/ martes 28 de septiembre de 2021

Mapaches de Miramar expuestos a la rabia, ¿por qué no los han vacunado?

El sur de Tamaulipas cumple 40 años sin casos de rabia en humanos, pero ¿cómo prevenirla entre las especies exóticas?

El contacto con animales no vacunados contra la rabia como los mapaches aumenta el riesgo potencial a la reincidencia de esta enfermedad en humanos, luego de casi 40 años sin casos entre habitantes de Tampico, Madero y Altamira.

El principal factor es la falta de vacunación antirrábica entre mapaches, contrario a perros y gatos, es que aún no se tiene un control de vacunación por parte de sector salud para esta especie exótica que ha encontrado su hogar en playa Miramar; pero también hay otros factores, como el hecho de que no hay una dosis que se les pueda suministrar.

Tan solo en la campaña que entró en vigor este 19 de septiembre se estima vacunar a más de 25 mil caninos, domésticos y callejeros, a través de brigadas que se encuentran recorriendo las colonias de Tampico, sin embargo, esta vacuna no se puede aplicar a mapaches.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

NECESITAN UNA VACUNA ESPECIAL

La vacuna (antirrábica) para mapaches es de experimentación, de investigación y es por medio de una tableta (oral), no es cualquier vacuna, su costo es muy alto y debe de ser de importación. Estados Unidos cuenta con ellas, pero no hay el presupuesto, no hay el interés, no se sabe cuántas dosis se deberían de comprar y por eso la Federación no las adquiere”.

Señaló lo anterior Adolfo Cortázar Castillo, médico veterinario zootecnista, explicando que para la aplicación de estas vacunas es necesario que primero se realice un censo de cuántos mapaches existen en la zona, principalmente de los que habitan en playa Miramar de Ciudad Madero.

La cercanía de humanos con estos tiernos animalitos hace necesario tener un mayor control | José Luis Tapia

Posteriormente se tendría que diseñar una estrategia de control e identificación que bien puede ser por medio de la colocación de aretes metálicos o de plástico en el que se detalle el control sanitario que llevan cada uno.

UNA DOSIS DISTINTA, APTA TAMBIÉN PARA TEJONES

La vacuna contra la rabia de mapaches posee una sustancia y un conservador del antígeno diferente a la de perros y gatos, que requiere de un tratamiento especial, porque tanto el mapache como el tejón tienen una sustancia en su cuerpo que los hace riesgosos a la vacuna antirrábica que se dispone para el resto de los animales, además de ser una dosis diferente la que ellos requieren.

Cortázar Castillo, presidente del Colegio de Médicos Veterinarios Zootecnistas del Sur de Tamaulipas, reconoció que la proliferación de mapaches “es el gran problema que tenemos -en el manejo de la rabia- nos la estamos jugando con ellos, porque son animales susceptibles, porque están cerca del hombre, en las noches andan en bebederos y botes de basura, cuando se sienten atrapados atacan, mordiendo y rasguñando y en la playa la gente tiene un contacto directo con ellos”.

SIN CASOS DE TRANSMISIÓN CONFIRMADOS

Cortázar Castillo dijo que hasta el momento no se han confirmado casos de transmisión de rabia de mapaches a humanos.

“El problema de la playa es que tenemos mapaches sin ningún control, se tienen que ver la posibilidad de vacunarlos y desparasitarlos. Aunque hasta ahorita no tenemos casos de rabia por transmisión de mapaches, sí tenemos agresiones a las personas porque les quieren quitar el alimento”, refirió.

“Las personas agredidas ni piden auxilio médico, como son foráneos la gran mayoría se van a sus lugares de origen, entonces tampoco tenemos un censo específico de agresiones, se tendría que dar una vigilancia, porque no podemos identificar al animal agresor”, expuso.

En este tenor expuso que los mapaches al ser animales silvestres portan la rabia al igual que el armadillo, coyote, lobo y puma, que habitan las zonas rurales de los municipios vecinos, quienes al quedarse sin alimento o agua en temporadas de intenso calor bajan a la zona poblada y pelean con animales domésticos transmitiéndoles la rabia, otro factor que eleva el riesgo en la zona.

40 AÑOS SIN RABIA HUMANA EN TAMPICO, MADERO Y ALTAMIRA

El veterinario entrevistado expuso que fue hace poco más de cinco años cuando se registraron los últimos casos de rabia humana en la conurbación. Sin embargo, fueron residentes foráneos, por lo que Tampico, Madero y Altamira suman casi 40 años libres de la enfermedad.

“Los últimos casos que hubo aquí fueron foráneos, porque eran personas que venían de otro lugar, fueron casos de Veracruz y San Luis Potosí tienen más de 5 años. La rabia se ha erradicado porque sector salud ha vacunado mucho y se ha concientizado a la gente”, refirió.

