/ miércoles 13 de febrero de 2019

La cuera tamaulipeca, una duradera tradición

La historia de este taller inició a contarse hace varias décadas, cuando la señora Maria Luisa Martín Font enviudó del señor Juan Haeberli, un hombre de origen suizo-alemán

Ciudad Victoria, Tams.- “Yendo de Tula a Jaumave…” -como dice el conocido corrido El Cuerudo Tamaulipeco-, se pueden encontrar los ya pocos talleres artesanales dedicados a la confección de cueras, esta prenda de vestir considerada emblema del Estado de Tamaulipas.Uno de estos es el Taller Haeberli Piel, ubicado en el No. 402 de la calle 18 entre Ocampo y Méndez de la zona centro victorense, en una vieja casona de la época revolucionaria, enmarcada por montañas en el horizonte.

Apenas se ingresa al lugar se transporta a un sitio especial, con olor a piel y pigmentos que indican estamos en el lugar correcto, donde las hermanas Anabel y Maria Luisa Haeberli con amabilidad y emoción cuentan a El Sol de Tampico parte de la historia de esta prenda.

COMIENZA LA HISTORIA

La historia de este taller inició a contarse hace varias décadas, cuando la señora Maria Luisa Martín Font enviudó del señor Juan Haeberli, un hombre de origen suizo-alemán.

Decidió radicar en Ciudad Victoria donde participó en un concurso convocado por el entonces gobernador Dr. Norberto Treviño Zapata, a finales de la década de los años 50s.

“Quería que tuvieramos un traje, música y danza que nos identificaran, participando mi abuela quien diseñó el traje que ganó entre muchas otras prendas que participaron.

A partir de ese entonces el traje tamaulipeco es la cuera”, dijo Maria Luisa Haeberli, nieta de la creadora. Se trataba de una vestimenta para mujer conformada por falda y chaleco de piel, así como un bolso del mismo material; mientras que en el caso de los hombres era una chamarra que se complementaba con chaparreras.

La idea básicamente surgió de los chaquetones de cuero gruñido, tallado en forma rústica, que usaban los rancheros de la zona rural de San Carlos, Jiménez y Tula para protegerse del frío y las espinas al cabalgar por la serranía tamaulipeca.

Lo que sería el nuevo traje típico se confeccionó con piel de alta calidad, lo que le dio tersura y confort al portarla, añadiendo decorados en grecas, flores y el escudo tamaulipeco “así surgió el icono de Tamaulipas que en cualquier parte del mundo nos reconocen”, expuso la entrevistada.

DE CALIDAD

El taller victorense se ha caracterizado por usar pieles de gamuza, cabra, borrego, becerro o venado de la mejor calidad, nacional o traídas del extranjero de países como Inglaterra, Francia y España, la cual llega en un color natural y es mandado a pintar a las mejores tenerías del país.

Cualquier tramo con defecto se desecha, por lo que al tener el pedazo necesario para la confección de la prenda se elige el color base y la combinación de los grabados, siendo el más representativo el tono café con vivos blancos, aunque actualmente la variedad de tonos es infinita.

DESDE ARTISTAS HASTA PAPAS

La calidad de las cueras Heaberli es reconocida a nivel internacional, habiendo portado estas prendas desde gobernantes, artistas hasta los papas Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco I.A la lista se suman la realeza con la reina Sofía y el rey Juan Carlos de España; Alberto y Carolina de Mónaco; de la farándula Piporro, Irma Serrano, Chelelo, Angélica Maria, Plácido Domingo, y todos los Mr. Amigos.

María Luisa Haeberli aseguró que “en el caso del papa Juan Pablo II se la entregó mi mamá -María Luisa Heaberli- en un evento en Santo Domingo (República Dominicana) donde coincidimos con el Papa que estaba celebrando los 500 años del descubrimiento de América”, era en 1992.

Por azares del destino y lo que consideran un milagro fueron elegidas para representar a las etnias del norte de México y entregar la prenda a Su Santidad, ya que el contingente que viajaba para este fin no llegó al recinto.

