/ sábado 5 de febrero de 2022

Palacio de Gobierno de Tampico: joya de la arquitectura que no se inauguró [Video]

El edificio está incluido en el Catálogo Nacional de Monumentos Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia

Su primera actividad fue como albergue, en una contingencia mayor registrada por el impacto de un ciclón en la zona en 1933, lo que retrasó hasta nuestros días que fuera inaugurado de manera oficial.

Además que por falta de presupuesto no se completó como estaba proyectado por el arquitecto Enrique Canseco, que era que el edificio abarcara media manzana, con un enorme patio central.

SU PRIMERA SEDE FUE DONDE ESTÁ LA CATEDRAL

El Palacio Municipal de Tampico es una de las obras arquitectónicas más importantes de la ciudad, pues cuenta con diversas características que lo hacen único, durando su construcción varios años, desde 1928 hasta septiembre de 1933, el cual también sirvió como una gran bodega de alimentos durante el ciclón Hilda de 1955.

De acuerdo a los datos del archivo histórico de Tampico, el punto de la primera sede de los poderes de la ciudad se fijó al norte de la plaza principal, pues al fundarse Santa Anna de Tampico en 1823, a las Casas Consistoriales (sede del Ayuntamiento) se les asignaron dos solares, que corresponden con la actual ubicación de la catedral, mientras que al curato y la iglesia los predios donde ahora está el palacio.

Sin embrago el 1 de febrero de 1825, el Ayuntamiento acordó cambiar la ubicación de las Casas Consistoriales al costado oeste de la plaza de la Constitución. Luego de algunas negociaciones con el párroco José Ignacio Echeverría, a la parroquia se le asignaron los dos solares que ocupaban las Casas Consistoriales al norte de la plaza y quedaron entonces como actualmente se establecieron.

OBRA DE CORRIENTE MONUMENTALISTA CON DIVERSOS "TESOROS”

La antigua Casa Consistorial comenzó a construirse en 1827; el encargado de la obra fue el alarife Antonio Jordán y Sedeño. Además de ser la sede del Ayuntamiento, el edificio también albergó la cárcel municipal hasta 1924 y este inmueble dio servicio hasta que fue demolido a finales de 1928, para iniciar el nuevo.

El colosal Palacio Municipal de Tampico fue erigido en concreto armado con revestimientos de granito y puede inscribirse dentro de la corriente monumentalista clásica cultivada en las décadas que van de 1920 a 1940, con diversas obras en el centro de la ciudad que abarca la edificación de escuelas, el antiguo Hospital Civil, el edificio Águila, el Hotel Imperial y el edificio Alijadores, entre otros.

Sesión de cabildo solemne en el palacio municipal en 1921 | Cortesía: Mediateca INAH

Tiene en su interior piezas de granito de diversos colores, obras artísticas, como murales, bajo relieves, retratos, esculturas, forjas en metal e incluso una réplica fiel de la campana que, de acuerdo a la tradición tocó el cura Miguel Hidalgo en la iglesia de Dolores, Guanajuato el 15 de septiembre de 1910.

MUCHAS DEPENDENCIAS Y VARIOS PERCANCES

Albergó en sus inicios diversas dependencias que después fueron cambiando, como la cárcel municipal, Tránsito, juzgados, el registro nacional de electores, el Departamento de Estadística y Fierros para marcar ganado, la oficina de partes del poder judicial, el Archivo Histórico, talleres de artísticos, el bufete jurídicos de la UAT y otras más.

Siempre ha sido desde sus inicios, punto de concentración de ciudadanos | Cortesía: Mediateca INAH

El edificio, que está incluido en el Catálogo Nacional de Monumentos Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y en el Registro Estatal de Patrimonio Histórico Artístico Edificado, ha sufrido varios percances como un incendio en lo que fue el Archivo Histórico y el derrumbe de pedazos de su estructura por la calle Emilio Carranza.

En su libro “Arquitectura Posrevolucionaria del Noreste de México”, Carlos Lupercio Cruz, señala sobre los edificios del auge petrolero en Tampico que, “no es una arquitectura menor ni merece la indiferencia a la que está sometida. Muy al contrario, es indispensable su urgente revaloración y efectiva salvaguarda, antes que el tiempo olvide estas maravillosas obras que fueron y han sido parte de la construcción de nuestro presente y futuro”.

Su primera actividad fue como albergue, en una contingencia mayor registrada por el impacto de un ciclón en la zona en 1933, lo que retrasó hasta nuestros días que fuera inaugurado de manera oficial.

Además que por falta de presupuesto no se completó como estaba proyectado por el arquitecto Enrique Canseco, que era que el edificio abarcara media manzana, con un enorme patio central.