Por su parte, el director del Centro de Salud de Tampico, Genaro Ortiz Rentería dijo que “tenemos alrededor de 40 años sin rabia humana por las acciones que se han hecho en el sur”.

Señaló que en medio de lo que fue el primer año de contingencia de coronavirus se vacunó intramuros, sin reportes de perros o gatos con signos de rabia.

“No se han enviado cerebros a analizar por sospechas de rabia a Victoria, de esos animales que mordieron gente, no, en este año y medio de pandemia no hemos tenido situaciones de riesgo de rabia”, refirió.

DESABASTO DE VACUNA ANTIRRÁBICA HUMANA

Ortiz Rentería reconoció que si bien se han tenido años luchando contra el desabasto de la vacuna antirrábica para humanos, la baja incidencia de agresiones caninas en esta pandemia han provocado que se cuente con dosis suficientes para atender estas emergencias.

“Se vacuna a las personas contra la rabia humana cuando al animal no se le puede localizar o muere porque no se pudo dar el seguimiento de vigilancia epidémica, a esas personas, como no hemos tenido un aumento en la incidencia, tenemos vacuna en este momento”, dijo el director médico.

Esta vacuna consta de siete dosis que se aplican en la parte de la espalda de la persona que recibió una mordida de un animal portador de rabia, administrándolas una diariamente, aunque se reconoce que pueden llegar a ser dolorosas y peligrosas, pero es la única manera de garantizar salvar la vida de la persona.

Finalmente, Cortázar Castillo señaló que el desabasto que es frecuente en el sector salud público, se deriva a que es una vacuna de importación, que comercializa Estados Unidos con un alto costo, lo que también la deja fuera del sector privado.

El contacto con animales no vacunados contra la rabia como los mapaches aumenta el riesgo potencial a la reincidencia de esta enfermedad en humanos, luego de casi 40 años sin casos entre habitantes de Tampico, Madero y Altamira.

El principal factor es la falta de vacunación antirrábica entre mapaches, contrario a perros y gatos, es que aún no se tiene un control de vacunación por parte de sector salud para esta especie exótica que ha encontrado su hogar en playa Miramar; pero también hay otros factores, como el hecho de que no hay una dosis que se les pueda suministrar.

Tan solo en la campaña que entró en vigor este 19 de septiembre se estima vacunar a más de 25 mil caninos, domésticos y callejeros, a través de brigadas que se encuentran recorriendo las colonias de Tampico, sin embargo, esta vacuna no se puede aplicar a mapaches.

Suscríbete a la edición digital de El Sol de Tampico aquí

NECESITAN UNA VACUNA ESPECIAL

La vacuna (antirrábica) para mapaches es de experimentación, de investigación y es por medio de una tableta (oral), no es cualquier vacuna, su costo es muy alto y debe de ser de importación. Estados Unidos cuenta con ellas, pero no hay el presupuesto, no hay el interés, no se sabe cuántas dosis se deberían de comprar y por eso la Federación no las adquiere”.

Señaló lo anterior Adolfo Cortázar Castillo, médico veterinario zootecnista, explicando que para la aplicación de estas vacunas es necesario que primero se realice un censo de cuántos mapaches existen en la zona, principalmente de los que habitan en playa Miramar de Ciudad Madero.

La cercanía de humanos con estos tiernos animalitos hace necesario tener un mayor control | José Luis Tapia

Posteriormente se tendría que diseñar una estrategia de control e identificación que bien puede ser por medio de la colocación de aretes metálicos o de plástico en el que se detalle el control sanitario que llevan cada uno.

UNA DOSIS DISTINTA, APTA TAMBIÉN PARA TEJONES

La vacuna contra la rabia de mapaches posee una sustancia y un conservador del antígeno diferente a la de perros y gatos, que requiere de un tratamiento especial, porque tanto el mapache como el tejón tienen una sustancia en su cuerpo que los hace riesgosos a la vacuna antirrábica que se dispone para el resto de los animales, además de ser una dosis diferente la que ellos requieren.

Cortázar Castillo, presidente del Colegio de Médicos Veterinarios Zootecnistas del Sur de Tamaulipas, reconoció que la proliferación de mapaches “es el gran problema que tenemos -en el manejo de la rabia- nos la estamos jugando con ellos, porque son animales susceptibles, porque están cerca del hombre, en las noches andan en bebederos y botes de basura, cuando se sienten atrapados atacan, mordiendo y rasguñando y en la playa la gente tiene un contacto directo con ellos”.

SIN CASOS DE TRANSMISIÓN CONFIRMADOS

Cortázar Castillo dijo que hasta el momento no se han confirmado casos de transmisión de rabia de mapaches a humanos.