MARROQUINERÍA VARIADA

Pero en el taller no solo se hacen cueras, sino que además se desarrolla gran variedad de accesorios, mostrando una de las más amplias variedades de marroquinería de Tamaulipas.

Anabel Haeberli aseguró que “son diseños únicos de cueras, bolsas, chales, floreros, porta vasos y todo lo que la imaginación nos lleve a desarrollar a base de piel”.

Los precios de las cueras son variados, dependiendo de la calidad de la piel, si la prefieren de fantasía, imitación o finas, yendo desde los 1,800 hasta los 30 o 35 mil de aquellos que quieran incrustaciones, botones o tarugos de oro.

DE FAMILIA

La familia Haeberli se ha dedicado durante décadas a desarrollar estas prendas, sumándose las últimas generaciones de arquitectos y diseñadores al desarrollo de nuevas prendas y objetos, así como la venta por vía web.

En el taller laboran las hermanas Yolanda, Idalia y Marta Ruíz, desde hace cuarenta años; así como Tere, Chely y Cuca; todas conforman una gran familia.

Las cueras tamaulipecas han cruzado fronteras, culturas y razas, ya que se pueden encontrar en prácticamente todo el mundo “en Europa, en otras partes del mundo están nuestras cueras, las han llevado de obsequios o hemos ido a exposicionespara mostrar esta prenda tipica de nuestro Estado”.

Es el icono de Tamaulipas, pero además sinónimo de unión familiar, las cueras son el abrazo de los tamaulipecos al mundo, la presentación de esta tierra y sus costumbres.

Portar una cuera es ser reconocido como tamaulipeco, como gente de bien, de trabajo… gente derecha, dejando en claro que “el cuerudo de mi tierra nunca se sabe rajar”.

Variada marroquinería desarrolla este taller.Señora Maria Luisa Martín Font Viuda de Haeberli.Las grecas forman parte de esta vestimenta.

En la década de los años 50´s la familia Haeberli generó el diseño de la cuera.

ASI LO DIJO

“Para mÍ la cuera es el abrazo del alma, portar una cuera es sentir a Tamaulipas en tu persona, es un orgullo, un lujo”Anabel Heaberli.---“Es el emblema de mi Estado, el icono de Tamaulipas, pero además es la fuerza de mi familia que ha trabajado por años y años conservando esta tradición”.MarÍa Luisa Heaberli.

LA HERENCIA

Primera Generación: María Luisa Martín Font Viuda de Haeberli de origen franco-español fue esposa de Juan Haeberli, de origen suizo-alemán. Segunda Generación: Maria Luisa Haeberli de Rodríguez esposa del profesor Jerjes Rodríguez.

Tercera Generación: Anabel, Maria Luisa Rodríguez, Jose Jerjes, Juan Alfredo, Olga Cecilia y Elvia Mercedes Rodríguez Heaberli Cuarta Generación: Bisnietos de la fundadora.

EN LA ELABORACION

  1. De 8 hasta 24 días se tardan en hacer una cuera.
  2. De 1,800 a 35 mil pesos el costo dependiendo de la piel y materiales que se usen.

Ciudad Victoria, Tams.- “Yendo de Tula a Jaumave…” -como dice el conocido corrido El Cuerudo Tamaulipeco-, se pueden encontrar los ya pocos talleres artesanales dedicados a la confección de cueras, esta prenda de vestir considerada emblema del Estado de Tamaulipas.Uno de estos es el Taller Haeberli Piel, ubicado en el No. 402 de la calle 18 entre Ocampo y Méndez de la zona centro victorense, en una vieja casona de la época revolucionaria, enmarcada por montañas en el horizonte.

Apenas se ingresa al lugar se transporta a un sitio especial, con olor a piel y pigmentos que indican estamos en el lugar correcto, donde las hermanas Anabel y Maria Luisa Haeberli con amabilidad y emoción cuentan a El Sol de Tampico parte de la historia de esta prenda.

