/ lunes 16 de diciembre de 2019

Las posadas, una tradición perdida

Las posadas aparecieron en la época precolombina, cuando los frailes evangelizadores se dieron a la tarea de inculcar la veneración a Cristo, como único Dios

Unas de las tradiciones más bonitas de nuestro México son las posadas pero desafortunadamente estas se han ido perdiendo, ya que actualmente se le llama “posada” a cualquier convivio navideño, donde no hay letanías, ni piñata y mucho menos rezos.

Es preciso que así como se retomó la tradición del “Día de Muertos”, a raíz de películas que narran esta costumbre, se retome esta hermosa tradición decembrina que se ha ido perdiendo aun cuando es una de las más representativas de la fe católica.

Las posadas comienzan este lunes 16 de diciembre, desarrollándose durante nueve días para terminar precisamente el 24 de diciembre, día en que nace el Niño Dios.

Ante la vorágine comercial que vivimos, el verdadero sentido de las posadas y la Navidad ha desaparecido, por lo que pocos saben qué se celebra verdaderamente en estas fechas.

ORIGEN DE LAS POSADAS

Las posadas aparecieron en la época precolombina, cuando los frailes evangelizadores se dieron a la tarea de inculcar la veneración a Cristo, como único Dios.

De esta forma los frailes agustinos instituyeron en el año 1587 las llamadas nueve misas de aguinaldo en el Virreinato de la Nueva España, que se realizaban en el atrio de las iglesias en los días que precedían a la Navidad.

Incluyeron representaciones de escenas de la Natividad de Cristo y que concluían con festejos y cantos, todo con la finalidad de facilitar la sustitución de la figura del dios mexica por Cristo.

PERCEPCIÓN DE ESTA FESTIVIDAD

La Iglesia Católica dice que las posadas “son un medio para preparar con alegría y oración nuestro corazón para la venida de Jesucristo, y para recordar y vivir los momentos que pasaron José y María antes del Nacimiento de Jesús”.

Pero esto sin duda ha quedado en el pasado, “todo mundo dice voy a una posada, y no es otra cosa que un convivio navideño donde solo hay baile, comida y regalos”, comenta Nora Sierra, quien asegura que vivió las verdaderas posadas, “cuando era una niña recuerdo que hasta iba a dos o tres en un solo día, nos encantaba la petición de posada, los villancicos, romper la piñata con los ojos vendados y el rezo lo disfrutábamos también”.

Las familias y en las iglesias se organizaban las posadas donde los niños recibían con mucho gusto las golosinas, “era una bolsa llena de cacahuates, naranja, dulces y galletas, y donde teníamos que rezar a fin de que nos dieran los dulces, pero era muy divertido y teníamos mucho sentido religioso”.

Para Nora es muy importante que se vivan plenamente las tradiciones decembrinas, entre ellas las posadas y la Navidad, que se recuerde que debemos de preparar nuestro corazón para el Nacimiento del Niño Jesús.

“Son tan bonitas las posadas tradicionales que no sé en qué momento las fuimos perdiendo, y es preciso que como sociedad nos unamos para rescatar esa tradición que es tan nuestra y que ha sido seguida en varios países de América”, recordó.

REGRESO A SU SENTIDO ESPIRITUAL

Lejos del lado materialista que significan actualmente las posadas y la Navidad, es muy importante que se tome en cuenta el verdadero significado de estas fiestas navideñas.

“Fueron promovidas por los misioneros franciscanos y es la preparación para la llegada del Adviento, son 9 posadas, que comienzan el 16 de diciembre y las cuales anteriormente contemplaban rezar el Santo Rosario, cantar la letanía con sus velitas y se llegaba a pedir posada a las casas, unos adentro y otros afuera, era una tradición muy significativa por su carácter religioso”, dijo el Padre Julián Muñoz Heredia.

Quien durante años fue párroco de la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación recordó que “es una lástima que esta tradición se haya perdido, al igual que el ofrecimiento de flores en el mes de mayo, y todo debido al modernismo de estos tiempos y a los ataques que sufre la Iglesia”.

Varias iglesias de la Diócesis de Tampico impulsan esta actividad fomentando el sentido religioso de esta celebración, “a cualquier fiesta no religiosa celebrada desde los primeros días de diciembre hasta el 24 se les llama posada, lo cual es totalmente equivocado y no debe de estar permitido llamárseles así”.

