorente Herrera.

Se estima que en Tamaulipas existen alrededor de 34 mil niñas, niños y adolescentes en ocupaciones no permitidas | Alejandro del Ángel

MADUREZ FORZADA Y ESTRÉS

Desde un punto de vista psicológico el someter a los niños a exigencias que no son acordes a su edad puede provocarles una madurez forzada, la cual llega a derivar en estrés, desestabilización emocional y sentimientos de angustia, señaló la psicóloga Laila Alessia Chagoya Arteaga.

“Las habilidades principales en la infancia se adquieren mediante el juego y en la interacción con amigos y familia, son estas actividades de suma importancia para desarrollarse integralmente, en lo emocional, cognitivo y lo social. Al alejarlo de un entorno apropiado se orilla al niño o a la niña a que desconozca la manera correcta de socializar”, expresó en entrevista.

A esto podría también sumarse un sentimiento de inadecuación, “y de no sentirse bien emocionalmente porque constantemente estará viendo a otros niños que acuden a la escuela, que son protegidos por sus padres y a él, que ya no tiene esa oportunidad, anímicamente le trae repercusiones”.

PLAN DE VIDA ACORDE A SU EDAD

Respecto al tipo de apoyo que se puede brindar a un infante que ha sido explotado laboralmente, la especialista mencionó que lo principal es buscar fortalecer su autoestima, “también hay que trabajar con las habilidades sociales para que vuelva a tener una interacción y adaptación a su entorno porque ya estuvo interactuando en la calle o con adultos y no sabemos qué tipo de mentalidad está teniendo”.

A la par, Chagoya Arteaga enfatizó la importancia de trabajar con estos pequeños en un proyecto de vida donde las metas vayan acorde a su edad, “ya una vez que está en el trabajo también sus metas cambian y no tienen aspiraciones de estudiar o de aprender, habría que reformular el proyecto de su vida y ver qué es lo que él quiere”.

ACERCA DE LA LFT

La Ley Federal del Trabajo (LFT) es muy específica respecto a las actividades que sí están permitidas para niños y jóvenes, detalló Karol García Gámez, inspectora del trabajo.

Recordando que el 12 de junio es el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, la funcionaria expresó que se trata de una tarea muy difícil debido a que muchas veces es invisibilizada, sobre todo en entornos rurales donde por la necesidad o la pobreza extrema en que viven los pequeños y adolescentes no se alcanza a dimensionar el problema.

“Estos niños no únicamente son vulnerados, también pueden presentar afectaciones a la salud, un retraso en su crecimiento, una predisposición a tener adicciones, un ejercicio a una edad muy temprana de su sexualidad y de esto también derivan los embarazos en adolescentes no deseados(…) Entran en un círculo de pobreza extrema”, comentó durante la conferencia denominada “Obligaciones de la LFT, responsabilidad de los patrones sobre el trabajo infantil”.

En este sentido, subrayó que “la LFT nos dice que queda prohibido totalmente el trabajo en niños menores de 14 años, así como de los mayores de esta edad y menores de 16 que no hayan concluido su educación obligatoria”.

Al respecto, indicó que los mayores de 16 y menores de 18 años sí pueden prestar libremente sus servicios con ciertas limitaciones establecidas en dicha ley, “no está permitido el trabajo nocturno industrial o el trabajo después de las 22:00 horas para menores de 16 años o en expendios de bebidas embriagantes de consumo inmediato como cantinas, tabernas y bares, tampoco en labores peligrosas o insalubres”.

Además, al ser un sector más vulnerable, los patrones deben contemplar que las horas extraordinarias y por días feriados se les paga un 200% al salario que ya deben tener con sus prestaciones; “también les corresponden una hora de descanso y 18 días de vacaciones con sueldo”.

En este punto, García Gámez dijo que durante la emergencia sanitaria por coronavirus en la entidad se ha buscado que los jóvenes no sean expuestos a contagios, “estuvimos enfocados a apoyar en esta contingencia, verificar que los menores y adolescentes no estén laborando y si es mucha la necesidad ver que estén con todas las medidas extremas de seguridad en Tamaulipas”.

LO QUE SÍ ESTÁ PERMITIDO

La inspectora laboral manifestó que no todas las acciones donde se involucra un menor pueden ser consideradas como trabajo o explotación infantil, ya que hay ciertas actividades que son catalogadas como formativas.

“No se les considera trabajo infantil a las actividades que bajo la supervisión, el cuidado y la responsabilidad de los padres de familia, tutores o quienes ejerzan la patria potestad realicen los menores relacionadas con la creación artística, el desarrollo científico, deportivo o de talento, la ejecución musical o la interpretación artística en cualquiera de sus manifestaciones”, enfatizó.

“Si yo tengo una tiendita y mi hijo me ayuda a acomodar el producto, no lo estoy explotando; su moralidad y seguridad están garantizadas, es permitido porque es algo formativo y está siendo cuidado en el núcleo familiar, no es considerado trabajo infantil”, comentó en la charla ofrecida vía telemática.