COMIENZA LA HISTORIA

La historia de este taller inició a contarse hace varias décadas, cuando la señora Maria Luisa Martín Font enviudó del señor Juan Haeberli, un hombre de origen suizo-alemán.

Decidió radicar en Ciudad Victoria donde participó en un concurso convocado por el entonces gobernador Dr. Norberto Treviño Zapata, a finales de la década de los años 50s.

“Quería que tuvieramos un traje, música y danza que nos identificaran, participando mi abuela quien diseñó el traje que ganó entre muchas otras prendas que participaron.

A partir de ese entonces el traje tamaulipeco es la cuera”, dijo Maria Luisa Haeberli, nieta de la creadora. Se trataba de una vestimenta para mujer conformada por falda y chaleco de piel, así como un bolso del mismo material; mientras que en el caso de los hombres era una chamarra que se complementaba con chaparreras.

La idea básicamente surgió de los chaquetones de cuero gruñido, tallado en forma rústica, que usaban los rancheros de la zona rural de San Carlos, Jiménez y Tula para protegerse del frío y las espinas al cabalgar por la serranía tamaulipeca.

Lo que sería el nuevo traje típico se confeccionó con piel de alta calidad, lo que le dio tersura y confort al portarla, añadiendo decorados en grecas, flores y el escudo tamaulipeco “así surgió el icono de Tamaulipas que en cualquier parte del mundo nos reconocen”, expuso la entrevistada.

DE CALIDAD

El taller victorense se ha caracterizado por usar pieles de gamuza, cabra, borrego, becerro o venado de la mejor calidad, nacional o traídas del extranjero de países como Inglaterra, Francia y España, la cual llega en un color natural y es mandado a pintar a las mejores tenerías del país.

Cualquier tramo con defecto se desecha, por lo que al tener el pedazo necesario para la confección de la prenda se elige el color base y la combinación de los grabados, siendo el más representativo el tono café con vivos blancos, aunque actualmente la variedad de tonos es infinita.

DESDE ARTISTAS HASTA PAPAS

La calidad de las cueras Heaberli es reconocida a nivel internacional, habiendo portado estas prendas desde gobernantes, artistas hasta los papas Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco I.A la lista se suman la realeza con la reina Sofía y el rey Juan Carlos de España; Alberto y Carolina de Mónaco; de la farándula Piporro, Irma Serrano, Chelelo, Angélica Maria, Plácido Domingo, y todos los Mr. Amigos.

María Luisa Haeberli aseguró que “en el caso del papa Juan Pablo II se la entregó mi mamá -María Luisa Heaberli- en un evento en Santo Domingo (República Dominicana) donde coincidimos con el Papa que estaba celebrando los 500 años del descubrimiento de América”, era en 1992.

Por azares del destino y lo que consideran un milagro fueron elegidas para representar a las etnias del norte de México y entregar la prenda a Su Santidad, ya que el contingente que viajaba para este fin no llegó al recinto.

MARROQUINERÍA VARIADA

Pero en el taller no solo se hacen cueras, sino que además se desarrolla gran variedad de accesorios, mostrando una de las más amplias variedades de marroquinería de Tamaulipas.

Anabel Haeberli aseguró que “son diseños únicos de cueras, bolsas, chales, floreros, porta vasos y todo lo que la imaginación nos lleve a desarrollar a base de piel”.

Los precios de las cueras son variados, dependiendo de la calidad de la piel, si la prefieren de fantasía, imitación o finas, yendo desde los 1,800 hasta los 30 o 35 mil de aquellos que quieran incrustaciones, botones o tarugos de oro.

DE FAMILIA

La familia Haeberli se ha dedicado durante décadas a desarrollar estas prendas, sumándose las últimas generaciones de arquitectos y diseñadores al desarrollo de nuevas prendas y objetos, así como la venta por vía web.

En el taller laboran las hermanas Yolanda, Idalia y Marta Ruíz, desde hace cuarenta años; así como Tere, Chely y Cuca; todas conforman una gran familia.