También desea de todo corazón que la posada recobre su verdadero significado, que es tener un corazón lleno de amor verdadero a Dios y al prójimo.

En el puerto varios clubes sociales como el Club de Leones Madero Tampico y la Asociación de Esposas de Médicos del Sur de Tamaulipas realizaron este año una auténtica posada.

LOS SIETE PICOS DE LA PIÑATA

Las piñatas no pueden faltar en ninguna posada y existen varias versiones sobre su origen y una de ellas dice que los mayas solían practicar un juego en el cual, con los ojos vendados, intentaban romper una olla de barro.

En nuestro país esta tradición tiene un sentido religioso y la piñata original sirvió como un instrumento evangelizador de los españoles ya que sus siete picos representaban los 7 pecados capitales: Soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza, y sus colores brillantes simbolizaban la tentación que había que vencer.

El palo que se utiliza para romperla es la fuerza de la virtud que destruía la falsedad y el engaño. Esta es una representación de la fe ciega y de la virtud para vencer al pecado al romperla con los ojos vendados.

En tanto los caramelos y otras golosinas dentro de la piñata representaban las riquezas del reino de los cielos. Al romper la piñata se vencía al pecado y de esta manera se recibían las recompensas del cielo.

NAVIDAD EN LA HUASTECA VERACRUZANA

Ésta es muy diferente en relación a las que se realizan en varios estados de la República Mexicana y sobre todo las de Tuxpan de Rodríguez Cano y Poza Rica de Hidalgo, Veracruz, la cual comienza desde el 7 de diciembre con la búsqueda del “Niño Jesús”.

Se dice que a la Virgen María se le perdió precisamente ese 7 de diciembre el niño Jesús, y entonces los aldeanos al saberlo comenzaron a buscarlo y en su caminata encendieron velas.

Actualmente esta tradición continúa, solo que ahora los padres salen a caminar con sus hijos arrastrando un carro de madera y las calles se encuentran iluminadas con velas que la ciudadanía coloca previamente.

La fiesta continúa con las festividades en honor a la Virgen de Guadalupe el 12 de diciembre, y después las posadas, las cuales recuerdan la travesía de María y José en busca de una posada para pasar la noche y donde María daría a luz.

Se juntan grupos de personas que van de casa en casa pidiendo posada y se lleva un pequeño pesebre en las manos. Las personas de cada casa deben de contestar las prosas cantadas al final de pedir posada y se les regalan fruta, dulces y en ocasiones hasta dinero.

Al terminar de “pedir posada” se hace una fiesta que también se llama “La posada”, donde se ofrecen diversos platillos como tamales de picadillo, camarón, cazón, espagueti, pierna, menudo, y para mitigar la sed se ofrece ponche y bebidas de frutas.

La piñata es una de las protagonistas de esta festividad y la cual está hecha de papel y adentro contiene dulces, frutas y dinero.

LA RAMA

Es una de las tradiciones del sur de Veracruz, la cual también desafortunadamente se está perdiendo y ésta consiste en una procesión que desfila por el pueblo mientras se carga “La rama” la cual se encuentra adornada con frutas, papeles coloridos, imágenes de la Virgen María o el Niño Dios.

Con estos altares móviles los habitantes caminan por las calles y cantan en busca del aguinaldo. El desfile finaliza en casa de algún anfitrión que ofrece generalmente buñuelos y ponche.

Unas de las tradiciones más bonitas de nuestro México son las posadas pero desafortunadamente estas se han ido perdiendo, ya que actualmente se le llama “posada” a cualquier convivio navideño, donde no hay letanías, ni piñata y mucho menos rezos.

Es preciso que así como se retomó la tradición del “Día de Muertos”, a raíz de películas que narran esta costumbre, se retome esta hermosa tradición decembrina que se ha ido perdiendo aun cuando es una de las más representativas de la fe católica.

Las posadas comienzan este lunes 16 de diciembre, desarrollándose durante nueve días para terminar precisamente el 24 de diciembre, día en que nace el Niño Dios.

Ante la vorágine comercial que vivimos, el verdadero sentido de las posadas y la Navidad ha desaparecido, por lo que pocos saben qué se celebra verdaderamente en estas fechas.