Manifestó que en estas situaciones, cuando son dentro de un centro laboral, los inspectores deben verificar que esté garantizando el bienestar del menor, que sus actividades escolares y de recreación no se vean interrumpidas y “aun así se le entrevistará al menor con dos testigos, tanto el patrón como el superior directo; si el niño expresa que está bien se queda en el seno familiar, pero si no se les hablará a un padre o tutor y se pedirá apoyo a las autoridades pertinentes”.

Finalmente concluyó remarcando que combatir la explotación infantil implica trabajar en conjunto con patrones y empleadores, familiares y ciudadanía en general, a quienes se exhortó a reportar actividades que los pongan en riesgo al teléfono 01 800 212110.

La explotación infantil continúa siendo una realidad para miles de niños en México. Tan solo en Tampico de 2018 a la fecha se han rescatado a 35 menores de edad que son obligados a laborar en calles y cruceros, explicó Luis Llorente Herrera, titular de la Procuraduría de Defensa del Menor, la Mujer, la Familia y Asuntos Jurídicos del Sistema DIF municipal.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el 2021 como el año internacional para erradicar esta práctica que acorde al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) afecta a 0.9 millones de niños, niñas y adolescentes de nuestro país en edades de 5 a 14 años.

TRABAJAR NO ES COSA DE NIÑOS

En el puerto jaibo es bajo el programa “Trabajar no es cosa de niños” que se busca contrarrestar este tipo de malas prácticas “donde hemos visto que menores, desde edades muy tempranas hasta jóvenes, han sido prácticamente obligados a trabajar principalmente en cruceros; es gente de fuera, que no son de Tamaulipas y nos hemos enfocado en dar un seguimiento para evitar tanto el trabajo forzoso como algún accidente que puedan sufrir”.

Llorente Herrera detalló que el flujo de personas que vienen de otros estados con la finalidad de generar dinero a costa de los infantes continúa, “nosotros seguimos con el mismo procedimiento y le vamos a dar continuidad, la mayoría vienen de Chiapas, un estado que genera un éxodo de ciudadanos, personas que incluso vienen en familias completas y los niños son hermanos, hijos o sobrinos de quienes los traen a trabajar, son sometidos a una explotación como tal”.

Luis Llorente Herrera, titular de la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Mujer, la Familia y Asuntos Jurídicos del Sistema DIF municipal | DIF Tampico

En entrevista para EL SOL DE TAMPICO expresó que estos pequeños son forzados a trabajos intensos para que aprendan a realizar diversas actividades que van desde la venta de productos hasta la presentación de malabares en los semáforos.

El funcionario subrayó que el objetivo del programa no es separar a niños y niñas de sus familias y mucho menos llenar la casa hogar, sino crear conciencia de que esta es una acción ilegal y mediante exhortos, advertencias y recorridos se busca que a ningún menor se le vulneren sus derechos.

“Hemos ayudado a muchos niños, los hemos sacado de esos ambientes inapropiados, hemos llegado a convenios con las personas que los traen para que se comprometan a llevárselos y les den el trato adecuado, el que merece un niño y que está respaldado en la Constitución”, finalizó Llorente Herrera.

Se estima que en Tamaulipas existen alrededor de 34 mil niñas, niños y adolescentes en ocupaciones no permitidas | Alejandro del Ángel

MADUREZ FORZADA Y ESTRÉS

Desde un punto de vista psicológico el someter a los niños a exigencias que no son acordes a su edad puede provocarles una madurez forzada, la cual llega a derivar en estrés, desestabilización emocional y sentimientos de angustia, señaló la psicóloga Laila Alessia Chagoya Arteaga.

“Las habilidades principales en la infancia se adquieren mediante el juego y en la interacción con amigos y familia, son estas actividades de suma importancia para desarrollarse integralmente, en lo emocional, cognitivo y lo social. Al alejarlo de un entorno apropiado se orilla al niño o a la niña a que desconozca la manera correcta de socializar”, expresó en entrevista.

A esto podría también sumarse un sentimiento de inadecuación, “y de no sentirse bien emocionalmente porque constantemente estará viendo a otros niños que acuden a la escuela, que son protegidos por sus padres y a él, que ya no tiene esa oportunidad, anímicamente le trae repercusiones”.

PLAN DE VIDA ACORDE A SU EDAD

Respecto al tipo de apoyo que se puede brindar a un infante que ha sido explotado laboralmente, la especialista mencionó que lo principal es buscar fortalecer su autoestima, “también hay que trabajar con las habilidades sociales para que vuelva a tener una interacción y adaptación a su entorno porque ya estuvo interactuando en la calle o con adultos y no sabemos qué tipo de mentalidad está teniendo”.

A la par, Chagoya Arteaga enfatizó la importancia de trabajar con estos pequeños en un proyecto de vida donde las metas vayan acorde a su edad, “ya una vez que está en el trabajo también sus metas cambian y no tienen aspiraciones de estudiar o de aprender, habría que reformular el proyecto de su vida y ver qué es lo que él quiere”.

ACERCA DE LA LFT

La Ley Federal del Trabajo (LFT) es muy específica respecto a las actividades que sí están permitidas para niños y jóvenes, detalló Karol García Gámez, inspectora del trabajo.