“El problema de la playa es que tenemos mapaches sin ningún control, se tienen que ver la posibilidad de vacunarlos y desparasitarlos. Aunque hasta ahorita no tenemos casos de rabia por transmisión de mapaches, sí tenemos agresiones a las personas porque les quieren quitar el alimento”, refirió.

“Las personas agredidas ni piden auxilio médico, como son foráneos la gran mayoría se van a sus lugares de origen, entonces tampoco tenemos un censo específico de agresiones, se tendría que dar una vigilancia, porque no podemos identificar al animal agresor”, expuso.

En este tenor expuso que los mapaches al ser animales silvestres portan la rabia al igual que el armadillo, coyote, lobo y puma, que habitan las zonas rurales de los municipios vecinos, quienes al quedarse sin alimento o agua en temporadas de intenso calor bajan a la zona poblada y pelean con animales domésticos transmitiéndoles la rabia, otro factor que eleva el riesgo en la zona.

40 AÑOS SIN RABIA HUMANA EN TAMPICO, MADERO Y ALTAMIRA

El veterinario entrevistado expuso que fue hace poco más de cinco años cuando se registraron los últimos casos de rabia humana en la conurbación. Sin embargo, fueron residentes foráneos, por lo que Tampico, Madero y Altamira suman casi 40 años libres de la enfermedad.

“Los últimos casos que hubo aquí fueron foráneos, porque eran personas que venían de otro lugar, fueron casos de Veracruz y San Luis Potosí tienen más de 5 años. La rabia se ha erradicado porque sector salud ha vacunado mucho y se ha concientizado a la gente”, refirió.

Por su parte, el director del Centro de Salud de Tampico, Genaro Ortiz Rentería dijo que “tenemos alrededor de 40 años sin rabia humana por las acciones que se han hecho en el sur”.

Señaló que en medio de lo que fue el primer año de contingencia de coronavirus se vacunó intramuros, sin reportes de perros o gatos con signos de rabia.

“No se han enviado cerebros a analizar por sospechas de rabia a Victoria, de esos animales que mordieron gente, no, en este año y medio de pandemia no hemos tenido situaciones de riesgo de rabia”, refirió.

DESABASTO DE VACUNA ANTIRRÁBICA HUMANA

Ortiz Rentería reconoció que si bien se han tenido años luchando contra el desabasto de la vacuna antirrábica para humanos, la baja incidencia de agresiones caninas en esta pandemia han provocado que se cuente con dosis suficientes para atender estas emergencias.

“Se vacuna a las personas contra la rabia humana cuando al animal no se le puede localizar o muere porque no se pudo dar el seguimiento de vigilancia epidémica, a esas personas, como no hemos tenido un aumento en la incidencia, tenemos vacuna en este momento”, dijo el director médico.

Esta vacuna consta de siete dosis que se aplican en la parte de la espalda de la persona que recibió una mordida de un animal portador de rabia, administrándolas una diariamente, aunque se reconoce que pueden llegar a ser dolorosas y peligrosas, pero es la única manera de garantizar salvar la vida de la persona.

Finalmente, Cortázar Castillo señaló que el desabasto que es frecuente en el sector salud público, se deriva a que es una vacuna de importación, que comercializa Estados Unidos con un alto costo, lo que también la deja fuera del sector privado.

Local

"Se lo explico con plastilina”: proyecto que da voz a migrantes y desaparecidos

Con el objetivo de hacer visibles los problemas y a las víctimas en Latinoamérica

Local

En Tamaulipas, 114 mil personas sufren pobreza y hambre

Al menos 3.8% de la población tamaulipeca vive en condiciones severas de vulnerabilidad

Local

Auditan al hospital general del ISSSTE en Tampico

Buscan el cambio de los directivos para tener mejores condiciones laborales

Mundo

Muere el diputado británico David Amess tras ser apuñalado; investigan acto terrorista

Amess fue apuñalado al menos doce veces cuando atendía a los ciudadanos de su circunscripción en Essex, Inglaterra

Local

Zona conurbada avanza a fase II; permiten ferias, conciertos y venta de alcohol

Salud Estatal determinó que todo el territorio está en condiciones para la reactivación económica con uso de cubrebocas y filtros sanitarios

Local

¡Es hoy! Conagua pronostica arribo de frente frío al sur de Tamaulipas

El fenómeno ha ingresado al estado en la región de Nuevo Laredo; ha provocado lluvias y bajas temperaturas

Local

"Se lo explico con plastilina”: proyecto que da voz a migrantes y desaparecidos

Con el objetivo de hacer visibles los problemas y a las víctimas en Latinoamérica

Local

Auditan al hospital general del ISSSTE en Tampico

Buscan el cambio de los directivos para tener mejores condiciones laborales

Círculos

Día Mundial del Pan: aromas y sabores que nos hacen olvidar las penas

Acompañado de un rico café, es de gran consumo en Tampico; aun cuando en la región casi siempre hace calor