ORIGEN DE LAS POSADAS

Las posadas aparecieron en la época precolombina, cuando los frailes evangelizadores se dieron a la tarea de inculcar la veneración a Cristo, como único Dios.

De esta forma los frailes agustinos instituyeron en el año 1587 las llamadas nueve misas de aguinaldo en el Virreinato de la Nueva España, que se realizaban en el atrio de las iglesias en los días que precedían a la Navidad.

Incluyeron representaciones de escenas de la Natividad de Cristo y que concluían con festejos y cantos, todo con la finalidad de facilitar la sustitución de la figura del dios mexica por Cristo.

PERCEPCIÓN DE ESTA FESTIVIDAD

La Iglesia Católica dice que las posadas “son un medio para preparar con alegría y oración nuestro corazón para la venida de Jesucristo, y para recordar y vivir los momentos que pasaron José y María antes del Nacimiento de Jesús”.

Pero esto sin duda ha quedado en el pasado, “todo mundo dice voy a una posada, y no es otra cosa que un convivio navideño donde solo hay baile, comida y regalos”, comenta Nora Sierra, quien asegura que vivió las verdaderas posadas, “cuando era una niña recuerdo que hasta iba a dos o tres en un solo día, nos encantaba la petición de posada, los villancicos, romper la piñata con los ojos vendados y el rezo lo disfrutábamos también”.

Las familias y en las iglesias se organizaban las posadas donde los niños recibían con mucho gusto las golosinas, “era una bolsa llena de cacahuates, naranja, dulces y galletas, y donde teníamos que rezar a fin de que nos dieran los dulces, pero era muy divertido y teníamos mucho sentido religioso”.

Para Nora es muy importante que se vivan plenamente las tradiciones decembrinas, entre ellas las posadas y la Navidad, que se recuerde que debemos de preparar nuestro corazón para el Nacimiento del Niño Jesús.

“Son tan bonitas las posadas tradicionales que no sé en qué momento las fuimos perdiendo, y es preciso que como sociedad nos unamos para rescatar esa tradición que es tan nuestra y que ha sido seguida en varios países de América”, recordó.

REGRESO A SU SENTIDO ESPIRITUAL

Lejos del lado materialista que significan actualmente las posadas y la Navidad, es muy importante que se tome en cuenta el verdadero significado de estas fiestas navideñas.

“Fueron promovidas por los misioneros franciscanos y es la preparación para la llegada del Adviento, son 9 posadas, que comienzan el 16 de diciembre y las cuales anteriormente contemplaban rezar el Santo Rosario, cantar la letanía con sus velitas y se llegaba a pedir posada a las casas, unos adentro y otros afuera, era una tradición muy significativa por su carácter religioso”, dijo el Padre Julián Muñoz Heredia.

Quien durante años fue párroco de la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación recordó que “es una lástima que esta tradición se haya perdido, al igual que el ofrecimiento de flores en el mes de mayo, y todo debido al modernismo de estos tiempos y a los ataques que sufre la Iglesia”.

Varias iglesias de la Diócesis de Tampico impulsan esta actividad fomentando el sentido religioso de esta celebración, “a cualquier fiesta no religiosa celebrada desde los primeros días de diciembre hasta el 24 se les llama posada, lo cual es totalmente equivocado y no debe de estar permitido llamárseles así”.

También desea de todo corazón que la posada recobre su verdadero significado, que es tener un corazón lleno de amor verdadero a Dios y al prójimo.

En el puerto varios clubes sociales como el Club de Leones Madero Tampico y la Asociación de Esposas de Médicos del Sur de Tamaulipas realizaron este año una auténtica posada.

LOS SIETE PICOS DE LA PIÑATA

Las piñatas no pueden faltar en ninguna posada y existen varias versiones sobre su origen y una de ellas dice que los mayas solían practicar un juego en el cual, con los ojos vendados, intentaban romper una olla de barro.

En nuestro país esta tradición tiene un sentido religioso y la piñata original sirvió como un instrumento evangelizador de los españoles ya que sus siete picos representaban los 7 pecados capitales: Soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia y pereza, y sus colores brillantes simbolizaban la tentación que había que vencer.