Recordando que el 12 de junio es el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, la funcionaria expresó que se trata de una tarea muy difícil debido a que muchas veces es invisibilizada, sobre todo en entornos rurales donde por la necesidad o la pobreza extrema en que viven los pequeños y adolescentes no se alcanza a dimensionar el problema.

“Estos niños no únicamente son vulnerados, también pueden presentar afectaciones a la salud, un retraso en su crecimiento, una predisposición a tener adicciones, un ejercicio a una edad muy temprana de su sexualidad y de esto también derivan los embarazos en adolescentes no deseados(…) Entran en un círculo de pobreza extrema”, comentó durante la conferencia denominada “Obligaciones de la LFT, responsabilidad de los patrones sobre el trabajo infantil”.

En este sentido, subrayó que “la LFT nos dice que queda prohibido totalmente el trabajo en niños menores de 14 años, así como de los mayores de esta edad y menores de 16 que no hayan concluido su educación obligatoria”.

Al respecto, indicó que los mayores de 16 y menores de 18 años sí pueden prestar libremente sus servicios con ciertas limitaciones establecidas en dicha ley, “no está permitido el trabajo nocturno industrial o el trabajo después de las 22:00 horas para menores de 16 años o en expendios de bebidas embriagantes de consumo inmediato como cantinas, tabernas y bares, tampoco en labores peligrosas o insalubres”.

Además, al ser un sector más vulnerable, los patrones deben contemplar que las horas extraordinarias y por días feriados se les paga un 200% al salario que ya deben tener con sus prestaciones; “también les corresponden una hora de descanso y 18 días de vacaciones con sueldo”.

En este punto, García Gámez dijo que durante la emergencia sanitaria por coronavirus en la entidad se ha buscado que los jóvenes no sean expuestos a contagios, “estuvimos enfocados a apoyar en esta contingencia, verificar que los menores y adolescentes no estén laborando y si es mucha la necesidad ver que estén con todas las medidas extremas de seguridad en Tamaulipas”.

LO QUE SÍ ESTÁ PERMITIDO

La inspectora laboral manifestó que no todas las acciones donde se involucra un menor pueden ser consideradas como trabajo o explotación infantil, ya que hay ciertas actividades que son catalogadas como formativas.

“No se les considera trabajo infantil a las actividades que bajo la supervisión, el cuidado y la responsabilidad de los padres de familia, tutores o quienes ejerzan la patria potestad realicen los menores relacionadas con la creación artística, el desarrollo científico, deportivo o de talento, la ejecución musical o la interpretación artística en cualquiera de sus manifestaciones”, enfatizó.

“Si yo tengo una tiendita y mi hijo me ayuda a acomodar el producto, no lo estoy explotando; su moralidad y seguridad están garantizadas, es permitido porque es algo formativo y está siendo cuidado en el núcleo familiar, no es considerado trabajo infantil”, comentó en la charla ofrecida vía telemática.

Manifestó que en estas situaciones, cuando son dentro de un centro laboral, los inspectores deben verificar que esté garantizando el bienestar del menor, que sus actividades escolares y de recreación no se vean interrumpidas y “aun así se le entrevistará al menor con dos testigos, tanto el patrón como el superior directo; si el niño expresa que está bien se queda en el seno familiar, pero si no se les hablará a un padre o tutor y se pedirá apoyo a las autoridades pertinentes”.

Finalmente concluyó remarcando que combatir la explotación infantil implica trabajar en conjunto con patrones y empleadores, familiares y ciudadanía en general, a quienes se exhortó a reportar actividades que los pongan en riesgo al teléfono 01 800 212110.

Local

En Tamaulipas, 114 mil personas sufren pobreza y hambre

Al menos 3.8% de la población tamaulipeca vive en condiciones severas de vulnerabilidad

Local

Auditan al hospital general del ISSSTE en Tampico

Buscan el cambio de los directivos para tener mejores condiciones laborales

Local

Tamaulipas pasa a semáforo verde, confirma Secretaría de Salud

Así permanecerá al menos durante dos semanas más, de acuerdo con las autoridades federales

Círculos

Día Mundial del Pan: aromas y sabores que nos hacen olvidar las penas

Acompañado de un rico café, es de gran consumo en Tampico; aun cuando en la región casi siempre hace calor

Local

En Tamaulipas, 114 mil personas sufren pobreza y hambre

Al menos 3.8% de la población tamaulipeca vive en condiciones severas de vulnerabilidad

Local

"Se lo explico con plastilina”: proyecto que da voz a migrantes y desaparecidos

Con el objetivo de hacer visibles los problemas y a las víctimas en Latinoamérica

Local

Auditan al hospital general del ISSSTE en Tampico

Buscan el cambio de los directivos para tener mejores condiciones laborales

Doble Vía

Descubren nuevas especies de tiburón, algunas en el golfo de México

Pese a los avances tecnológicos, la vida marina sigue siendo un misterio incluso para los científicos

Doble Vía

Grasas trans: qué son y por qué el Senado las prohibió en México

Aunque quizá “llenito te veas más bonito”, más allá de cuestiones estéticas, se busca fomentar hábitos que permitan a los mexicanos mantenerse sanos