/ miércoles 15 de agosto de 2018

La jaiba mantiene su hegemonía en mercados y restaurantes

Se puede encontrar en diferentes presentaciones; entera natural, guisada, en pulpa y rellena, por mencionar algunas


La jaiba, marisco emblemático de la ciudad de Tampico, es uno de los crustáceos de mayor demanda en los mercados del sur de Tamaulipas, que se debe al exquisito sabor de su carne que es muy sutil en lo dulce, muy suave y que tiene bastante versatilidad porque es muy blanca.


Este crustáceo ovíparo que se comercializa en los mercados del sur de Tamaulipas, procede actualmente de la zona de Morón, en Aldama, el municipio de Pánuco y el río Tamesí, mientras que de la zona de Tamiahua, en el estado de Veracruz, llega la jaiba cocida natural, donde es capturada en su medio ambiente de forma artesanal.


Antonio Gutiérrez Guerrero, comerciante del mercado de pescados y mariscos La Puntilla, dijo que la jaiba en la zona no está vedada, lo que indica que la reproducción de este crustáceo es favorable, y las formas en las que se comercializa son: cruda, en pulpa, por kilo y cocida natural entera, en paquetes de docena.

Habitan en costas tropicales y templadas, en lagunas costeras, esteros y desembocaduras de los ríos, a una temperatura entre los 18 y 23 grados centígrados, y en las playas a profundidades entre 0.40 y 2 metros.


El costo varía de acuerdo a la presentación del mismo, el kilo de jaiba cruda va de los 25 a los 40 pesos y depende mucho el tamaño de la misma, mientras que el paquete de una docena de jaibas cocidas naturales se oferta desde los 80 pesos y hasta los 600 pesos pero en esto influye mucho el tamaño, mientras que el kilo de pulpa de jaiba se vende entre los 150 y los 250 pesos.


Este crustáceo ovíparo se reproduce en aguas próximas a las costas en primavera y verano, con una fecundidad de una hembra de tamaño promedio de 700 mil a 2 millones de huevos.


En el precio de este crustáceo influye la temporada, pues durante el invierno el precio del mismo se eleva considerablemente porque escasea y los pescadores tienen mínimas o nulas capturas, explicó Antonio Gutiérrez, que indicó “los pescadores dicen que la jaiba se entierra para poder soportar el frío y es por eso que no las encuentran”.


La jaiba ha encontrado un sitio especial en la cocina y se puede encontrar en presentaciones entera natural, guisadas, al mojo de ajo, en pulpa, rellenas, caldos, salpicón, a la veracruzana, ceviche y sopa de mariscos.


La jaiba, marisco emblemático de la ciudad de Tampico, es uno de los crustáceos de mayor demanda en los mercados del sur de Tamaulipas, que se debe al exquisito sabor de su carne que es muy sutil en lo dulce, muy suave y que tiene bastante versatilidad porque es muy blanca.


Este crustáceo ovíparo que se comercializa en los mercados del sur de Tamaulipas, procede actualmente de la zona de Morón, en Aldama, el municipio de Pánuco y el río Tamesí, mientras que de la zona de Tamiahua, en el estado de Veracruz, llega la jaiba cocida natural, donde es capturada en su medio ambiente de forma artesanal.


Antonio Gutiérrez Guerrero, comerciante del mercado de pescados y mariscos La Puntilla, dijo que la jaiba en la zona no está vedada, lo que indica que la reproducción de este crustáceo es favorable, y las formas en las que se comercializa son: cruda, en pulpa, por kilo y cocida natural entera, en paquetes de docena.

Habitan en costas tropicales y templadas, en lagunas costeras, esteros y desembocaduras de los ríos, a una temperatura entre los 18 y 23 grados centígrados, y en las playas a profundidades entre 0.40 y 2 metros.


El costo varía de acuerdo a la presentación del mismo, el kilo de jaiba cruda va de los 25 a los 40 pesos y depende mucho el tamaño de la misma, mientras que el paquete de una docena de jaibas cocidas naturales se oferta desde los 80 pesos y hasta los 600 pesos pero en esto influye mucho el tamaño, mientras que el kilo de pulpa de jaiba se vende entre los 150 y los 250 pesos.


Este crustáceo ovíparo se reproduce en aguas próximas a las costas en primavera y verano, con una fecundidad de una hembra de tamaño promedio de 700 mil a 2 millones de huevos.


En el precio de este crustáceo influye la temporada, pues durante el invierno el precio del mismo se eleva considerablemente porque escasea y los pescadores tienen mínimas o nulas capturas, explicó Antonio Gutiérrez, que indicó “los pescadores dicen que la jaiba se entierra para poder soportar el frío y es por eso que no las encuentran”.


La jaiba ha encontrado un sitio especial en la cocina y se puede encontrar en presentaciones entera natural, guisadas, al mojo de ajo, en pulpa, rellenas, caldos, salpicón, a la veracruzana, ceviche y sopa de mariscos.

Local

El arte de perdonar

Un pensamiento de rencor se transforma en una sustancia química. Perdonar implica un camino de mucha paciencia y un gran compromiso por el propio interés para encontrar la paz

Local

#HéroesReales Isidro Mendo, la pandemia no lo frena

Su labor en la Central de Abastos del municipio de Altamira continúa pese a la cuarentena

Local

Phishing el peligro del e-commerce

Phishing es una técnica de hackeo, no es nueva, solo se ha modernizando, es una pesca de datos, trabajaba con softwares en redes locales de empresas para sacar información

Sociedad

No bajará más la producción petrolera: AMLO

Este fin de semana se reúne la OPEP+ para pactar nueva reducción al abasto en mercado internacional, en la que México no participará

Sociedad

Rechazan gobernadores semáforo federal; es unilateral, afirman

Se suma Guanajuato a frente común de mandatarios contra políticas de AMLO y piden diálogo directo

Sociedad

FGR, al margen de la protección a periodistas

La instrucción de Alejandro Gertz Manero es “no comprometerse a nada” en el Mecanismo para darles seguridad, dice Alberto Xicoténcatl

Mundo

Crecen contagios en países desconfinados

Se mantiene epicentro en el Continente Americano, con Estados Unidos, Brasil y México a la cabeza

Gossip

A la música de hoy le faltan historias: Ana Torroja

Torroja asegura que Mecano se desarrolló en un momento político excepcional

Gossip

Soy una antiheroína en Control Z: Ana Valeria Becerril

Realidad, honestidad y crudeza están presentes en la serie de Netflix, dice su protagonista