Las cueras tamaulipecas han cruzado fronteras, culturas y razas, ya que se pueden encontrar en prácticamente todo el mundo “en Europa, en otras partes del mundo están nuestras cueras, las han llevado de obsequios o hemos ido a exposicionespara mostrar esta prenda tipica de nuestro Estado”.

Es el icono de Tamaulipas, pero además sinónimo de unión familiar, las cueras son el abrazo de los tamaulipecos al mundo, la presentación de esta tierra y sus costumbres.

Portar una cuera es ser reconocido como tamaulipeco, como gente de bien, de trabajo… gente derecha, dejando en claro que “el cuerudo de mi tierra nunca se sabe rajar”.

Variada marroquinería desarrolla este taller.Señora Maria Luisa Martín Font Viuda de Haeberli.Las grecas forman parte de esta vestimenta.

En la década de los años 50´s la familia Haeberli generó el diseño de la cuera.

ASI LO DIJO

“Para mÍ la cuera es el abrazo del alma, portar una cuera es sentir a Tamaulipas en tu persona, es un orgullo, un lujo”Anabel Heaberli.---“Es el emblema de mi Estado, el icono de Tamaulipas, pero además es la fuerza de mi familia que ha trabajado por años y años conservando esta tradición”.MarÍa Luisa Heaberli.

LA HERENCIA

Primera Generación: María Luisa Martín Font Viuda de Haeberli de origen franco-español fue esposa de Juan Haeberli, de origen suizo-alemán. Segunda Generación: Maria Luisa Haeberli de Rodríguez esposa del profesor Jerjes Rodríguez.

Tercera Generación: Anabel, Maria Luisa Rodríguez, Jose Jerjes, Juan Alfredo, Olga Cecilia y Elvia Mercedes Rodríguez Heaberli Cuarta Generación: Bisnietos de la fundadora.

EN LA ELABORACION

  1. De 8 hasta 24 días se tardan en hacer una cuera.
  2. De 1,800 a 35 mil pesos el costo dependiendo de la piel y materiales que se usen.

Local

Piden apoyo de la Cámara de Diputados para rescatar La Barra

El rescate de la zona histórica de La Barra requiere una fuerte inyección de capital, por lo que el Ayuntamiento ha solicitado el apoyo de la Cámara de Diputados

Local

Realizarán jornada oftalmológica en Tampico

El Ayuntamiento de Tampico realizará una jornada oftalmológica la semana entrante en las instalaciones de la Casa de la Cultura

Local

Con presencia de policías buscan erradicar “pintas” escolares

Mediante la presencia de elementos policiales apostados afuera de los planteles se busca reducir la incidencia de “pintas” escolares, principalmente en secundarias de Ciudad Madero

Gossip

Julia Roberts vuelve al drama con Regresa a mí

La actriz protagoniza la cinta Regresa a mí, en la que encarna a una madre que debe luchar contra la adicción a las drogas de su hijo, que vuelve a casa tras estar en rehabilitación

Cine

Se unen directores ganadores de Cannes

Los directores premiados en el prestigioso festival de cine francés ofrecerán una serie de clases magistrales en las que compartirán sus experiencias en los sets cinematográficos 

Justicia

Pobladores se organizan contra la inseguridad en Puebla

Consideran insuficiente la vigilancia implementada por ayuntamiento y gobierno estatal en juntas auxiliares

Sociedad

Se deslindan ONG de crisis migratoria en la frontera sur

Cientos permanecen varados, mientras el INM sigue cerrado y activistas intercambian acusaciones

Círculos

Fundación Niños en Alegría lleva a cabo evento con causa

Filántropos y destacados personajes de la sociedad mexicana se reunieron en el Lienzo Charro de Constituyentes para recaudar fondos a favor de la fundación

Moda

La firma de moda Pineda Covalin se une al GRUPEDSAC para promover la educación

La firma mexicana se une a la causa de promover la educación y el desarrollo sustentable a beneficio de las comunidades de bajos recursos