El palo que se utiliza para romperla es la fuerza de la virtud que destruía la falsedad y el engaño. Esta es una representación de la fe ciega y de la virtud para vencer al pecado al romperla con los ojos vendados.

En tanto los caramelos y otras golosinas dentro de la piñata representaban las riquezas del reino de los cielos. Al romper la piñata se vencía al pecado y de esta manera se recibían las recompensas del cielo.

NAVIDAD EN LA HUASTECA VERACRUZANA

Ésta es muy diferente en relación a las que se realizan en varios estados de la República Mexicana y sobre todo las de Tuxpan de Rodríguez Cano y Poza Rica de Hidalgo, Veracruz, la cual comienza desde el 7 de diciembre con la búsqueda del “Niño Jesús”.

Se dice que a la Virgen María se le perdió precisamente ese 7 de diciembre el niño Jesús, y entonces los aldeanos al saberlo comenzaron a buscarlo y en su caminata encendieron velas.

Actualmente esta tradición continúa, solo que ahora los padres salen a caminar con sus hijos arrastrando un carro de madera y las calles se encuentran iluminadas con velas que la ciudadanía coloca previamente.

La fiesta continúa con las festividades en honor a la Virgen de Guadalupe el 12 de diciembre, y después las posadas, las cuales recuerdan la travesía de María y José en busca de una posada para pasar la noche y donde María daría a luz.

Se juntan grupos de personas que van de casa en casa pidiendo posada y se lleva un pequeño pesebre en las manos. Las personas de cada casa deben de contestar las prosas cantadas al final de pedir posada y se les regalan fruta, dulces y en ocasiones hasta dinero.

Al terminar de “pedir posada” se hace una fiesta que también se llama “La posada”, donde se ofrecen diversos platillos como tamales de picadillo, camarón, cazón, espagueti, pierna, menudo, y para mitigar la sed se ofrece ponche y bebidas de frutas.

La piñata es una de las protagonistas de esta festividad y la cual está hecha de papel y adentro contiene dulces, frutas y dinero.

LA RAMA

Es una de las tradiciones del sur de Veracruz, la cual también desafortunadamente se está perdiendo y ésta consiste en una procesión que desfila por el pueblo mientras se carga “La rama” la cual se encuentra adornada con frutas, papeles coloridos, imágenes de la Virgen María o el Niño Dios.

Con estos altares móviles los habitantes caminan por las calles y cantan en busca del aguinaldo. El desfile finaliza en casa de algún anfitrión que ofrece generalmente buñuelos y ponche.

Policiaca

Vuelca taxi en el libramiento de Altamira y conductor vive para contarlo

Autoridades indicaron que la volcadura de la unidad motriz se produjo al parecer por exceso de velocidad

Local

Multas a quien no cumpla las medidas sanitarias: IP

Señalan que las autoridades se han tardado casi un año en sancionar

Local

Constructoras buscan la recuperación económica

Hay 350 empresas en Tamaulipas afectadas por la baja en el ritmo de trabajo, se perdieron más de 7 mil empleos en el sector en diciembre

Policiaca

Vuelca taxi en el libramiento de Altamira y conductor vive para contarlo

Autoridades indicaron que la volcadura de la unidad motriz se produjo al parecer por exceso de velocidad

Regional

Cazadores arriban a Tamaulipas con certificado anticovid

Al menos 60% del total de visitantes corresponde a cazadores nacionales y el resto son turistas de Texas

Sociedad

Renueva el TecNM sus actividades académicas

El subsecretario de Educación Superior, reconoció a la comunidad del TecNM por encabezar esta transformación en medio de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19

Mundo

[Podcast] Las claves del mundo | Las monarquías 2: Monarquía británica, entre la moral y el cambio

¿Cómo es que el imperio británico llegó a ser tan poderoso y cuáles son los escándalos que rodean a la realeza?

Sociedad

Llegada de Biden reactiva negocio de “polleros” con migrantes

El tráfico de migrantes a Estados Unidos deja a los delincuentes una ganancia que ronda los 69 millones de pesos anuales, según la SRE

Gossip

Estrenarán serie sobre misteriosa desaparición de joven en elevador

El cineasta compartió que desde el momento en que supo de este caso se sintió muy intrigado, por lo que está muy entusiasmado de responder las preguntas del público a través de esta serie