SU PRIMERA SEDE FUE DONDE ESTÁ LA CATEDRAL

El Palacio Municipal de Tampico es una de las obras arquitectónicas más importantes de la ciudad, pues cuenta con diversas características que lo hacen único, durando su construcción varios años, desde 1928 hasta septiembre de 1933, el cual también sirvió como una gran bodega de alimentos durante el ciclón Hilda de 1955.

De acuerdo a los datos del archivo histórico de Tampico, el punto de la primera sede de los poderes de la ciudad se fijó al norte de la plaza principal, pues al fundarse Santa Anna de Tampico en 1823, a las Casas Consistoriales (sede del Ayuntamiento) se les asignaron dos solares, que corresponden con la actual ubicación de la catedral, mientras que al curato y la iglesia los predios donde ahora está el palacio.

Sin embrago el 1 de febrero de 1825, el Ayuntamiento acordó cambiar la ubicación de las Casas Consistoriales al costado oeste de la plaza de la Constitución. Luego de algunas negociaciones con el párroco José Ignacio Echeverría, a la parroquia se le asignaron los dos solares que ocupaban las Casas Consistoriales al norte de la plaza y quedaron entonces como actualmente se establecieron.

OBRA DE CORRIENTE MONUMENTALISTA CON DIVERSOS "TESOROS”

La antigua Casa Consistorial comenzó a construirse en 1827; el encargado de la obra fue el alarife Antonio Jordán y Sedeño. Además de ser la sede del Ayuntamiento, el edificio también albergó la cárcel municipal hasta 1924 y este inmueble dio servicio hasta que fue demolido a finales de 1928, para iniciar el nuevo.

El colosal Palacio Municipal de Tampico fue erigido en concreto armado con revestimientos de granito y puede inscribirse dentro de la corriente monumentalista clásica cultivada en las décadas que van de 1920 a 1940, con diversas obras en el centro de la ciudad que abarca la edificación de escuelas, el antiguo Hospital Civil, el edificio Águila, el Hotel Imperial y el edificio Alijadores, entre otros.

Sesión de cabildo solemne en el palacio municipal en 1921 | Cortesía: Mediateca INAH

Tiene en su interior piezas de granito de diversos colores, obras artísticas, como murales, bajo relieves, retratos, esculturas, forjas en metal e incluso una réplica fiel de la campana que, de acuerdo a la tradición tocó el cura Miguel Hidalgo en la iglesia de Dolores, Guanajuato el 15 de septiembre de 1910.

MUCHAS DEPENDENCIAS Y VARIOS PERCANCES

Albergó en sus inicios diversas dependencias que después fueron cambiando, como la cárcel municipal, Tránsito, juzgados, el registro nacional de electores, el Departamento de Estadística y Fierros para marcar ganado, la oficina de partes del poder judicial, el Archivo Histórico, talleres de artísticos, el bufete jurídicos de la UAT y otras más.

Siempre ha sido desde sus inicios, punto de concentración de ciudadanos | Cortesía: Mediateca INAH

El edificio, que está incluido en el Catálogo Nacional de Monumentos Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y en el Registro Estatal de Patrimonio Histórico Artístico Edificado, ha sufrido varios percances como un incendio en lo que fue el Archivo Histórico y el derrumbe de pedazos de su estructura por la calle Emilio Carranza.

En su libro “Arquitectura Posrevolucionaria del Noreste de México”, Carlos Lupercio Cruz, señala sobre los edificios del auge petrolero en Tampico que, “no es una arquitectura menor ni merece la indiferencia a la que está sometida. Muy al contrario, es indispensable su urgente revaloración y efectiva salvaguarda, antes que el tiempo olvide estas maravillosas obras que fueron y han sido parte de la construcción de nuestro presente y futuro”.

Local

Norte de Tampico y Ciudad Madero se quedan sin agua; esta es la razón

La Comapa indicó que la condición se mantendrá por lo menos durante el día de hoy

Salud

La hexavalente y anticovid: armaduras modernas contra enfermedades mortales

Del 20 al 27 de abril se conmemora la Semana Nacional de la Vacunación de las Américas; en Tamaulipas miles de niños en riesgo

Local

Comapa Altamira hace un llamado a la ciudadanía por descenso de nivel del agua

El gerente de la Comapa Altamira pidió a la población ser un Ciudadano de 100 en el cuidado del agua dentro del hogar

Local

Reforzarán campañas de vacunación en Tamaulipas

Las autoridades de salud harán un llamado a la conciencia ciudadana para evitar futuros brotes de enfermedades

Local

Avance en sequía del Champayán crea pueblos pesqueros fantasmas

La actividad pesquera ha ido disminuyendo ya que los comerciantes no logran capturar especies debido a los bajos niveles en la laguna